sábado 19/9/20
LIBRERÍA CAZARABET | EL SUEÑO IGUALITARIO

Cuando la trama Gürtel llegó a tierras valencianas

Tierra de Saqueo, escrito por Sergi Castillo, es la crónica de la caída de un régimen que deslumbró al mundo antes de convertirse en el caso de corrupción más indignante de la actualidad.

Cuando la trama Gürtel llegó a tierras valencianas

Tierra de saqueo es la apasionante crónica de la caída de un régimen que deslumbró al mundo entero antes de descubrirse que se sustentaba en un sistema generalizado de corrupción política. El autor, Sergi Castillo, relata con agilidad y rigor periodístico cómo Francisco Camps, el barón más prometedor del PP en 2008, pasó de ser el puntal de Mariano Rajoy y ostentar un poder absoluto en la Comunidad Valenciana a terminar repudiado por su propio partido. La trama valenciana de Gürtel comenzó con los «tres trajes» regalados al “president” pero se ha ido desvelando una inmensa red confeccionada para saquear miles de millones de euros de los valencianos bajo el pretexto de los proyectos faraónicos de Calatrava y grandes eventos como la Copa América o la Fórmula 1.

El autor ha conseguido relevantes testimonios inéditos de políticos y periodistas, así como el análisis de profesores universitarios. José Luis Peñas, ex concejal del PP en Majadahonda (Madrid) que aportó las primeras pruebas del caso Gürtel a la Fiscalía Anticorrupción, ha escrito el prólogo.

La crónica de la caída de un régimen que deslumbró al mundo antes de convertirse en el caso de corrupción más indignante de la actualidad.


Cazarabet | Sergi, ¿qué fue aquello que te motivó a darte un “paseo” por el particular mundo de la corrupción en el País Valencià?

Sergi Castillo | Me motivó la necesidad de tener más información y documentación sobre la corrupción valenciana con la que cada día abrían los informativos todos los medios de comunicación. Ningún compañero había hecho un análisis global de todo lo sucedido, y varios de ellos me animaron a hacerlo, porque había que dejar testimonio de una parte de la historia que nos ha tocado vivir.

Tiras más que nada del hilo de la “trama Gürtel”, ¿por qué? (Aunque con eso ya hay mucho que investigar y demás…, no creas que pongo ninguna objeción, más bien al contrario).

El hilo argumental del libro es la caída de Francisco Camps, un hombre que lo fue todo y estuvo a punto de ser el encargado de sustituir a Rajoy en 2008. El caso Gürtel/Bárcenas ha sido el más grave de la historia de la democracia en España. Esta trama de corrupción penetró en todas las administraciones gobernadas por el PP, y por eso me ha servido como nexo para presentar el resto de casos.

¿Cómo fue el proceso de documentación y la metodología de trabajo y a seguir? ¿Realizaste muchas entrevistas y encuentros tanto políticos como con periodistas, que intentaban hacer bien lo suyo? ¿Cómo te apañabas para montar el gran puzle?

En primer lugar me estudié los casos y toda la documentación existente. Luego entrevisté a las personas que más sabían, los políticos y periodistas que habían denunciado los casos. Finalmente, incorporé a ese relato el análisis de tres profesores o intelectuales que ayudan al lector a contextualizarlo. Todo concebido como un gran reportaje periodístico, sin más pretensiones que narrar una parte de nuestra historia.

¿Se puede decir que la corrupción en el País Valencià mantiene en el poder al PP?

En la Comunitat Valenciana hemos tenido una democracia secuestrada

La tramas de corrupción son las que han tenido el poder. Eran los dirigentes de Gürtel o Brugal los que tomaban decisiones políticas buscando su beneficio personal. Hay múltiples ejemplos en el libro. La corrupción es un enemigo de la democracia, y en la Comunitat Valenciana hemos tenido una democracia secuestrada en la que no había posibilidad de alternativa política, porque se construyó una estructura que lo impedía con el dinero de la corrupción, las redes clientelares y la ausencia de información.

De los casos de corrupción que se destaparon o que han ido emergiendo y flotando, como si se tratase de basura, ¿cuál o cuáles de ellos te han llamado más la atención y por qué?

Sin duda alguna el caso Cooperación por el que está condenado Rafael Blasco. Yo era de las personas que reivindiqué en el instituto que se destinara el 0,7 de los presupuestos a ayudar a los países más necesitados. El dinero que los valencianos destinamos a las víctimas del terremoto de Haití, a la construcción de pozos en Nicaragua o a programas para ayudar a las menores violadas e infectadas de SIDA en África se lo gastaron en viviendas o en un yate. Es deleznable cómo hablan en las conversaciones de que “lo nuestro antes que lo de los negratas”.

Cuando este libro se imprimió en septiembre del 2013 todavía había muchos casos de corrupción pendientes de resolución en el País Valencià , en concreto unos diez, pero en cosa de algo más de un año se incrementan los casos de corrupción porque, aunque Blasco por el caso Cooperación haya tenido que depositar un aval para no verse entre rejas y Carlos Fabra haya entrado muy recientemente, la corrupción en el País Valencià no acaba, más bien parece un chicle que se prolonga (los popios casos tienen ramificaciones). ¿Qué nos puedes comentar?

Hay bastantes más casos y me temo que continuarán saliendo, porque es lo que pasa cuando un régimen se está cayendo. La resolución de los casos está siendo muy lenta, pero estamos viendo los frutos de tanto trabajo de jueces, fiscales, policías y políticos que denunciaron, por qué no decirlo. He recorrido todas las comarcas valencianas hablando del libro y siempre la gente se mostraba incrédula ante la posibilidad de que Fabra entrara en prisión. Es un éxito de los buenos que tenemos que celebrar. Lo hemos conseguido.

¿Estás trabajando actualmente en alguna cosa que nos puedas explicar referente a la corrupción en el País Valencià o fuera de él?

Estoy participando en multitud de encuentros y debates sobre la corrupción. Hay que difundir lo que nos ha ocurrido y que la gente lo conozca. Tenemos que ser capaces de transformar la indignación que ha provocado este capítulo en energía para el cambio y sentar las bases para que estas cosas no vuelvan a pasar. Como periodista hago mi contribución, pero creo que todos debemos mojarnos: la sociedad civil y los políticos implicados.

Pero para que se sepa de los casos de corrupción, ¿qué hace falta: un primer paso con una denuncia en un juzgado, ante la prensa, la cooperación de algunos políticos?

Hace falta que alguien que esté participando decida contarlo, una traición. Puede producirse por un enfado con sus compinches, por no ver satisfechas sus aspiraciones políticas o económicas, por un arrebato de comportamiento ético. Me parece muy digno lo que hizo José Luis Peñas, exconcejal del PP en Majadahonda que grabó a sus compañeros sus fechorías y presentó la primera denuncia. Ha sido perseguido y amenazado por los que eran sus amigos y todavía está imputado por el juez, al haber participado presuntamente en la trama Gürtel. Creo que su acción fue muy positiva para la sociedad y desencadenó la caída del régimen en el que vivíamos los valencianos. Por eso ha sido para mi un honor que él sea el autor del prólogo de Tierra de saqueo, donde cuenta lo que hizo.

De los casos que analizas o a los que te has podido acercar, ¿en cuál has visto que la trama es como más enmarañada, como mejor forjada?

En el fondo siempre actúan de forma similar y copian los mismos sistemas unos casos de otros. Por ejemplo, la trama de empresas que facturaban por servicios no realizados en Emarsa es idéntica a la de Terra Mítica. También sorprende cómo estas tramas colocan a sus peones en sitios clave para poder realizar sus operaciones con garantías: Canal 9 o Feria Valencia son otros ejemplos.

Detrás del ladrillo, del suelo, del urbanismo, hay mucha corrupción y si nos damos un paseo veremos y encontraremos a mucha gente indignada desde Vinaròs a Orihola con campos de golf y urbanizaciones fantasmas a su alrededor, otras urbanizaciones y bloques de piso, recalificaciones de terrenos, el aeropuerto de Castelló que echa mucha peste (alrededor de los terrenos donde se realizaron las obras), todo lo del Pla de Cabanes, Marina D´Or con Cas Oropesa, los miedos sobre El Cabanyal, los miedos sobre las prospecciones petrolíferas ante el paraíso de Les Columbretes, la visita del Papa, lo que, realmente, pasó en Canal 9 o uno de los casos más  amargos y que más ampollas han levantado como el del Metro de Valencia con víctimas. ¿Qué nos puedes comentar?

Mucha gente se ha beneficiado de esos pelotazos, no solo los corruptos, y eso de alguna forma nos anestesió

Mucha gente se ha beneficiado de esos pelotazos, no solo los corruptos, y eso de alguna forma nos anestesió. Desde los dueños de los terrenos a todo el negocio que se generaba con las recalificaciones, abogados, medios de comunicación, empresas que surgían de la nada... Puestos de trabajo y riqueza sin límites. Mientras todo iba bien nadie se quejaba. Con el pinchazo de la burbuja inmobiliaria todo ha cambiado. Con todos los grandes proyectos y los eventos nos hicieron soñar a los valencianos. Fíjate hasta dónde llegamos que intentaron borrar del imaginario colectivo algo tan grave como el accidente de metro del 3 de julio de 2006 porque no entraba en sus planes. Era algo negativo que no controlaron. En este sentido me alegra ahora ver que la sociedad ha abierto los ojos y ha despertado, lo que se refleja por ejemplo en las concentraciones de la Asociación de Víctimas 3J.

¿El tema de las basuras se ha convertido en un negocio más en el País Valencià?

Creo que todavía no se ha investigado en profundidad todo lo que hay detrás de los planes zonales y de los proyectos para la gestión de residuos. El caso Brugal es solo una pequeña parte, en la Vega Baja, de lo que puede estar ocurriendo. La afirmación no es gratuïta, ya que muchos de los implicados en este caso son los que gestionan los residuos en el resto de zonas, con fórmulas similares. Siempre es en las adjudicaciones de contratos multimillonarias y en los grandes proyectos, donde se maneja mucho dinero, donde se asienta la corrupción.

La trama Gürtel va de Madrid al País Valencià, pero de rebote ¿Dónde más salpica? Tengamos en cuenta que esta trama ya se ha llevado por delante a todo un juez, Baltasar Garzón.

En Madrid y Valencia. También en Galicia. Lamentablemente hay ramificaciones cuyas investigaciones no han avanzado lo suficiente y se han archivado. La figura del Baltasar Garzón, como la de José Luis Peñas, ha sido clave en todo este proceso. Han sabido anteponer la verdad y la honestidad a su propia comodidad. Otras personas habrían mirado hacia otro lado de haber sabido lo que iba a pasar con sus vidas. Ellos lo arriesgaron todo y la sociedad está en deuda.

Las aguas es un bien que debería estar garantizado y fuera de toda duda, pero hasta hay corrupción en torno al tema con lo de Emarsa (irregularidades en la gestión de la estación depuradora situada en Pinedo (Valencia) y en la gestión de las Aguas en la Generalitat Valencia. ¿Qué nos puedes comentar? ¿Es el agua, como las basuras, o en un futuro, la sanidad y la educación, un negocio?

Ocurre lo mismo que con las basuras. Emarsa era una de las 460 estaciones depuradoras, pero algunas empresas que han trabajado de forma irregular en ella tienen adjudicaciones en otras tantas. Es necesario abrir un nuevo tiempo en el que haya mucha más transparencia en los contratos, adjudicaciones y la gestión del dinero público.

Cuando la trama Gürtel llegó a tierras valencianas
Comentarios