miércoles 11.12.2019
MEMORIA HISTÓRICA

El Ministerio de Justicia recupera la nacionalidad española para los republicanos deportados y los judíos sefarditas

Justicia recupera la nacionalidad española para republicanos deportados y judíos sefarditas

Me ha llamado la atención que en la página web del Ministerio de Justicia aparecieran dos noticias juntas: la de edicto con el listado de españoles que murieron en Mauthausen y Gusen para que puedan ser inscritos como fallecidos y la de los judíos sefardíes y sus requisitos para la nacionalidad española.

Con esto, se les reconoce como españoles, a los primeros, retirando su condición de apátridas, que se les dio en la II Guerra Mundial, por parte de las autoridades franquistas, especialmente por el cuñado de Franco y Ministro antisemita Ramon Serrano Suñer, y que les condenó a la deportación y al exterminio que hace tiempo ya fueron inventariados en el libro de Benito Bermejo y Sandra Checa, Memorial: Españoles deportados a los campos nazis (1940-45) editado por el Ministerio de Cultura en el año 2006.

España siempre ha tratado de blanquear su participación en el Holocausto, pero ahora ya se sabe que no solo condenó a los 10.000 republicanos a la deportación y el exterminio, sino que no hizo nada por los judíos nacidos en España, que acabaron en Auschwitz

A los segundos, los judíos sefarditas, se les reconoce como españoles, en base a unos requisitos según la Ley 12/ 2015, de 24 de junio entre ellos pasar unas pruebas en el Instituto Cervantes. Esta ley, reconoce la deuda de España con los judíos expulsados por los Reyes Católicos y con los exterminados durante el Holocausto, pero como ya hemos dicho en numerosas ocasiones, cuando hace referencia a los diplomáticos franquistas que salvaron a algunos judíos, oculta que hubo normativa antisemita, como la de paso de fronteras de 11 de mayo de 1939, que impedía a los judíos que huían del Holocausto, pasar a España.

Es muy importante que se reconozca a los republicanos deportados y exterminados por el nazismo, como españoles, ya que esto nos prueba la clara relación y colaboración del franquismo con el nazismo, y como a través de la Gestapo, y la policía española, se llevaron a cabo acciones, que acabaron condenando a los republicanos españoles a ser también víctimas del Holocausto.

España siempre ha tratado de blanquear su participación en el Holocausto, propagando el mito de los diplomáticos “salvadores de judíos“, pero ahora ya se sabe que no solo condenó a los 10.000 republicanos a la deportación y el exterminio, no reconociéndoles como españoles, sino que no hizo nada por los judíos nacidos en España, que acabaron en Auschwitz.

Comentarios