martes 30/11/21

Air Comet: mientras unos ya se han quedado sin trabajo, otros muchos temen perderlo

A muchos, volar a sus países de origen para pasar la Navidad les ha supuesto días de espera y angustia en los aeropuertos españoles. Ahora, les preocupa el regreso. Mientras, los trabajadores afectados por el ERE ya están en la calle.
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 29.12.2009

Los ecuatorianos afectados por el cierre de Air Comet tienen su propio comité de crisis. Se ha constituido a través de la Senami, la Secretaría Nacional del Migrante, que pide a los perjudicados que se encuentran en su país, que se sumen a la demanda por estafa presentada en la Fiscalía de Pichincha. Ecuador ha judicializado el conflicto también en España, donde ha presentado ante el juzgado de lo Mercantil de Madrid una solicitud de declaración de insolvencia contra la aerolínea. La acción judicial constituye el paso previo para la apertura del concurso de acreedores (antigua suspensión de pagos) ante la quiebra de la compañía.

De esta manera, Ecuador judicializa, también en España, las reclamaciones de los afectados por la suspensión de operaciones de Air Comet, después de que un juez británico inmovilizara, la semana anterior, los aviones de la línea aérea. Ecuador apoyará asimismo la demanda presentada por las asociaciones de consumidores contra la aerolínea por presuntos delitos de estafa, apropiación indebida e insolvencia punible. Además, reclamará por vía legal a Air Comet los 18.000 dólares que destinó para el operativo de atención a los damnificados por el cierre de la compañía. Esa es la cantidad que se calcula que ha servido para cubrir la alimentación durante cuatro días de los pasajeros que quedaron bloqueados en el aeropuerto de Barajas, el alojamiento de 150 personas residentes fuera de Madrid y su movilización. La factura final, sin embargo, puede ser mucho mayor. Sólo contratar una habitación en el hotel Husa Princesa (cinco estrellas), donde cenaron y pernoctaron los viajeros en Nochebuena, asciende a 170 euros ( $ 238 ). A la Senami le preocupa especialmente la situación de un grupo muy vulnerable: el de los ecuatorianos desempleados que decidieron poner punto final a su proyecto migratorio. Se quedaron varados y no tienen dinero para subsistir en España.

En cuanto a los que han conseguido volar a su país para pasar la Navidad pero tienen que regresar, las autoridades diplomáticas esperan que el Ministerio de Fomento español les proporcione el inventario de los que se encuentran en esta situación y han de volver antes del 15 de enero para “analizar los escenarios futuros y las medidas a adoptar”. Además, se mantienen conversaciones con aerolíneas para que analicen la posibilidad de ofertar precios más económicos en los pasajes. Iberia anunció que pondrá a la venta billetes, sólo de ida, por un precio que oscila entre los 500 y los 700 euros (700 y 980 dólares). Otras compañías como Santa Bárbara, han dicho ya que están dispuestas a "romper ese precio".

ASALTO A LA EMBAJADA EN LIMA

En Perú, mientras tanto, decenas de personas afectadas por el cierre de Air Comet, tanto peruanos como españoles, trataron de tomar el lunes el Consulado de España en Lima para reclamar que se les tramite cuanto antes un billete de vuelta a Europa. Las protestas movilizaron a unas 70 personas y en torno a 30 de ellas lograron entrar en la legación diplomática. La mayoría de estos afectados abandonaron la Embajada poco después con la promesa de que les darían una respuesta a sus reclamaciones en los próximos días. Uno de los trabajadores de la Embajada explicó al diario peruano 'El Comercio' que "el miércoles por la mañana tendrán una respuesta del Gobierno español".

Las principales quejas de los congregados guardan relación con el miedo a perder el trabajo en España y a la imposibilidad de pagar un nuevo pasaje. Miguel Ojeda, un ciudadano peruano que acudió a la manifestación, denunció haber sido agredido por parte de los vigilantes de la Embajada y explicó que su empleo depende de que se suba a un avión de forma inminente. "Tengo que estar en España mañana. Trabajo en construcción desde hace seis años y ahora podría perder el empleo", lamentó. Otros se han sumado a las quejas por el trato recibido: "Nos han tratado como a perros. Me da hasta vergüenza decirlo porque soy español. Nos han tratado muy mal. No nos dan una solución. Nos están insultando. Nos han agredido y por último nos dicen que el Gobierno peruano no hace nada, que se tienen que implicar", denunció en RPP el ciudadano español Mariano Pérez Redondo, quien llegó a Lima por negocios. "Se pasan la pelota, le quieren pasar la pelota al Gobierno peruano que no tiene nada que ver en esto", añadió.

Otro afectado refirió, a su salida del recinto diplomático, que en un principio se les dijo que "el mismo cónsul nos iba hablar, pero vino un funcionario cualquiera y nos dijo que no darán más ayuda". Parece ser que el grupo habló con un cónsul adjunto, que no fue identificado, quien les aseguró que llamaría a España y tendría una respuesta el miércoles, aunque "no asegura nada", manifestó Ojeda. Los pasajeros varados en Lima firmaron unos formularios de reclamación para ser enviados al ministerio español de Fomento, una vez que ingresaban al consulado, pero criticaron que no habían recibido una copia de su denuncia.

Los viajeros peruanos fueron de los grupos beneficiados por los vuelos fletados por el gobierno español la última semana, a raíz del cierre de Air Comet, pero un número indeterminado de pasajeros perdió los pasajes que habían comprado para otras fechas o que no tuvieron prioridad en los traslados humanitarios.

LOS TRABAJADORES TAMBIÉN PROTESTAN

Entre los afectados de Air Comet y de Díaz Ferrán, no podemos olvidar a los trabajadores de la aerolínea que, con el cierre, se quedan en la calle. Este martes, se han manifestado ante el Ministerio de Fomento para solicitar una reunión formal con el ministro, José Blanco, y exigir su recolocación en las aerolíneas que adquieran los 'slots' pertenecientes a la compañía, "al igual que fue posible hace tres años con Air Madrid".

El secretario confederal de acción sindical de la Unión Sindical Obrera (USO), José Vía Iglesias, ha calificado de "decisión política" el que los trabajadores de Air Comet puedan continuar con su empleo, y ha destacado "el consentimiento" de Fomento en la "malísima gestión" de la empresa, por lo que ha anunciado nuevas manifestaciones para los días 12 y 15 de enero de nuevo frente al ministerio y también frente al Palacio de la Moncloa. Vía Iglesias ha recordado que hace tres años Fomento firmó un acuerdo con Air Comet por el cual ésta consiguió las licencias de explotación pertenecientes a Air Madrid a cambio de contratar a 578 de sus antiguos trabajadores, y ha pedido que en este caso se tome una medida similar con la compañía que reciba los 'slots'.

Fuentes del comité de empresa han valorado positivamente la cifra de asistentes, unos 300, indicando que "esta vez sí se han cumplido las expectativas", aunque han lamentado no haber recibido "ningún apoyo, salvo de los sindicatos".

Los asistentes han coreado frases exigiendo a los propietarios de Air Comet, Gerardo Díaz Ferrán y Gonzalo Pascual, el pago de las nóminas atrasadas, y a Fomento que actúe para garantizar su derecho al empleo. Sobre este asunto, el departamento que dirige José Blanco ha asegurado que no tiene competencia en el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) presentado por la aerolínea, aunque ha ofrecido la posibilidad de celebrar una reunión informativa, que habría sido rechazada por los representantes de los trabajadores.

Air Comet: mientras unos ya se han quedado sin trabajo, otros muchos temen perderlo
Comentarios