domingo 20/9/20
MACRODEMANDA COLECTIVA DE ADICAE

La banca se lleva, “de modo fraudulento”, entre 4.000 y 5.000 millones de euros al año por las cláusulas suelo

15.000 familias han demandado a 101 entidades de crédito. Los abogados de la banca mantienen que los afectados por las cláusulas suelo sabían lo que firmaban.

La banca se lleva, “de modo fraudulento”, entre 4.000 y 5.000 millones de euros al año por las cláusulas suelo

Todavía quedan más de 2 millones de hipotecas con cláusulas suelo

Alrededor de 15.000 familias están pendientes estos días del juzgado de lo Mercantil 11 de Madrid, donde se desarrolla la vista de las medidas cautelares de la macrodemanda de ADICAE contra las cláusulas suelo en las hipotecas de 101 entidades de crédito. El presidente de ADICAE, Manuel Pardos, explicó a los medios de comunicación que “todo el mundo se ha pronunciado ya contra esta cláusula abusiva y esperamos que el juzgado también lo haga”.

Manuel Pardos ha indicado que la banca se escuda en que eliminar las cláusulas suelo “supondría un gran peso para ellos” y replica que “el bienestar de la banca no se puede basar en abusar de cientos de miles de familias cobrando un canon totalmente fraudulento. Aún quedan más de 2 millones de hipotecas con cláusulas suelo en España, por las que la banca se está embolsando de modo ilegítimo alrededor de 4.000 ó 5.000 millones de euros cada año”, ha indicado el presidente de ADICAE.

Pardos ha señalado que el hecho de plantear una demanda colectiva contra 101 entidades de crédito “es el único modo de hacer Justicia para varios millones de hipotecados que tienen que soportar las cláusulas suelo. Pretender que se acuda a los juzgados de 1 en 1 y con el DNI en la boca supondría que la Justicia fuese ineficaz”. El presidente de ADICAE se ha mostrado optimista sobre el desarrollo de la vista: “hoy, por fin, va a empezar una actuación judicial que puede acabar con las cláusulas suelo”, ha señalado.

Manuel Pardos ha explicado que con las medidas cautelares que ha pedido ADICAE se persigue que se suspendan las cláusulas suelo de las familias inmersas en la demanda mientras dura el juicio. “Estas cláusulas son un enorme peso para las familias, y perseguimos que se dejen sin efecto estos intereses abusivos. A partir de ahí vendrá la discusión de si los bancos tienen que devolver o no el dinero cobrado fraudulentamente”, ha indicado Pardos.

JURISPRUDENCIA

Existe ya suficiente jurisprudencia para ello: una sentencia del Tribunal Supremo condenando a retirarlas a BBVA, Novagalicia y Cajas Rurales Unidas, otra condenando a Bankia a quitar decenas de cláusulas suelo, y decenas de sentencias de audiencias provinciales condenando a la banca no solo a retirarlas, sino también a devolver el dinero cobrado.

Además el presidente de ADICAE se ha referido a la actuación de la banca durante este proceso judicial, calificando de “jauría” a sus abogados, que han “intentado acosar a los jueces” y ha recordado que “ya consiguieron suspender la vista el año pasado”, algo que no debe volver a ocurrir. “Debe acabar esta pesadilla para las familias, creemos que si las cláusulas suelo son nulas como han dicho ya varios tribunales, incluido el Tribunal Supremo, tendrían que quedar suspendidas y devolverse lo cobrado de más”, explica.

En lugar de valorar la situación del global de los afectados, los abogados de la banca se han limitado a exponer supuestos conocimientos por parte de algunos afectados, sin reconocer que existen criterios jurídicos para considerar abusivas estas cláusulas. Por ejemplo la Ley de Consumidores y Usuarios estipula como cláusulas abusivas “todas aquellas estipulaciones no negociadas individualmente y todas aquellas prácticas no consentidas expresamente que, en contra de las exigencias de la buena fe, causen en perjuicio del consumidor y del usuario un desequilibrio importante en los derechos y obligaciones de las partes que se deriven del contrato”.

También son cláusulas abusivas las que vinculen el contrato a la voluntad del empresario, limiten los derechos de los consumidores y usuarios, determinen la falta de reciprocidad en el contrato, impongan garantías desproporcionadas o fijen indebidamente la carga de la prueba o contravengan las reglas sobre competencia y derecho aplicable. Sobre la transparencia de las condiciones financieras en las hipotecas, la Ley exige a las entidades que informen previamente a sus clientes de la existencia y alcance de estas cláusulas.

A la vista de las medidas cautelares han acudido alrededor de 200 afectados, que han querido acompañar al equipo jurídico de ADICAE en este proceso tan importante para más de dos millones de familias hipotecadas en toda España.

ADICAE también considera "decepcionante" la actuación del fiscal, "que ha hecho de abogado defensor de la banca". “Nos planteamos denunciarle ante la Fiscalía Defensora de los Consumidores ya que ha tenido una actuación irresponsable, repitiendo los argumentos de la banca”, explica el presidente de ADICAE. “La banca está siguiendo una estrategia coordinada para dilatar el proceso, siempre a la defensiva. Es una guerra de trincheras en la que el fiscal no está defendiendo a los consumidores”, acusa Pardos.

La banca se lleva, “de modo fraudulento”, entre 4.000 y 5.000 millones de euros al año...
Comentarios