Nuevatribuna

TESTIMONIOS | MEMORIA HISTÓRICA MILITAR

Benito Sacaluga, un marino leal, asesinado por Franco

Sus últimas palabras antes de ser fusilado fueron: “¡Viva la República!”.

Resaltado en la imagen el entonces comandante maquinista de la Armada Benito Sacaluga. La foto es a bordo del Acorazado Jaime I, tomada en abril de 1937.
Resaltado en la imagen el entonces comandante maquinista de la Armada Benito Sacaluga. La foto es a bordo del Acorazado Jaime I, tomada en abril de 1937.

Benito Sacaluga Rodríguez, marino republicano ajusticiado por el régimen de Franco el 29 de abril de 1939.

Benito Sacaluga Rodríguez fue Teniente Coronel de Máquinas de la Armada; Jefe de los Servicios de Inspección de Máquinas de la Flota Republicana; Director de la Escuela Naval Popular de Cartagena; y Submarinista (Cádiz 1.882 - Cartagena 1.939)

Su nieto, Benito Sacaluga, nos relata lo siguiente:

“A mi abuelo lo ejecutaron el 29 de abril de 1939, a las 10 de la mañana, en el Arsenal de Cartagena. Del Cuartel General de Franco (Burgos Orden 4118-2797), se recibieron instrucciones precisas para el fusilamiento, al él debía asistir la dotación completa del Arsenal. con Banda de Música, el personal de la Maestranza, Capellán y autoridades militares. Se ordenó que una vez muerto, con el cadáver en el suelo, desfilasen ante él las fuerzas con destino en el Arsenal”.

El mismo día de la ejecución, el Departamento Marítimo de Cartagena publicaba la siguiente nota en el diario "Cartagena Nueva":

"Sentencias cumplidas:

"Esta mañana a las diez ha tenido lugar la ejecución de la sentencia contra el que fue Comandante Maquinista Don Benito Sacaluga Rodríguez y el cabo Fogonero Juan Escobar Rodríguez. El acto de la ejecución se verificó en el muelle de Carbones de este Arsenal, asistiendo la fuerza de Infantería de Marina, el personal de La Maestranza de este Arsenal y comisiones de los distintos cuerpos de la Armada. Terminada la ejecución desfilaron ante los cadáveres todas las fuerzas que habían formado, al grito de Viva España.” 

En octubre de 2010, la Asociación para la Memoria Histórica de Cartagena publicó lo siguiente:

Un testigo de la ejecución testimonia:

“Una mañana, ya acabada la guerra, Juan que entonces tenía 15 años se situó en un promontorio en el barrio de la Concepción, cerca de la rambla de Benipila, desde donde se podía ver el patio de deportes del arsenal militar, ya que la muralla tenía una altura inferior a la actual, desde allí pudo ver un grupo de hombres armados, entre ellos reconoció a uno, bajito y rechoncho, era el sin duda, D. Benito. Le había servido las muestras de comida en la sede del Estado Mayor donde trabajaba como pinche de cocina.  

benito sacaluga 1D. Benito y los demás fueron conducidos cerca del muro donde ya no le podía ver, pero pude oír como un oficial preguntó, ¿tienen algo que decir? y se pudo oír en voz alta, ¡VIVA LA REPÚBLICA! Sin duda alguna era Benito Sacaluga Rodríguez. Una persona de trato agradable y entrañable.

El testigo era Juan Gómez Hurtado, pinche de cocina, hijo de Juan Gómez Rodas fogonero de la Armada en aquella época desaparecido.”

“A petición de la familia, fue indultado el 20 de abril de 1979, en orden a lo dispuesto por el Real Decreto Ley 10/76 de 30 de julio. El suyo y el del Cabo Fogonero Juan Escobar Rodríguez, fueron los primeros fusilamientos de personal militar en Cartagena, después siguieron cientos, de militares y de civiles durante muchos años".

Para todos aquellos marinos, militares y ciudadanos que quieren que se olvide sin conocer. No es posible. Es insano para la sociedad.