miércoles 27.05.2020

El Algarve, una maravilla para los sentidos

El Algarve, una maravilla para los sentidos

Acabó de estar en el sur de Portugal y me ha encantado la costa sur del Algarve. Es una zona que les recomiendo, no sólo por los paisajes pero también por la comida.

Si me acompañan les muestro los lugares que he visitado y les recomiendo.


TAVIRA

Durante la reconquista cristiana de la península, las fuerzas portuguesas llegaron al Algarve en el año 1238. Tavira fue conquistada el 11 de junio de 1239, por las fuerzas de D. Paio Peres Correia, Maestro de la Orden de Santiago por Portugal. El 9 de enero de 1242, Sancho II de Portugal (1223-1248) donó las áreas de Tavira y el mecenazgo de su iglesia a la Orden de Santiago, una donación confirmada en 1245 por el Papa Inocencio IV.

Al ser conquistada la ciudad por una orden militar castellana, Alfonso X de Castilla la reclamó para sí. Al negarse los portugueses, la asedió y la conquistó en el año 1252. Al año siguiente, firmó un tratado por el cual Afonso III de Portugal (1248-1279) se casó la hija de Alfonso X, y si fruto de esta unión resultara un niño, al cumplir los siete años, el abuelo materno le regalaría el Algarve. Teniendo las condiciones de esa legislación se completó en 1264, Alfonso X dio el Algarve a Afonso III por carta de 20 de septiembre, establecida en Sevilla.

algarve-2

El castillo de Tavira

Más tarde, en el contexto de la Guerra de la Restauración de la Independencia, Juan VI (1640-1656) confirma todos los privilegios otorgados a Tavira por sus predecesores, determinando las obras de modernización del castillo medieval, reforzando su estructura y adaptándola a los disparos de la entonces artillería moderna. . La defensa de la aldea se completará en 1672, el inicio de la construcción de la Fortaleza de São João da Tavira en 1717.

En el siglo XVIII, la estructura del castillo será severamente dañada por el terremoto de 1755, que sin duda contribuyó a que en los siglos siguientes el perímetro defensivo de la aldea fue desmantelado en gran medida.

Las paredes de Tavira muestran varias etapas de construcción, la más antigua de las cuales se remonta a la época almorávide a finales del siglo XI o principios del XII. Se cree que fue construido por una fortaleza en el ángulo sureste y un recinto amurallado orientado en dirección Norte-Sur, ambas de dimensiones modestas.

algarve-3

Fue reformada posteriormente en el período almohade, cuando adquirió los principales elementos que han llegado hasta nuestros días, de los cuales sobreviven restos de barro. En la actual Plaza de la República, junto al edificio del Overseas National Bank, se descubrió una antigua herradura de puerta arqueada, asociada en su origen, a una torre defensiva. En la ciudadela aún se conserva una torre de barbacana, multifacética y orientada al sur, separada de otras estructuras.

A partir de la conquista de Christian, se produjo una nueva etapa constructiva, dándole la planta oval aún identificable, que, en la Edad Media, alcanzó unas cinco hectáreas, superficie considerable para el tiempo y que muestra la importancia de la aldea. Este período se destaca las intervenciones llevadas a cabo bajo los reinados de D. Afonso III y D. Dinis. En la transición a la Edad Moderna, esta puerta se convirtió en el principal eje de paso entre el interior y el exterior de las paredes, por lo que está inscrita en las armas de este soberano.

Las leyendas del castillo moro de Tavira

La tradición local afirma que en el castillo hay una mora encantada en la noche de San Juan y llorar por su destino. Ella era la hija de Aben-Fabila, el gobernador moro, cuando Tavira fue conquistada por cristianos y desapareció por magia. Se dice que tenía la intención de regresar para reconquistar la ciudad y así rescatar a la hija, pero nunca tuvo éxito.

Otra leyenda cuenta la gran pasión de un caballero cristiano, Don Ramiro, el moro encantado. Una noche de San Juan, cuando el caballero vio llorar a la mora en las almenas del castillo, quedó impresionado tanto por su belleza como por la miseria de su condición. Desesperado en el amor, decidió escalar las murallas del castillo para desencantar.

La tarea, sin embargo, resultó difícil, y el jinete tardó tanto en escalar que rompió el amanecer, pasando el tiempo para poder romper el hechizo. En ese momento, los moros llegaron llorando a la nube que colgaba sobre el castillo, mientras D. Ramiro miraba impotente. La frustración del caballero fue tal que desde entonces luchó con gran ardor en la lucha contra los moros, e incluso ganó un castillo.

algarve-4

algarve-5

ALMANCIL

LA IGLESIA DE SAN LORENZO

Tiene una imagen exterior sobria, pese a sus elementos barrocos. La fachada principal rematada por frontón triangular con volutas y pórtico de líneas rectas, al que se sobrepone un ventanal con frontón interrumpido. Su interior es de nave única con altares laterales y capilla mayor cubierta con cúpula esférica, todo él enteramente revestido de azulejos, incluida la cúpula, lo que constituye un caso singular.

Los paneles de azulejos están fechados en el año 1730 y firmados, en una ostensible cartela situada sobre la puerta principal, por Policarpo de Oliveira Bernardes, uno de los componentes del llamado “ciclo de los maestros” de la azulejería portuguesa. Los ocho paneles de las paredes (dos en los laterales de la capilla mayor y tres a cada lado de la nave) representan diversas escenas de la vida y milagros de San Lorenzo, concluyendo con su martirio quemado vivo en una parrilla.

Los doce pilares laterales presentan alegorías de otras tantas virtudes conducentes a la santidad, mientras en el coro aparecen las tres virtudes teologales. En la bóveda las escenas muestran la entrada en el reino celestial de San Lorenzo, siendo recibido por la Santísima Trinidad.

algarve-6

En la cúpula, por último, se muestra la coronación de San Lorenzo, completando así un programa iconográfico coherente. Los efectos escenográficos de la cúpula, casi un trampantojo, sugieren que el autor, además de la experiencia obtenida como discípulo de su padre, el también artista del azulejo Antonio de Oliveira Bernardes, había estudiado tratados eruditos de escenografía y perspectiva.

Pese a la firma, la autoría de los paneles de las paredes, que no fueron elaborados in situ, sino transportados por barco, ha sido puesta en duda por algún autor y atribuida a algún artista próximo a Policarpo de Oliveira.

La duda se sustenta en que la escritura notarial para contratar la decoración de azulejos no fue suscrita directamente con el artista, sino con los maestros albañiles que construyeron la iglesia, los hermanos Borges, que se comprometieron a proporcionar y colocar los azulejos en un plazo de pocos meses, por lo que parte de ellos pudieron ser comprados a otro artista vecino de Bernardes. En todo caso, ese mismo autor corrobora que la cúpula presenta la técnica característica de Bernardes.

Además de los azulejos, en interior de la iglesia destaca el retablo de la capilla mayor en talla dorada, de estilo barroco, atribuido al importante imaginero algarvio Manuel Martins.

algarve-7

ALBUFEIRA

El crucero para visitar las cuevas y avistar delfines comienza en el nuevo puerto deportivo de Albufeira. El crucero por la costa del Algarve le lleva hasta la playa de Carvoeiro, pasando por espectaculares formaciones rocosas por el camino.

algarve-8

Visite las grutas o siéntese y relájese en la cubierta. Al regresar a Albufeira, el barco se aleja de la costa para comenzar la búsqueda de delfines. No deje de observar la superficie del mar para poder ver las bandadas de delfines juguetones que suelen verse en estas aguas. Entre las especies más comunes que se pueden ver están los delfines comunes y los delfines nariz de botella.

algarve-9

LOULÉ

En el año 1249, las fuerzas de D. Afonso III (1248-1279) conquistó la ciudad con la ayuda de los caballeros de la Orden de Santiago, bajo el mando del Maestro D. Palo Peres Correia. Elevado a la sede del condado por la Carta de 1266, D. Dinis donó el pueblo y sus campos a la Orden de Santiago en el año 1280.

Con el ciclo de descubrimientos portugueses, la región del Algarve, experimentó una nueva oleada de crecimiento económico, que también se benefició Loulé. La exportación de vino, aceite de oliva, frutas y pescado seco y sal. Gracias a estas características, desde 1422, los muros del castillo fueron reconstruidos por D. Henrique de Meneses, primero conde de Loulé.

algarve-10

El crecimiento urbano fue absorbiendo gradualmente las paredes antiguas, un proceso que se aceleró tras el daño impuesto por el terremoto de 1755, que destruyó la mayor parte del pueblo. Después de la conservación y restauración de los trabajos desarrollados en el siglo XX, todo el interior del castillo se utiliza como un museo arqueológico y una biblioteca municipal. El castillo se alza en uno de los vértices de la cerca medieval de la ciudad. Tenía una extensión de aproximadamente cinco hectáreas, considerada extensa para la época, y que podemos dividir en dos núcleos principales:

a) La Alcazaba, el espacio eminentemente militar.

b) La Medina, principalmente civil y administrativa.

El resto de este conjunto consta de tres torres que actúan como límite de la ciudadela. En el plano inferior, la llamada Calle Barbacana sugiere que aquí habría erigido una estructura paralela a las paredes, tal vez desaparecido durante la apertura de la disposición de la calle. La temprana Medina dejó una torre cuadrangular, originalmente el minarete de la mezquita musulmana, adaptado después de la cristianización, como la torre de la campana de la iglesia de San Clemente.

LA CAPILLA DE NOSSA SENHORA DE LA ROCHA

Hay muchas dudas acerca de los orígenes de la capilla de Nuestra Señora da Rocha, así como del presunto fuerte que, inicialmente, aquí existió. La ubicación privilegiada del promontorio donde se sitúa llevó a que desde siempre este lugar estuviera fortificado, “dominando toda la costa entre” Ossonoba (Faro) y Lacobriga (Lagos) y protegiendo una “playa originariamente con acceso sólo por vía marítima”, “un puerto cerrado entre amplios acantilados”.

algarve-11

La actual configuración del templo es de difícil catalogación. Por un lado, se reaprovecharon capiteles tardo-antiguos, lo que presupone una construcción en plena Alta Edad Media. Por otra, las sucesivas obras de embellecimiento y de pintura, a la par de la inexistencia de excavaciones arqueológicas, imposibilitan un más riguroso análisis del monumento, lo que contribuye a las dificultades de datación.

La capilla se compone de dos espacios esenciales: un narthex rectangular, abierto al exterior por una arcada triple asentada en columnas y dos capiteles datados de los siglos III-IV, altura a la que deben corresponder también las bases de las columnas; y el cuerpo, cuadrangular y cubierto por una cúpula octava dominante, sin paralelos aparentes en la restante arquitectura religiosa regional. En el interior, esta cúpula está cubierta por techo de madera y se articula con el retablo moderno, tripartita, que se ajusta a la pared naciente.

Si la cronología de la capilla es dudosa, lo mismo sucede con la fortaleza. Sólo poseemos informaciones seguras para los finales del siglo XVI. En 1821 se encontraba ya muy destruida, no identificándose grandes parcelas del perímetro original y, en la actualidad, es poco lo que queda, debido a la erosión del mar, que incluso, amenaza la propia estructura de la capilla.

EL FARO DE PONTA DA PIEDADE

El Algarve occidental está formado por amplias playas de arena y altísimos acantilados, muchos de ellos erosionados por las poderosas olas que azotan la costa. La Ponta da Piedade está considerada la principal característica natural de esta fascinante línea costera, con sus acantilados tallados hasta formar pilares de roca, túneles naturales y grutas ocultas. Estos dorados acantilados de arenisca, con sus ángulos imposibles, destacan en vivo contraste contra los tonos verdes y turquesa profundo de las aguas del océano, y la región en conjunto sólo puede ser descrita como asombrosa.

algarve-12

Punta de la Piedad, está situada a tres km al sur de Lagos y es el extremo meridional de la bahía de Lagos. Hasta el cabo llega una sola carretera que pasa por las playas de Doña Ana y Camilo y termina en el faro, donde hay un amplio aparcamiento. Llegar hasta la base de los acantilados requiere descender (y subir) un tramo de 182 escalones.

El cabo de Ponta da Piedade está considerado uno de los mejores puntos del Algarve occidental para admirar la puesta de sol. Los atardeceres allí son preciosos, con el sol descendiendo tras los altos acantilados de Sagres al oeste y la inmensa superficie del océano. En días claros hay magníficas vistas a lo largo de la costa hasta Carvoeiro.

algarve-13

LA FORTALEZA DE ARMAçãO DE PERA

Al final del paseo peatonal, junto a la playa de Armaçao de Pera, se sitúa lo que en un tiempo fue el Fuerte de San Antonio de Pedra da Gale, conocido popularmente como Fortaleza de Armaçao de Pera. Su construcción se remonta al siglo XV, como edificio defensivo, posteriormente en el siglo XVIII, se amplió y reforzó para la defensa del continuo ataque de los piratas.

algarve-14

Actualmente poco queda de aquel fuerte, tan sólo la capilla levantada en honor a su patrón, por lo que ha sido remodelado y convertido en un mirador, desde donde se contempla bonitas vistas de la playa.

La “capela de Santo António” está en el interior de la fortaleza de Armação de Pêra. Fue construida en la segunda década del siglo XVIII para honrar la memoria del patrón de la fortaleza, San Antonio.

EL CASTILLO DE SILVES

El castillo de Silves fue construido entre el siglo VIII y el XIII y es considerado el mejor conservado de los castillos árabes del país.

La colina sobre la que se encuentra el Castillo de Silves evidencia vestigios de un lugar de culto visigoda (siglo VI-VII), según lo confirmado por los testimonios de época omeya (siglo VIII-IX), un edificio importante de Espolio cuadrangular y variado.

Durante el periodo califal (siglo X) comenzó la construcción de las defensas, que pueden verse hoy en día, las paredes son muy amplias en la zona oeste, más tarde modificado.

algarve-15

Las paredes y las torres que componen el Castillo de Silves son principalmente el resultado de las campañas más importantes y son obra de los almorávides (siglo XII-XIII), que fue seguido por otros realizados durante las dos primeras dinastías y posterior restauración. El castillo de Silves es la fortificación islámica más importante del territorio nacional actual, y se convirtió en 1910, en monumento nacional de Portugal.

El castillo tenía forma de almendra con unos cinco metros de altura y dos metros y medio de grosor. El perímetro de la muralla era de casi 1.200 metros. En su recorrido nos encontramos con algunos baluartes y elementos semejantes a las almenas para su defensa y también había un camino de ronda para que andarán por el los guardianes.

La muralla tenía doble misión, defensiva y fiscalizadora. Contaba con varias puertas controlando la entrada de mercaderes y vendedores. En los puestos de guardia de las puertas se abonaban los correspondientes impuestos.

Se dice que la muralla era de tierra y piedra tosca sin labrar, una mampostería pobre que provocó un rápido deterioro.

LA CATEDRAL DE SILVES

La estructura presenta ahora una matriz fundamentalmente gótica, pero también elementos de otras épocas, ya que ha sufrido modificaciones a lo largo de los siglos.

Se cree que fue construida sobre una mezquita después de la reconquista de la ciudad a los musulmanes por parte de Dionisio I de Portugal. Se sabe que el edificio actual fue iniciado entre mediados y finales del siglo XIII. Varios terremotos han ido deteriorando el edificio aún sin terminar, y acabó siendo reformado a mediados del siglo XV, con una estructura de arquitectura gótica más simple.

En el siglo XVIII, después del terremoto de Lisboa de 1755, y la destrucción de varios edificios, la catedral sufrió más cambios en el estilo barroco, que se puede observar en la parte superior de la fachada principal que termina en volutas, el portal sur y el nuevo campanario.

La catedral tiene una planta en forma de cruz latina, con crucero abovedado en la intersección de los brazos del mismo, rematado por un ábside con una piedra arenisca roja en el extremo en el altar mayor. La nave principal tiene una altura máxima de unos dieciocho metros, además de otras dos naves laterales con altares decorados con tallas doradas de estilo barroco, estas naves se encuentran separadas de la nave central por sólidos pilares octogonales.

algarve-16

El portal principal de la catedral, ubicado en alfiz (elemento rectangular de piedra sobre el que está integrado a través del portal), está formada por un arco compuesto con arquivoltas que se disponen en degradación. Los capiteles son posiblemente contemporáneos al Monasterio de Batalha, el edificio que más influyó en la catedral, que se ha convertido en el mayor ejemplo de arquitectura gótica en el Algarve. La fachada sur de la catedral tiene un portal barroco/rococó de 1781, conocida como “Puerta del Sol”.

En el interior existen varias tumbas en el suelo de los obispos y las familias nobles de Silves y la tumba de piedra del rey Juan II fallecido y enterrado aquí en 1495, y que acabó por ser posteriormente trasladado al Monasterio de Batalha.

EL PUENTE ROMANO

El puente romano de “Silves” o Puente Vieja, cuya reconstrucción es del siglo XV, podía ya existir durante la época de la ocupación árabe, lo que algunos autores justifican por la existencia de vestigios de una vía romana en las proximidades.

Este puente está soportado por cinco arcos redondos, cuyos pilares están protegidos por cortáosla.

algarve-17

LA CRUZ DE PORTUGAL

Es un monumento en la ciudad de Silves, clasificado como un monumento nacional desde 1910. Este nombre también se utiliza para referirse a la Cruz de la Orden de Cristo.

Mide unos tres metros de altura y su aspecto revela rasgos supuestamente estilo gótico florido y estilo manuelino, en un trabajo de decoración meticulosa. Está hecho de piedra caliza de color blanco cremoso, muy poroso y tiene grandes características de la erosión. Encontramos uno de un lado y del otro crucificado un Cristo bajado de la cruz y brazos de su madre, a saber, una Pietá. Está bordeado por una construcción de piedra y barandillas y un porche que protege, en cierta medida, el vandalismo y menos propio clima, realizado en 1943 y luego rehecho en 1953.

Se sabe que en 1824, el municipio le daba la base de piedra caliza que aún tiene hoy día y que el crucero tendría al menos el doble de la altura que hoy tiene, destacándose de las casas y siendo un punto de referencia de la ciudad.

algarve-18

El crucero pertenece al siglo XV y, de acuerdo con el estilo gótico flamígero utilizado, tal vez el último cuarto de ese siglo. El hecho de que un tipo de piedra caliza no existente en la región de Algarve, sugiere que la cruz no se ha hecho allí, y por lo tanto importado de otra región. El nombre del crucero Cruz de Portugal lleva a algunos a pensar que puede haber sido encargado.

Los elementos figurativos muy contenidos en el mismo no son muy recurrente en Portugal, como la existencia de Nuestra Señora de la Merced (Piedad). El propio estilo gótico tampoco es recurrente en este país.

Teniendo en cuenta la fecha de presentación de la Cruz y arquitectónicos y elementos decorativos que contiene, como la Pietà y un Cristo crucificado, una de las hipótesis más probable es que la Cruz de Portugal ha sido donado a la ciudad por el motivo de la visita del rey Manuel I de 1499, como agradecimiento por la bienvenida a este monarca en la catedral de los restos del rey Juan II, que murió en Alvor pocos años antes, enterrado allí.

Es costumbre ver a la gente de rodillas ante la cruz invocando la gracia divina, y durante la altura del Viernes Santo, rezaría alrededor de la misma. La banda de música Silvense daba los conciertos de la misma cruz de Portugal.

El Algarve, una maravilla para los sentidos