sábado 28/11/20

Análisis de los Presupuestos Generales del Estado para 2021 con perspectiva de género

Aproximadamente el 62% de las mujeres desempleadas reciben subsidio, frente al 76% de los hombres en paro

Las organizaciones feministas que promueven la ‘Plataforma Impacto de Género Ya’ han elaborado la 13ª edición del Manifiesto ante los Presupuestos Generales del Estado en el complejo contexto actual. El objetivo reside en alcanzar una redistribución equitativa de recursos y oportunidades frente a la desigualdad social y de género preexistente.

JPEG

La crisis actual, generada por la Covid19, ha acrecentado los parámetros de desigualdad social y de género que ya existían y que afectan, en mayor medida, a las mujeres como empleadas, cuidadoras no remuneradas y ciudadanas de todos los ámbitos. Frente a esto, la Plataforma Impacto de Género Ya –y todas las organizaciones feministas vinculadas- han redactado conjuntamente un 13º manifiesto ante los Presupuestos Generales del Estado, con el cual analizan y persiguen una redistribución de recursos y oportunidades basada en la equidad. El documento se pretende presentar en debate vía telemática a los Grupos Parlamentarios a lo largo de la próxima quincena, junto con las firmas recogidas.

Por su parte, el gobierno –habiendo iniciado ya en 2020 propuestas como los ERTES o el aumento del gasto sanitario y de protección social- eleva para 2021 el Presupuesto consolidado, un 22% superior al de 2018. Además, se transferirá cierta cantidad a las Comunidades Autónomas para una agenda digital, social y verde en 40 programas presupuestarios inéditos. Sobre esto, el informe de Impacto de Género expone una metodología común clasificando su “pertinencia de género” según su contenido dinerario.

Empleo

La pandemia del coronavirus ha paralizado buena parte de la actividad económica y el empleo es el principal sistema de reparto de riqueza para 8’7 millones de mujeres, 10’4 millones de hombres y casi 10 millones de pensionistas. Así la no discriminación por sexo en este sector y la protección pública por desempleo constan en la Constitución. El segundo trimestre de este año reflejó una pérdida del 5’5% del empleo ya que los casos de Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) se consideraron ocupados. Esta medida ha supuesto una herramienta protectora del empleo con impacto positivo de género, por cada mujer que perdió su empleo, cuatro lo salvaguardaron mediante un ERTE.

En el sector empleo existen diversas desigualdades latentes en los datos ofrecidos por la EPA este año. En el aumento del desempleo se registra una brecha de género de 11 puntos y, en número de contratos a jornada parcial, las mujeres triplican al de los hombres. A esta se suma la brecha salarial ya que, de media anual, el salario de las mujeres es un 78’6% del de los hombres. Además, los sectores más castigados son el de la hostelería, las empleadas de hogar; discriminadas del seguro de desempleo, y el colectivo de autónomos y autónomas. Por eso, Impacto de Género celebra la aprobación de diversas medidas como un subsidio temporal de desempleo excepcional del 70%, entre otras.

No obstante, desde la plataforma contemplan la posibilidad de que el presupuesto destinado al Ministerio de Trabajo y Economía Social sea insuficiente, en un periodo en el que aumenta el paro y la brecha de género en el mismo, ya que el 18’4% de las mujeres son desempleadas -4 puntos por encima de los hombres-, de las cuales el 66’2% cobra seguro o subsidio de empleo -13 puntos menos que los hombres-. Además fijan algunos de sus objetivos, empleando a 96.443 mujeres víctimas de violencia de género, con discapacidad o en exclusión, capacitación digital de paradas en el medio rural, crear en la Inspección de Trabajo la Oficina Estatal de Lucha contra la Discriminación, entre otras.

Pensiones

La Seguridad Social supone, después del empleo, el principal mecanismo de redistribución social con 172.226 millones de euros y 10,2 millones de pensionistas. Por ello, 144 organizaciones feministas Por la igualdad de las mujeres en el Sistema de Pensiones denuncian, una vez más, una brecha de género del 52% para 5 millones de mujeres.

De esta manera, la plataforma reitera acelerar la igualdad en los salarios y tiempos cotizados de mujeres y hombres reduciendo la brecha de género, crear en 2021 doscientos mil empleos en sanidad, educación, atención a la dependencia y servicios sociales regularizando así trabajo remunerado y servicios públicos, sustituir el “complemento de maternidad” establecido en 2016 por políticas públicas contra la penalización laboral de la maternidad, igualdad real y equidad para empleadas de hogar y trabajadoras agrarias y la subida del 1’8% de los PGE 2021 para las pensiones no contributivas.

Medios de subsistencia

La aprobación del Ingreso Mínimo Vital como prestación permanente de la Seguridad Social es una medida esencial contra la pobreza y la exclusión social, ya que en 2019 en España el 26% de las mujeres y el 24’6% de los hombres viven en la pobreza. Además esto alcanza a uno de cada dos hogares monoparentales –el 81% monomarentales-. No obstante, las organizaciones firmantes denuncian que el IMV llega a 461,50€/mes, mientras que la recomendación europea fija la cuantía mínima para superar el umbral de pobreza en 739,00€/mes. Y del mismo modo, denuncian que de las ayudas prometidas a 850.000 hogares –incluyendo 160.000 familias monomarentales- sólo se están pagando a 88.207 familias según los datos de octubre.

Al respecto, la plataforma solicita que el IMV llegue sin ninguna controversia a las personas sin recursos de subsistencia y que sea un derecho individual y no de la “unidad de convivencia”, rebajar la edad mínima, redefinir el concepto de familia monoparental y reducir algunos requisitos para personas solas, que la SS desglose cada mes las prestaciones por sexos y cuantías mejorando el personal y medios de gestión, homogeneizar los procedimientos entre Comunidades Autónomas y que sea una prestación accesible a las víctimas de trata y a las mujeres extrajeras víctimas de violencia machista.

Igualdad y violencia de género

El presupuesto para esta materia es del 156% respecto a 2018, no obstante desde Impacto de Género piden que el Ministerio de Igualdad tenga una plantilla de personal adecuada ya que las 400 trabajadoras que se prevén para 2021, dicen, “no podrán hacer la comprobación y control que establecen las leyes”. Además, piden la reposición del 100% de la plantilla del Instituto de la Mujer y dotación de capacidades a los organismos institucionales de igualdad, así como la inversión en Programas plurianuales del Ministerio de Igualdad con objetivos e indicadores definidos.

El documento firmado reúne en este punto todos los programas de acción del Ministerio de Igualdad y los desglosa por capítulos, especificando cuantías destinadas. Así, el primer programa estará destinado a Servicios sociales y Mecanismos de Recuperación y Resiliencia con 48’5 millones €, el segundo programa ‘Igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres se desdobla en el Plan Corresponsables –Bolsa de asistencia a domicilio para menores de 14 años- y en el Instituto de la Mujer. El programa C, Actuaciones para la prevención integral de la violencia de género, aglutina 180 millones €, el programa Igualdad de trato y diversidad gestiona con casi 2 millones € la Dirección General de Diversidad Sexual y Derechos LGTBI y la Dirección General de Igualdad y Diversidad Étnico-Racial. Por último, el recientemente impulsado programa de Dirección y Servicios Generales de Igualdad obtienen 6’7 millones €.

Dependencia y servicios sociales

En 2020, la crisis pandémica ha agudizado la problemática en servicios sociales en general y la atención a la dependencia en particular. Aparte de la pérdida de personas atendidas, se registran 10.000 puestos de trabajo remunerado menos. Por eso, en esta materia los PGE/2021 suponen un cambio de estrategia elevando su cuantía un 34’4% respecto al año anterior y destacando la, ya solicitada, aportación al nivel mínimo garantizado para personas de Gran dependencia y la creación de unos 25.000 puestos de trabajo.

A pesar de esto, no se prevé eliminar toda la lista de espera y los servicios seguirán siendo deficientes. Son 384.149 las personas en esta situación, de las que el 39% están a la espera de ser valoradas. Según la ADGSS, hasta septiembre de este año, 35.277 personas dependientes han fallecido en lista de espera sin haber recibido la prestación que les correspondía. Por eso, las organizaciones firmantes ven con interés el programa del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 que promueve una estrategia para alcanzar la cobertura universal del servicio de teleasistencia y formación de profesionales. En definitiva, demandan la actualización del modelo de cuidados de mayores en las residencias, centros de día y en la ayuda a domicilio.

Sanidad

El presupuesto del Ministerio de Sanidad para 2021 es de 3.146 millones de euros, un aumento del 374% respecto al de 2018 (663 millones) y entre sus objetivos se encuentra afrontar posibles rebrotes de la pandemia global, acabar con la temporalidad estructural actual elevando los ratios de personal médico por habitante, reforzar los recursos de la Atención Primaria a la Salud como recurso primario y gestionar estratégicamente Productos Sanitario Críticos para posibles pandemias. Otras de las medidas no tan visibles son, por ejemplo, eliminar el copago farmacéutico e incrementar la inversión en I+D+i biosanitaria. Para ello aumentará los recursos destinados al Sistema Nacional de Salud.

Este presupuesto consta de 11 programas basados en cuatro pilares fundamentales: Hacer frente a la pandemia internacional por la Covid-19, avanzar en la conquista de derechos sanitarios, impulsar políticas públicas sobre el Estado de Bienestar y mejorar la gestión de la información sanitaria con innovación y digitalización. El informe refleja las medidas concretas que se pretenden perseguir a corto plazo entre las que destacan la adquisición de vacunas frente al coronavirus y la garantía de acceso universal al SNS, entre otras. Sin embargo, Impacto de Género denuncia que la igualdad de género no aparece en estos objetivos de forma directa. Tampoco lo hace el ámbito de la salud sexual y reproductiva, salvo en el Observatorio de Salud de las Mujeres. Reclaman que “se observa el limitado número de iniciativas referidas específicamente a las desigualdades de género y de participantes en ellas. No aparece presupuestación para el OSM”.

Educación

Las dotaciones destinadas a Educación para 2021 serán el doble que el año anterior. El punto fuerte de este Ministerio es el programa ‘Concesión de becas y ayudas’ para etapas no obligatorias, ni gratuitas. No obstante, otros programas como destinados a la educación de todos los ámbitos, formación de profesorado e inversión en centros educativos y medios persiguen el progreso en materia educativa.

Sobre esto, la plataforma insta a crear esquemas de aprendizaje específicos para equilibrar las brechas de género en según qué sectores -ciencia, tecnología, ingeniería en contraposición a asistencia sanitaria y social-. También reclama una cobertura mínima del 72% de la educación de 0-3 años, una modernización del modelo Formación Profesional integrando la perspectiva de género que oriente sin sexismo y estereotipos, un impulso a la formación de profesorado en materia de igualdad y prevención de la violencia de género y una actualización, también con perspectiva de género, de los sistemas tecnológicos y digitales.

Cooperación internacional

Este campo supone un reto para el Estado Español ya que se ha situado, en el contexto europeo, a la cola de la cooperación y la actividad internacional. En 2019 nos situamos en un 0,19% de esfuerzo de ayuda y con la propuesta actual no cambiaría esta realidad, lo que es más, se complica el compromiso de alcanzar el 0,5% en cuatro años. De esta manera, la Agenda 2030 fallaría en su dimensión internacional dejando a muchas personas atrás.

El Informe de Impacto de Género explicita una serie de objetivos e indicadores de género difícilmente alcanzables con lo asignado en los PGE 2021. Esto se debe a que los cambios con los presupuestos del año anterior, en esta materia, son mínimos contando únicamente con “la contribución a Organismos Internacionales de 62 millones €”. La plataforma, desde un análisis de género, cree insuficientes los recursos para realizar las medidas anunciadas por la Ministra de Asuntos Exteriores de una Política Exterior y de Cooperación Feminista.

Este Informe elaborado por la plataforma Impacto de Género Ya ha sido firmado, a 10 de noviembre, por un total de 34 asociaciones y organizaciones feministas entre las que se encuentra la Asamblea Feminista de Madrid o la Federación de Planificación Familiar Estatal. Para consultar el Manifiesto pinche aquí.

Fuente y Fotos: Archivo AmecoPress. Cedida por el Impacto de Género Ya.
 

Análisis de los Presupuestos Generales del Estado para 2021 con perspectiva de género