#TEMP
viernes. 01.07.2022

Una vez más las relaciones entre esposos han pasado por los juzgados. La tradición instalada durante siglos en muchas culturas del dominio del hombre sobre la mujer y el concepto de sumisión y obediencia de la mujer a los requerimientos y deseos del hombre se ha visto limitada y cuestionada por una sentencia judicial. 

Según informan fuentes de la agencia EFE, el Juzgado de Instrucción número 3 de Teruel ha acordado prisión provisional comunicada y sin fianza para un hombre detenido como presunto responsable de agredir sexualmente a su mujer de forma continuada al no consentir esta a las relaciones.

El no es no también es aplicable dentro del matrimonio

La denuncia contra el acusado fue presentada a raíz de dos episodios de violencia registrados en el domicilio familiar de la pareja  ante la negativa de la mujer a acceder a la petición de relaciones.
El tribunal precisa que el acusado amenazó y agredió a su pareja ante un hijo de ambos de 4 años de edad, quien instó a su padre a "dejar en paz" a su madre.
El juez refiere en su auto la existencia de indicios que apuntan a que la mujer, en los 7 años de residencia de la pareja en España, fue objeto de "incontables e innumerables" agresiones sexuales por su negativa a mantener relaciones consentidas con su marido.
Los investigadores han indicado que dos semanas atrás, el presunto agresor obligó a mantener relaciones sexuales a su mujer, que no se opuso por "el miedo, pánico y terror" que le causaba su marido.
Destaca el auto que la mujer "sólo se libra cuando tiene la menstruación, que el marido comprueba bajándole los pantalones".
A juicio del instructor, la credibilidad de la víctima, el parte forense de lesiones y el riesgo de fuga del investigado ante posibles penas de hasta 15 años de cárcel aconsejan la medida de prisión provisional, con la que, añade el magistrado, se prevé evitar posibles acciones contra la mujer "que no pueden garantizarse con una 'mera' orden de alejamiento".
De forma paralela, el instructor ha dictado un segundo auto en el que acuerda una orden de alejamiento del detenido respecto a la víctima a más de 200 metros y en el que acuerda la guardia y custodia del hijo menor a la madre, a la que otorga el disfrute de la vivienda familiar.
Ordena, además, que el investigado siga haciendo frente al pago de los costes de la vivienda así como una pensión mensual de 150 euros para el mantenimiento del niño. 
 

A la cárcel por violar reiteradamente a su mujer