¿ME ACOMPAÑAS A CONOCERLA?

Albi, una sorpresa para los sentidos

Albi es una sorpresa muy grata para el visitante, por la ciudad y por los edificios que posee.

LA CATEDRAL DE SANTA CECILIA

La catedral de Albi fue construida a partir de la finalización de la guerra de los cátaros, también conocida como cruzada albigense, en la que por orden del Papa de Roma se combatió el movimiento del catarismo, considerado hereje.

Una característica de los cátaros eran sus críticas a la iglesia católica por el lujo que en esos tiempos mostraba, por lo que para contrarrestarlas, el entonces arzobispo de Albi decidió construir un edificio exterior muy austero.

La catedral de Albi es la mayor catedral del mundo de ladrillo teniendo 113 metros de largo y 35 de ancho. Presenta una imagen de gran fortaleza defensiva, en la que destaca su enorme torre con 78 metros de altura.

La catedral tardó dos siglos fueron necesarios para su construcción, de 1282 a 1480. Es hoy una de las catedrales más visitadas de Francia. Santa Cecilia ofrece un contraste importante entre el rigor exterior de su arquitectura defensiva y la riqueza interior de una suntuosa decoración.

Esta catedral fortaleza es una obra maestra del gótico meridional. Se trata de un verdadero castillo que se convirtió en arma disuasoria en el sistema defensivo de la ciudad.

La catedral se amplió en el año 1392 en su parte exterior con la puerta “Dominica de Florence”, de un campanario en forma de torre de 78 metros de altura acabada en el año 1492 y del baldaquíno de la puerta de entrada construido entre los años 1515 y 1540.

El interior del monumento marca una ruptura con el aspecto robusto del exterior. En su interior trabajan artistas flamenco desconocidos, que realizaron la gigantesca pintura mural del “Juicio Final” entre los años 1475 y 1480.

En el mismo momento, artistas franceses esculpieron en gótico flamígero el ambón y el cercado del coro realizado entre los años 1475 y 1484. Este conjunto de piedra está adornado con una magnífica estatuaria policromada.

La pintura debajo del órgano representa el “Juicio Final”. Destaca por su superficie, su calidad y por su disposición en espejo o pareja con la “Creación del Mundo” y “la Resurrección”. Esta enorme pintura del Juicio Final (1474-1484) tenía aproximadamente uno doscientos metros cuadrados. Pintado al temple, hay tres registros: el cielo, la tierra y el infierno donde los malvados gesticulan en los compartimentos dedicados a los siete pecados capitales.

f16
Detalle del pilar izquierdo

Tiene 18.500 m2 de frescos y decoraciones que hacen de esta catedral la más grande pintada en Europa, pudiendo leerla como una Biblia ilustrada.

Después nos encontramos con “El coro alto de los canónigos, una iglesia en la catedral”. Un muro de piedra blanca separa la iglesia en dos partes: la nave y la capilla mayor.

Más allá de la pared de piedra, encontramos el coro alto de los canónigos, que ha sido renovado recientemente. El deambulatorio, el pasillo que rodea la capilla mayor, presenta estatuas de piedras talladas por artesanos borgoñones.

Debemos detenernos en ver los detalles de las ropas, los rasgos de las caras, los pliegues de la piel lo que nos da la sensación d que las figuras puedes despertarse en cualquier momento. Las doscientas estatuas hacen de esta obra de finales de la Edad Media una de las más importantes de Francia.

f15
Detalle del pilar derecho

Esta obra fue mutilada en el siglo XVIII por la abertura en el centro de la pared, el acceso a una capilla de la torre, que sirvió como coro de la iglesia hasta el año 1885.

Los frescos de la bóveda fueron pintados entre los años 1509 y 1512. Tienen colores ricos y excepcionales dimensiones con 97 metros de largo y 28 m de ancho. Se parecen a la pintura del Renacimiento italiano y se creen que son los más grandes y más antiguos de Francia.

El color azul recubre el techo por encima del coro es el famoso “azul de Francia”. Cuando se tomó muestras en la bóveda de la nave, se determinó que este color fue producido utilizando lapislázuli y el óxido de cobre, es probablemente esta elección de materiales de calidad, lo que explica el excelente estado de conservación actual de la bóveda.

Debemos destacar entre las obras de la catedral un órgano clásico francés del año 1736. El órgano fue realizado en el siglo XVIII contribuyó a la decoración del edificio, ya que es aquí no sólo un instrumento, como en otros lugares, sino parte importante de la decoración, por su superficialidad. El número de juegos, en este órgano es sorprendentemente pequeño en comparación con el tamaño de su buffet, 16,40 metros de ancho y 15,30 metros de altura.

f14

Debemos destacar la antigua sala del tesoro y de los archivos, la caja fuerte, contiene todo tipo de objetos preciosos del siglo XIV hasta XIX que pertenecieron al Chapitre. Otro tesoro muy destaca es el facsímil del Mapamundi que se encuentra expuesto. Conservado desde hace más de 1300 años por los albigenses, esta obra es el testimonio inestimable de la historia de la humanidad que hay que descubrir.

f13
Coro de la catedral de Albi al sur de Francia

f12f11

EL MUSEO TOULOUSE LAUTREC

El museo Toulouse-Lautrec está situado en uno de los lugares más bonitos e interesantes de Albi. El palacio de la Berbie es uno de los dos monumentos más importantes de la ciudad episcopal, que forma parte del Patrimonio Mundial. El museo es un punto de referencia internacional por las obras del artista nacido en Albi.

Es la colección pública más importante del mundo de obras de Henri de Toulouse-Lautrec, en la que están expuestos 31 carteles del pintor litógrafo. También se presentan no menos de 219 pinturas, 563 dibujos, 183 litografías, lienzos, retratos, estampados del mundo del espectáculo y muchas obras más que forman una colección excepcional.

f10Bailarina con medias rosas

Cada etapa de su producción está representada, realzando su don de la observación y su talento como diseñador entre otras características. El recorrido de la visita va acompañado de paneles informativos.

Las primeras salas están dedicadas a las obras de su juventud con representaciones de su familia, amigos y animales. Poco a poco el visitante es llevado al universo parisino: Los burdeles y sobre todo el mundo del espectáculo y el circo. A lo largo de las diferentes salas seguimos la evolución de este artista atípico

El museo se encuentra es el Palacio de la Berbie, edificio medieval fortificado que era la antigua residencia episcopal. Pasó a ser de propiedad pública en el año 1905 y en el año 1907 se cedió al Ayuntamiento de Albi. Se culminaron unos profundos trabajos de remodelación del museo en el año 2012, que requirieron doce años de acondicionamiento.

Muchas de las obras aquí expuestas fueron donadas por la familia y otras son producto de adquisiciones posteriores y préstamos del Museo de Orsay de París. Además, hay una serie de objetos relacionados con el artista, entre ellos su famoso bastón, que escondía un vaso y un depósito para brandy.

También hay obras de artistas antiguos, como Francesco Guardi o Georges de La Tour, y están representados asimismo pintores contemporáneos de Toulouse-Lautrec como Édouard Vuillard, Pierre Bonnard, Maurice Denis o Paul Sérusier.

 Cuenta además con una colección arqueológica, otra numismática y piezas relacionadas con las ciencias naturales.

f9
Cartel

Palacio de la berbie

El impresionante palacio es la sede del museo desde el año 1922 y ahora ha sido remodelado para convertirse en una institución museística moderna. La colección inicial con la que se creó la galería Toulouse Lautrec fue donada por la madre del pintor tras su prematura muerte con el fin de perpetuar su genio y reivindicar su figura como artista.

Esta antigua fortaleza del siglo XIII, que domina las orillas del río Tarn, era antiguamente la residencia de los obispos de la ciudad. Como la catedral, el edificio está construido en ladrillo rojo, ofreciendo un conjunto arquitectónico de una gran belleza en el centro histórico.

Al finalizar la cruzada albigense, el poder del obispo se vio reforzada por la eliminación política de la familia Rencavel. Durand de Beaucaire comenzó la construcción del palacio para el obispo en el siglo XIII. Incluía una casa noble, la vivienda del obispo, una sala de recepción, una torre de vigilancia y la prisión del tribunal eclesiástico. El sucesor de Durand, Bernard de Combret, amplió los edificios y los rodeó de murallas.

A partir del año 1276, se convirtió el palacio en una fortaleza y más adelante en la sede de la Inquisición pontificia, encargada de combatir cualquier rastro de la herejía de los cátaros.

Aunque su vida como pintos n duró más de veinte años, su legado es muy extenso con 737 óleos, unas 275 acuarelas, 363 carteles, 5.084 dibujos, también cerámica y cristal grabado, además de un sinfín de trabajos que no fueron firmados. La mayor muestra de esta prolífica obra se exhibe en el museo del palacio de la Berbier.

f8
Patio de armas del palacio

Sus impresionantes salas medievales son un escenario magnífico para contemplar la obra de Toulouse-Lautrec. Albergan más de mil obras, entre cuadroslitografías, dibujos y estudios preparatorios y 31 de sus carteles más conocidos que se han ordenado siguiendo criterios cronológicos y temáticos.

La obra del artista albigense se halla en la primera planta del palacio de la Berbier, la segunda ha sido destinada a colecciones de arte moderno con obras de DegasBonnard, Vuillard… El nuevo museo cuenta con un gran auditorio y varias salas de exposiciones de distinto formato.

Albi, es una ciudad Patrimonio de la Humanidad desde 2010. Un paseo por sus barrios medievales; la catedral, rodeada de edificios de ladrillos que se cuentan entre los más antiguos del mundo de estas características; la Ciudad Episcopal donde se halla el palacio de la Berbier; el Castillo Viejo del siglo XIII y el río Tarn, que atraviesa la ciudad dotándola de una atmósfera muy especial.

f7
Palacio de Berbier

f6
Jardines del palacio

El puente viejo

f5

Es un puente medieval hecho de mampostería de arcos múltiples e iguales que cruza el río Tarn. El puente tiene 151 m de longitud y fue clasificado como Monumento histórico en el año 1921. ​

El puente del Tarn, como se le llamaba originalmente, se construyó entre los años 1035 y 1042. La construcción de este puente fue decidida y financiada con una parte de los ingresos del transbordador que había en el lugar para cruzar el Tarn, que era operado por el Capítulo.

Francia experimentó un gran desarrollo del tráfico rodado, una consecuencia del crecimiento productivo, demográfico y comercial experimentado en el siglo XI. En el siglo XII, Albi era una importante encrucijada en las rutas entre el Mediterráneo y el océano, desde el País Vasco y de Toulouse hacia Lyon, así como desde Cataluña hacia París. Las ferias y los mercados desempeñaban un papel clave.

Sin embargo, las partes más antiguas que se ven hoy en día datan del siglo XIII. Al principio demasiado angosto, no permitía el paso de los carros. Las mercancías eran transportadas a lomos de un animal o a pie por hombres.

El puente se reconstruyó en el siglo XIII, y permitía cobrar un peaje en la entrada, aunque está certificado que los derechos ya se habían recaudado en 1193.

Se referencian unos 200 artículos entre ellos productos alimenticios, materias primas para curtiduría, peletería y la industria textil, productos terminados, utensilios y herramientas de trabajo, y el comercio de carbón de Carmaux y del tinte de pastel.

Este documento es muy rico en información sobre la vida cotidiana, la naturaleza del comercio en el mercado de Albi, la diversidad de medidas y la naturaleza del transporte.

f4

La recaudación de las tasas, inicialmente reservadas a los vizcondes y luego a los señores obispos de Albi, más tarde, fue una prerrogativa ofrecida a los cónsules de Albi en el año 1269. ​ El puente contribuyó al desarrollo urbano y comercial de la ciudad. El dinero así recaudado se usaba para el mantenimiento del puente y también de las murallas de la ciudad.

El puente estaba bloqueado a ambos lados por puentes levadizos, de ahí los arcos más estrechos que se observan en los extremos y era defendido en su centro por la torre fortificada Notre Dame, ahora desaparecida.

En el siglo XV, se construyeron para hacer más sólida la estructura del puente, sobre las pilonas, casas con entramado de madera de entre 60 a 80 m² a ambos lados de la calzada. Once familias vivían allí: curtidores, cordeleros, tejedores, bataneros, comerciantes de fruta. El río Tarn soportaba un importante comercio fluvial que se realizaba en gabarras.

El puente Viejo se parecería entonces al Puente Vecchio de Florencia. Esas casas fueron destruidas, tras adquirirlas la ciudad, después de la crecida de 1766.

En el año 1820, su calzada fue enderezada y ensanchada para permitir el cruce de carretas de cuatro ruedas. Los tajamares de las dos pilonas próximas a la orilla izquierda se extendieron corriente abajo para dar apoyo a los arcos de ladrillo, que pudieron descansar sobre los tajamares existentes en las otras pilonas.

Aguas arriba, esos tajamares se recortaron y su parte superior se reconstruyó para soportar los arcos de ladrillo que se dispusieron en voladizo sobre la fábrica original de piedra. El puente de piedra quedo así recubierto en su parte superior por ladrillos.

f3

COLEGIATA SAINT SURVEY

Está levantada sobre un cementerio romano y esta primera Colegiata estaba dedicada a San Saturnino. Fue a partir del siglo VII cuando se cambia la advocación por San Salvy que era un obispo de la ciudad. Está situada en uno de los ángulos de la plaza de Santa Cecilia.

La Colegiata recibió multitud de donaciones de la nobleza de Albi. Pronto consiguió un importante patrimonio. Desde comienzos del siglo XII, la comunidad adoptó la regla de San Agustín. La nobleza había ido perdiendo influencia en la comunidad y era ésta quien disponía de todos los bienes.

Comienza la construcción de una nueva Colegiata en el año 1080. El obispo de Albi obtuvo el derecho de gobierno sobre esta comunidad, de hecho esta Comunidad y la catedral de Santa Cecilia se repartían el poder sobre todas las iglesias de la ciudad.

Fue una época de esplendor para las dos comunidades, que eran rivales y, se sucedieron episodios de enfrentamiento, como el que tuvo lugar durante el entierro del obispo Guillen Peire en el año 1230, cuando se enfrentaron los canónigos de Santa Cecilia y Saint Salvy durante la ceremonia, que se tuvo que solucionar con un arbitraje que terminó con los restos del obispo en la catedral.

f2

Debemos destacar su claustro, que también pertenecía a la época gótica de primera época, como nos muestran los capiteles a pesar de mantener todavía los arcos de medio punto de origen románico. Fue construido en el año 1270 Hay también un nicho con la tumba del donante de este claustro.

f1Las puertas que hay bajo los arcos daban directamente a las pequeñas salas de los canónigos. La zona libre que queda del claustro y de las arcadas romanas estén asociadas a los capiteles góticos esculpidos con personajes, animales y vegetación.

Hay un jardín en el centro del claustro donde se cultivan plantas aromáticas y medicinales. Forma parte de uno de los cinco jardines protegidos y creados en la ciudad de Albi.

Es posible distinguir en la Colegiata las diferentes etapas arquitectónicas y la transición del estilo románico al gótico. Hay seis grandes telas que fueron ofrecidas por los cónsules de Albi en el año 1725, relatando la vida de Saint Survey y la historia de la ciudad.