<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
jueves. 08.12.2022

¿Qué es la Justicia Transicional? Es una serie de medidas relacionadas con la idea de justicia que se aplican en momentos de transición política de regímenes dictatoriales a democracias, o de transición política de situaciones en la que existe un conflicto armado y se quiere llegar a la paz y crear una nueva sociedad. 

La Justicia Transicional posee un conjunto de instrumentos cuyo objetivo es ver cómo tratar con un pasado violento con el objetivo de luchar contra la impunidad y sentar las bases para un futuro mejor. Una sociedad basada en la confianza cívica, confianza en las instituciones, reconciliación en un sentido positivo y para eso se necesita una serie de medidas que rindan cuentas con ese pasado.

Históricamente, se puede hablar de tres momentos importantes de la Justicia Transicional:

1. La II Guerra Mundial con los juicios de Núremberg, aunque las exhumaciones no entran en la Justicia Transicional.

2. En los años 80-90 se establecen diferentes equipos de exhumaciones y de antropología forense en Latinoamérica cuando se van terminando las diferentes dictaduras. Se crea la CONADEP (Comisión Nacional de Desaparición de Personas en Argentina) donde se construye una idea de que hubo una guerra fratricida que no se puede volver a repetir, aunque no se habla de violaciones de Derechos Humanos (DDHH).

3. Por último, en el Siglo XXI se establece el paradigma en los Estados postconflicto que implica la normalización de la excepción, es decir, se ha interiorizado el discurso de la Justicia Transicional como herramienta para rendición de cuentas y en ese sentido amparar a las víctimas de violaciones de Derechos Humanos.

Sobre todo, la justicia transicional tiene que ver con las víctimas. Se centra en sus derechos y dignidad como ciudadanos y seres humanos y busca la rendición de cuentas, el reconocimiento y la reparación de los daños sufridos. Al poner a las víctimas y su dignidad en primer lugar, la justicia transicional señala el camino a seguir para un contrato social renovado en el que se incluye a todos los ciudadanos y se protegen los derechos de todos. 

La justicia transicional tiene que ver con las víctimas. Se centra en sus derechos y dignidad como ciudadanos y seres humanos y busca la rendición de cuentas

La implementación de estas respuestas ya sea sola o en combinación, ayudan a una sociedad a pasar del conflicto a la paz sostenible, del autoritarismo a la democracia, de un legado de abusos masivos contra los derechos humanos al respeto de los derechos humanos, y de una cultura de impunidad a una en la que los ciudadanos son tratados con dignidad. 

Son aplicables en países todavía desgarrados por la guerra, en aquellos que emergen de un conflicto o represión y en democracias desarrolladas que enfrentan violaciones de derechos humanos no reconocidas asociadas con el racismo sistémico y la marginación. Sin embargo, estos procesos no son fáciles de implementar y pueden llevar años. Un desafío común es cómo estructurar o secuenciar los pasos. Otro es mantener el impulso inicial, la energía y el optimismo mientras se impulsan procesos que pueden tardar mucho en completarse. 

No hay una ruta trazada. Diferentes sociedades toman rutas diferentes, dependiendo de la naturaleza de las atrocidades que ocurrieron y las particularidades de esa sociedad, incluyendo su cultura, historia, estructuras legales y políticas y capacidad, así como su composición étnica, religiosa y socioeconómica. Qué tan lejos y qué tan rápido transite una sociedad por este camino depende de la determinación, el esfuerzo incansable y la colaboración de muchas partes interesadas, desde actores gubernamentales y políticos hasta víctimas, organizaciones de la sociedad civil y ciudadanos del común.

Un desafío común es cómo estructurar o secuenciar los pasos. Otro es mantener el impulso inicial, la energía y el optimismo mientras se impulsan procesos que pueden tardar mucho

La justicia transicional involucra a personas que se unen para enfrentar los legados de graves atrocidades, o para poner fin a ciclos recurrentes de conflictos violentos, mediante el desarrollo de una variedad de respuestas. Estas respuestas pueden incluir reformas de los sistemas e instituciones legales y políticos que rigen una sociedad, así como mecanismos para descubrir la verdad sobre lo que sucedió y por qué y para determinar el destino de las personas detenidas o desaparecidas forzosamente. 

Pueden incluir procesos judiciales y extrajudiciales, como enjuiciamientos penales nacionales o internacionales para responsabilizar a los perpetradores. También pueden incluir iniciativas para proporcionar a las víctimas de múltiples formas, tales como compensación económica, pensiones, restitución de la propiedad o de los derechos civiles y políticos, acceso a la atención de la salud o la educación, y reconocimiento y memoria de las víctimas y los abusos que sufrieron. 

En el caso de España, se empezó a legislar a favor de las víctimas de ambos bandos entre los 70-80s. La Justicia Transicional es una herramienta potente para las víctimas que posibilita a la sociedad civil reclamar al Estado a través de elementos internacionales. Tiene doble estatus: es una herramienta objetiva porque habla de justicia, pero su aplicación no es del todo neutral y te tienes que encasillar en una idea de víctima con una serie de ideas y características en las cuales tienes que renunciar a una serie de capacidad de agencia para estar ahí dentro. 

En España no se ha producido una verdadera Justicia Transicional y por este hecho aún hay conflictos en la sociedad española

Esto no está dentro de la Justicia Transicional, pero si del uso y la práctica que se le da, asimismo, la Comisión de la Verdad elige que se va a estudiar con un marco temporal férreo. No se trata de negar su efectividad, sino que se tenga en cuenta el contexto en el que se aplica y por, otro lado, estas medidas deben tener la participación de las víctimas y como se puede legitimar a las víctimas. 

En España no se ha producido una verdadera Justicia Transicional y por este hecho aún hay conflictos en la sociedad española por cómo se debe actuar antes las graves violaciones de Derechos Humanos que se dieron en la Guerra Civily en la posterior dictadura. No nos equivoquemos, ambos bandos cometieron delitos definidos como crímenes de guerra y que entraría dentro de graves violaciones de los Derechos Humanos.

Por último, compartir esta reflexión de Sócrates: “Cada uno de nosotros sólo será justo en la medida en que haga lo que le corresponde”.

La justicia en momentos de transición