viernes 19.07.2019
PUEBLOS Y PAÍSES DEL MUNDO

Bélgica, contrastes y contradicciones

Bélgica tiene una extensión de 30 528 km2. Limita al norte con los Países Bajos, al oeste con el mar del Norte, al este con Alemania y Luxemburgo, y al sur y suroeste con Francia. Se divide geográficamente en tres regiones: la planicie costera al noroeste, la meseta central y las altiplanicies de las Ardenas al sureste.

Bélgica es un país pequeño con un relieve aparentemente poco variado. Tiene grandes llanuras que se extienden por todo el país. El relieve va ganando altitud a medida que nos alejamos de la costa, de noroeste a sudeste. No obstante, su uniformidad podemos distinguir cinco unidades: la llanura marítima, la campiña flamenca, las mesetas limosas, las Ardenas y el Luxemburgo belga.

f9

La llanura marítima es una estrecha franja de tierra ganada al mar gracias a pólderes como los de los Países Bajos. El litoral consiste en un largo cordón arenoso, de unos 65 kilómetros, con formaciones dunares que deja tras de sí una llanura baja, con una altitud inferior a los cinco metros sobre el nivel del mar. Casi toda la llanura se encuentra bajo el nivel del mar. En la antigüedad estaba ocupada por pantanos y landas, pero los trabajos de polderización ha permitido poner estas tierras en uso.

La campiña flamenca se extiende tras la llanura marítima, hasta una línea imaginaria entre Ieper, Lovaina y Eigenblizen. Está surcada por el río Escalda. Está formada por aluviones arcillosos que raramente alcanzan los veinte metros de altitud, que se resuelve en una serie continua de suaves colinas.

Las mesetas limosas se extienden al sur de la campiña flamenca. Se eleva ligeramente en un largo glacis que dará paso a las Ardenas. Estas mesetas se elevan entre 50 y 300 metros. Tienen un sustrato calizo que ha sido recubierto por los limos de los glaciares. Los ríos se encajan claramente en el terreno individualizando varias mesetas.

Al nordeste se encuentra la meseta de Hesbaye, con un paisaje de colinas bajas. En el centro y sudoeste se encuentra la meseta de Hainaut y Barbante. Hacia el suroeste se extiende una meseta limosa, tras los valles del Sambre y el Mosa, que dará paso a la meseta Condrusiana, que alcanza los 200 y los 300 metros de altitud, y donde aparece, ya, el sustrato calizo que dará paso a las Ardenas. Tienen una altitud de entorno a los 650 metros. En esta región los ríos se encajan profundamente, creando grandes tajos.

El Luxemburgo belga es la punta extrema de Bélgica. Se resuelve en un relieve de cuesta de suelos mayoritariamente margosos.

f8

Así pues, el relieve belga, se puede decir que se organiza en torno al macizo de las Ardenas. Hacia la costa se extienden los depósitos limosos, que forman el cordón litoral, dando a todo el conjunto un aspecto de llanura, y hacia el interior se sitúa una cuenca sedimentaria recubierta de margas que se apoyan en el macizo.

Bélgica es un país surcado por múltiples ríos y canales. A pesar de su pequeño tamaño tiene más de 1.600 km de vías fluviales navegables. Son ríos caudalosos y regulares, que debido a la llanura predominante adoptan un trazado meandriforme, salvo en el macizo de las Ardenas, donde se encajan en el terreno. Los ríos belgas están conectados entre sí por numeroso canales, de tal manera que las principales ciudades están conectadas por vías fluviales.

Dos son los ríos principales que atraviesan Bélgica, el Escalda y el Mosa. Ambos nacen en Francia, son navegables a su paso por Bélgica y desembocan en los Países Bajos. Ningún río importante desemboca en la costa belga.

El río Escalda nace en Gouy (Francia) y tiene 430 km de largo. Es el río principal de Flandes. Es navegable hasta Cambrai; y atraviesa Tournai, Gante y Amberes. Tiene poco desnivel, es un río lento, por lo que las mareas se dejan sentir hasta 160 km de su desembocadura. Desemboca en un amplio estuario al poco de dejar Bélgica. Sus principales afluentes son los ríos Lys, Dender y la cuenca del Dyle-Senne.

f7

El río Mosa nace en Francia y desemboca en el mar del Norte, formando un delta común con el Rin. Es el río de Valonia. Tiene unos 950 kilómetros de largo. Es un río lento y meandriforme muy caudaloso, que permite la navegación de barcazas de hasta 2.000 Tm. Está canalizado en la mayor parte de su recorrido. Sus principales afluentes belgas son: Sambre, Semois y Ourthe.

Existen multitud de ríos más, todos mucho más cortos, y que drenan con eficacia todo el país.

En Bélgica apenas existen lagos. Sólo las zonas pantanosas polderizadas de la costa y tienen características lacustres, pero son de escasa importancia. No obstante, los ríos, en ciertas zonas se ensanchan y se empantanan, formando lagos.

Bélgica se enfrenta a serios problemas medioambientales. Las leyes de protección del agua, aprobadas en el año 1971, no lograron impedir la contaminación del río Mosa, que abastece de agua a cinco millones de belgas, debido al efecto del volcado de residuos industriales de las acerías.

La contaminación de los recursos agrícolas por abonos animales y exceso de fertilizantes incrementó la concentración de nitratos en muchos ríos y la presencia de algas en su superficie. Un informe de 2003 indicó que el agua de los ríos de Bélgica tenía la peor calidad de Europa, y que se situaba a la cola de los 122 países estudiados.

El clima belga es muy uniforme, lo que hace, también, poco variada la vegetación natural existente en el país. Por su situación tiene un clima frío y húmedo, pero la corriente del Golfo dulcifica los climas de esta parte de Europa convirtiéndolos en templados y húmedos. Es el clima marítimo de la costa oeste.

Los centros de acción que le afectan son el frente polar, durante la mayor parte del año, y que trae masas de aire de tipo polar marítimo, frías y húmedas, el anticiclón de las Azores, cuya influencia se nota uno o dos meses en verano, que trae masas de aire de tipo tropical marítimo, cálidas y húmedas, y el anticiclón siberiano, que llega ocasionalmente en los meses centrales de invierno y trae masas de aire polar continental, muy frías y secas, pero que en contacto con las masas de aire marítimo provoca grandes nevadas.

f6

El carácter llano de relieve, y la cercanía al mar, hace que la influencia de este se haga notar en todo el país, lo que da una notable uniformidad climática, pero a medida que nos alejamos de la costa y ganamos altura, el clima se vuelve más frío y húmedo.

Las temperaturas oscilan entre los 3 ºC de media de enero, el mes más frío, y los 17 ºC de julio, el mes más cálido. Las temperaturas absolutas llegan a ser frías en invierno y cálidas en verano. La precipitación media es de unos 800 mm anuales, aunque se observa un claro gradiente de la costa hacia en el interior, hacia donde aumentan las precipitaciones con la altitud. Se dan más de 200 días de lluvia al año, con lluvias débiles y continuas.

La costa tiene temperaturas más suaves y oscilaciones térmicas más reducidas que el interior. En las Ardenas la oscilación térmica anual llega a los 20 ºC, por lo que los inviernos pueden ser notablemente fríos y los veranos calurosos.

Bélgica tiene una población de 11 500.000 habitantes y una densidad de población de 368,5 hab/km², siendo una de las más elevadas de Europa. El área de mayor población son las ciudades de Bruselas, Gante y Lovaina. Otras regiones urbanas importantes son: Lieja, Charleroi, Brujas, Namur, Mons, Courtrai y Hasselt. La región de las Ardenas es la menos poblada del país. En general Flandes tiene, poco más o menos, el doble de población que Valonia.

La población belga está envejecida, como corresponde a un país desarrollado. Son menores de 15 años el 16% de la población, entre 15 y 65 años hay un 66% y más de 65 el 18%. El crecimiento de la población es muy bajo, sobre el 0,1% anual, muy lejos de las tasas de reemplazo, y ello a pesar de un saldo migratorio del 1,2‰.

f5

La tasa de natalidad es muy baja, en torno al 10,2‰, lo que da una fertilidad de alrededor de 1,6 hijos por mujer. La tasa de mortalidad es muy baja (10‰). La esperanza de vida al nacimiento se sitúa en torno a los 79 años.

La población belga es urbana por encima del 97%, pero no existen grades ciudades, sino multitud de ciudades pequeñas de entre 10.000 y 50.000 habitantes, prácticamente no existen poblaciones menores. Sólo Bruselas supera el millón de habitantes.

Las principales ciudades belgas son: Bruselas, 1.100.000 habitantes, Amberes, 500.000 h, Gante, 250.000 h, Charleroi, 220.000 h, Lieja, 200.000 h y Brujas, con 125.000 h.

Bélgica es un país que acoge inmigrantes desde el fin de la segunda guerra mundial. En las décadas de 1950 y 1960 predominaban los italianos, portugueses y españoles, pero tras la crisis de 1973 este flujo se detiene y comienza la inmigración de turcos y magrebíes. En la actualidad, hay un importante contingente de inmigrantes hispanoamericanos, especialmente de Ecuador y un pequeño número de inmigrantes que proviene de las antiguas colonias belgas.

Bélgica tiene tres lenguas oficiales, el flamenco, que lo habla el 70% de la población, un 20% de ellos valones, el francés, que lo habla el 41% de la población, la mayoría de ellos en Valonia, aunque el 70% de la población lo conoce, incluido el 60% de los flamencos, y el alemán, que lo habla sólo el 1% de la población. Existe un alto porcentaje de la población que es bilingüe.

f4 

Desde la independencia, el catolicismo ha tenido un papel importante en la política belga. La Constitución laica permite la libertad de culto, y el Gobierno respeta este derecho en la práctica. En una encuesta realizada en el año 2001, el 47 % de la población del país se identificó católico, el 3,5 % musulmán, entre el 1,2 % y el 1,4 % protestante, el 0,7 % ortodoxo, entre el 0,4 % y el 0,5 % judío y el 0,1 % anglicano.

Además, el 15 % declaró no identificarse con ninguna religión y el 7,4 % se describió como laico. Una investigación llevada a cabo en 2006 en la región de Flandes que es considerada más religiosa que Valonia, mostró que el 55 % de las personas se identifican como religiosos, y otro 36 % cree que algún dios es el creador del mundo.

SU ECONOMÍA

Bélgica es uno los países más ricos de la Unión Europea, y del mundo. Fue el primer país de la Europa continental en el que prendió la revolución industrial, tras Inglaterra. Tiene un índice de desarrollo humano alto. Su Estado del bienestar está muy desarrollado, y alcanza a toda la población con servicios de primer nivel.

Su economía se basa, fundamentalmente, en los servicios. La agricultura aporta el 1% del PIB y acoge al 2% de la población activa, la industria supone el 24% del PIB y el 25% de la mano de obra y los servicios el 75% del PIB y el 73% de la fuerza de trabajo.

El grado de desarrollo del país muestra una clara divergencia entre la región flamenca, más industrial, y la valona más agrícola, y sufre la crisis de su antigua industria siderúrgica. En Lieja y Charleroi se creó desde el siglo XIX una potente industria minera y acerera.

f3

Un cuarto de la superficie del país se destina a la agricultura, y otro tanto a los pastos. Otro 20% está ocupado por bosques que se explotan silvícolamente. Se trata de un sector muy capitalizado que utiliza con ventaja todos los avances de la revolución verde, especialmente los cultivos en invernadero.

La campiña flamenca, especialmente Barbante y Hainaut es la región en la que la agricultura intensiva está más desarrollada. En las Ardenas y las mesetas limosas de Valonia predomina la dedicación ganadera y silvícola. Las explotaciones son muy pequeñas, debido a la gran abundancia de explotaciones a tiempo parcial.

Los principales productos belgas son los hortícolas, las flores y las frutas de invierno. Tiene una importante cabaña ganadera, pero todo ello es insuficiente para atender a las demandas de alimentación del país, por lo que debe de importar gran parte de los productos que consume.

La industria belga es principalmente textil, al calor de la cual se desarrolló la industria siderúrgica, ubicada en Valonia, cerca de las regiones mineras. La siderurgia ha permitido una potente industria automovilística, naval, ferroviaria, de armamento y electrónica de consumo. Es muy importante la industria química, pero en realidad destaca en todos los sectores industriales, como país desarrollado que es.

El carbón es la fuente de energía preferente, ya que debe de importar todo el petróleo que consume. Las cuencas mineras son las de Borinage, Charleroi, Lieja y Herve, pero el carbón es ya un recurso escaso en Bélgica. También es un importante productor de cinc y cobre.

f2

Los servicios están muy desarrollados. Destaca el comercio, tanto el local como el internacional. Los principales socios comerciales de Bélgica son Alemania, los Países Bajos, Francia, el Reino Unido, Italia, los Estados Unidos y España. Su balanza comercial es claramente positiva.

Los transportes cuentan con una red muy desarrollada, para dar servicio a las mercancías industriales que se exportan y los alimentos que se importan. Consta de una densa red de autopistas y canales que comunican todas las ciudades y estas con el exterior. Los puertos tienen salida al mar a través de los grandes ríos. Amberes y Gante son los principales puertos de Bélgica.

SU HISTORIA

La separación entre el idioma romance y el germánico coincidió con el límite del Sacro Imperio Romano Germánico, que dividió a los Países Bajos por la mitad.

Entre los años 1519 y 1814 las provincias sureñas fueron sucesivamente gobernadas por España desde el año 1519, Austria 1713 y Francia 1794, Posteriormente, la caída de Napoleón en 1814, las potencias europeas impusieron la unificación con el norte. Las provincias del sur habían ya forjado una identidad propia y no estaban dispeustas a aceptar una autoridad holandesa.

La economía de la región se basaba en la producción de lino y la manufactura textil, cuya expansión fomentó un gran crecimiento demográfico. Terratenientes y manufactureros coincidieron y la concentración de los telares favoreció la industrialización.

En el año 1830, la burguesía belga se armó contra las autoridades holandesas. El conflicto se generalizó. Y las potencias reconocieron la independencia de las provincias del sur, que desde entonces pasaron a llamarse Bélgica. El Congreso adoptó la monarquía parlamentaria, que ha sobrevivido hasta nuestros días.

f1

A finales del siglo XIX, los obreros exigieron el derecho de voto y mejores condiciones de trabajo. Tras violentos incidentes, el gobierno aprobó leyes de vivienda popular y de protección en el trabajo, en particular a mujeres y niños. El Parlamento cambió la Constitución y, en el año 1893, se implantó el sufragio universal masculino, pero en forma limitada. El voto universal, sin limitaciones para hombres fue introducido en 1919.

Entre los años 1880 y 1885, el rey Leopoldo II, al frente de un grupo de inversores, financió expediciones internacionales al Congo, que convirtió en su enclave privado. La mala administración económica junto con las severas protestas de varios países europeos por la excesiva represión y explotación que sufrían los nativos, forzó al gobierno belga a asumir el Congo como colonia en el año 1908.

Con esto vieron fin los peores excesos, si bien tanto el gobierno como la iglesia y los negocios belgas aumentaron su influencia en el territorio durante los años siguientes.

El sistema democrático se vio dos veces amenazado debido a las guerras mundiales. Bélgica negó a Alemania permiso para cruzar su territorio en el año 1914, lo que le involucró en la guerra. El Tratado de Versalles devolvió a Bélgica los territorios de Eupen y Malmédy.

Bélgica firmó en el año 1920 un acuerdo de asistencia militar con Francia y, al año siguiente, se unió económicamente con Luxemburgo. En África las tropas belgas ocuparon las excolonias alemanas de Ruanda y Burundi, luego de que la Liga de las Naciones le otorgara su mandato.

Entre los años 1940 y 1944, Bélgica fue ocupada por Alemania. El retorno del rey, que era prisionero de los alemanes, generó controversia. En un plebiscito, 2l 57% de los votos votó por su vuelta, pero la tensión en la región valona obligó a Leopoldo III a abdicar a favor de su hijo Balduino en el año 1950.

Bélgica, Luxemburgo y Holanda formaron la asociación económica del Benelux en el año 1947, n el marco de la entonces llamada Comunidad Económica Europea. Bélgica ingresó en la OTAN en el año 1949.

El Congo belga se independizó en el año 1960, pero tanto Bélgica como las potencias occidentales siguieron interviniendo en la excolonia. Se independizaron en el año 1962 Ruanda y Burundi.

Se les adjudicó a las comunidades lingüísticas mayor autonomía en las cuestiones culturales en el año 1970. El Parlamento aprobó una nueva estructura federal en el año 1980, con las regiones de Flandes, Valonia y Bruselas como capital, lo que inició un proceso de descentralización.

Fue en el año 1975 cuando las mujeres belgas conquistaron el derecho a igual remuneración que los hombres.

A partir de 1983 se instalaron cohetes nucleares de la OTAN y esto generó una gran polémica nacional. Entre los años 1984 y 1985 las instalaciones de la OTAN sufrieron atentados. Los cohetes fueron retirados en 1988, tras un acuerdo entre los Estados Unidos y la URSS.

fportada

El treinta y uno de julio de 1993, tras cuarenta y tres años de reinado, murió el rey Balduino, que fue sustituido por su hermano Alberto al no haber tenido descendencia Balduino.

El Parlamento aprobó en 1993 cambios constitucionales que transformaron a Bélgica en un estado federal. En mayo de 1995, los votantes eligieron por primera vez, además de sus representantes al Parlamento, los 75 miembros de las tres asambleas regionales de Bruselas, Flandes y Valonia. El primer ministro Jen Luc Dehaene en el poder desde el año 1992, obtuvo una clara victoria en los comicios nacionales.

El gobierno belga cerró el presupuesto del año 1997 con un déficit del 2,7% del PIB. A pesar de la enorme pública que excedía claramente los criterios del tratado de Maastricht, se le permitió a Bélgica ingresar en la Unión Europea Monetaria.

Los acuerdos de Lambermont, en el año 2001, continuaron la reforma del Estado por vía de la descentralización. Se transfirió el control de la agricultura y el comercio exterior a Flandes y Valonia. La seguridad alimentaria siguió siendo un asunto federal. Durante estos años se sucedieron escándalos vinculados a la alimentación que amenazaron al país.

La fiebre porcina, la enfermedad de la vaca loca y la aftosa forzaron la dimisión de Dehaene y llevaron al poder a una coalición liderada por Guy Verhoftadt, líder del Partido Liberal Flamenco. Coaligado con socialistas y verdes de ambas comunidades, Guy Verhoftadt dejó fuera del gobierno por primera vez en cuarenta y un años, a los democristianos.

En base a la ley de genocidios de 1993, los crímenes contra la humanidad cometidos en cualquier parte del mundo pueden ser juzgados en Bélgica. En el año 2001, cuatro ciudadanos ruandeses fueron sentenciados en Bruselas por tomar parte en el genocidio de 1994. Ese año, la ley del genocidio motivó que el primer ministro israelí. Ariel Sharon cancelará su visita a Bélgica por las denuncias palestinas de las masacres de 1982 de Shabra y Shatila en Líbano. A partir de la presión diplomática del canciller Louis Michel restó fuerza considerable a la ley del genocidio.

En el año 1996, Marc Dutroux fue arrestado por el secuestro, violación y asesinato de varios niños. La opinión pública se escandalizó ante la noticia y se perdió la confianza en el aparato policial y judicial. La renuncia de un alto magistrado durante el proceso de investigación desencadenó una protesta masiva. Esto provocó reformas en su aparato policial y en el poder judicial.

Bélgica reanudó relaciones diplomáticas con la República del Congo en el año 2001. El primer ministro Guy Verhoftadt y el canciller Michel visitaron la excolonia para fomentara las relaciones de paz, que deberían poner fin a la guerra en el oriente del país.

El flujo de refugiados provenientes del Tercer Mundo y países excomunistas se convirtió en tema político en Europa. Bélgica siguió la tendencia, abolió todo apoyo económico a los refugiados e incremento un rápido proceso de deportación.

En julio de 2001, Bélgica asumió la presidencia de la Unión Europea e impuso la tasa Tobín a las transacciones financieras. El uno de julio del año 2004 se votó en el Parlamento belga.

La ley entraría en vigor una vez que los otros miembros del Unión Europea votarán para su cumplimiento. En enero del año 2002, el euro reemplazó el franco belga como moneda nacional.

En agosto del año 2002, el gobierno accedía a la venta de armamento a Nepal, que según la oposición atentaba contra la ley que prohíbe la venta de armas a países en guerra civil. La coalición de gobierno se mantuvo hasta las elecciones de junio de 2003, pese a que enfrentó una gran sucesión de problemas, en las que los partidos integrantes obtuvieron la mayoría de los votos.

En septiembre, Bélgica se convirtió en el segundo país del mundo, después de Holanda, en legalizar la eutanasia.

El desarrollo político de Bélgica en los últimos años es de todos conocidos, siendo fundamental el problema político existente entre los flamencos y valones. Es de esperar que todos estos problemas sean superados y que Bélgica continúe siendo un país importante dentro de la Unión Europea.

Comentarios