#TEMP
sábado. 25.06.2022

Ahorrar en seguridad = muertes en el trabajo

CCOO y UGT de Madrid alertan del elevado número de accidentes laborales con resultado de muerte en lo que va de año. Los dos sindicatos denuncian que empresas del sector de la construcción están ahorrando por la crisis en medidas de seguridad y poniendo en riesgo la vida de los trabajadores.
NUEVATRIBUNA.ES 29.07.2010

Un trabajador de unos 40 años y nacionalidad colombiana falleció este miércoles al precipitarse desde una altura de siete metros. Trabajaba en una obra de la calle Almendros, en el municipio madrileño de Rivas Vaciamadrid. Se encontraba subido en un andamio desde donde recibía el material de la grúa cuando la barandilla de sujeción se vino abajo. El obrero pertenecía a la subcontrata Rosaji 2000 SL, de la empresa Cevocar Construcciones. Tras practicarle maniobras de reanimación, los sanitarios del SUMMA sólo pudieron certificar su fallecimiento las 9:15 horas por traumatismo craneoencefálico severo y un neumotórax.

Su muerte engrosa la inaceptable lista de fallecimientos laborales en Madrid en lo que va de año, 54 según CCOO y UGT de Madrid y pone de manifiesto la falta de medidas de seguridad en el sector de la construcción que sigue siendo el más castigado con un mayor número de accidentes de trabajo mortales, según denuncian los sindicatos. Para el responsable de Seguridad Laboral de Comisiones Obreras, Carmelo Plaza, algunos empresarios de la región están “ahorrando” en seguridad y “poniendo en riesgo” la vida de los trabajadores. En su opinión, “prever los accidentes en altura no supone un coste elevado para el empresario y, a pesar de ello, la seguridad que se utiliza no es la adecuada”.

Este sindicato insta a la Comunidad de Madrid a perseguir estas prácticas y a actuar “con contundencia” utilizando instrumentos como la Inspección de Trabajo y el Instituto Regional de Seguridad y Salud en el Trabajo. También reclama la puesta en marcha de las actuaciones de los agentes sociales en el marco del III Plan Director de Prevención de Riesgos Laborales para que puedan realizar las políticas preventivas necesarias para evitar este tipo de accidentes.

Así lo cree también UGT que urge a la aprobación de los convenios que desarrollan dicho Plan “para acabar con el goteo interminable de siniestros que habitualmente se producen durante el verano”. La secretaria de Salud Laboral de UGT-Madrid, Rosa Robledano, aseguró que es precisamente en esta estación cuando se producen el mayor número de accidentes en Madrid a causa de “la informalización del trabajo y el descenso de la inversión en medidas preventivas, dos elementos que se han relajado aún más como consecuencia de la crisis”.

El trabajador fallecido en Rivas responde, según este sindicato, a ese perfil: un inmigrante de nacionalidad colombiana que prestaba servicios en una segunda subcontrata, “lo que apunta a un error en la coordinación empresarial y la inexistencia de dispositivos de prevención”, como está investigando un equipo sindical.

PREOCUPACIÓN TAMBIÉN EN LA ACTIVIDAD FERROVIARIA

Pero el sector de la construcción no es el único que evidencia serias carencias en materia de seguridad laboral. Esta misma semana el Comité General de Empresa de ADIF denunció “el incesante goteo de muertes por accidente laboral que se está instalando de manera muy preocupante en la actividad ferroviaria”, tanto en trabajadores propios, como de empresas subcontratadas.

Según los sindicatos, “la apuesta de los poderes públicos por un modelo de gestión que aboga y preconiza las externalizaciones y la sustitución de empleo estable y con derechos por empleo precario en todos sus extremos, ha generado un aumento de los accidentes mortales tanto de trabajadores de Adif como de empresas subcontratadas, por más que las mismas pretendan maquillar las estadísticas negando como causas de muerte por accidente de trabajo algunos fallecimientos producidos bien in itinere e incluso en horario y lugar de trabajo”.

El Comité General de Empresa entiende como “intolerables las verdaderas causas que inducen a los accidentes mortales, ya que las mismas tienen mucho que ver con la subcontratación, las largas jornadas de trabajo y la falta de formación en prevención”. En definitiva “aspectos muy significativos de la precariedad laboral”, que llevan a los trabajadores a asumir riesgos que en ocasiones acaban con sus vidas.

Recientemente, dos trabajadores, uno de Electren (Subcontratas) y otro de Adif perdieron la vida. El primero de ellos murió electrocutado en Girona y el segundo en Barcelona al colisionar con otro coche cuando conducía un vehículo.

El Comité General de Empresa, sigue reclamando de Adif, que “controle las condiciones de trabajo y las medidas de seguridad” cuando se llevan a cabo trabajos en la compañía incluidos los de aquellos trabajadores que prestan sus servicios a través de contratas, ya que “es un contrasentido” que siendo el transporte ferroviario uno de los más seguros tanto en el caso de las mercancías como en el de los viajeros, el trabajar en su entorno entrañe cada día más riesgo de accidentes laborales, dicen.

Este mismo jueves están convocadas varias concentraciones en cada estación ferroviaria de capital de provincia, en señal de duelo por los compañeros fallecidos y para “exigir el cumplimiento real y no meramente formal de la normativa” sobre prevención de riesgos laborales por parte de las empresas y “más rigor por parte de la administración” a la hora de hacer cumplir dicha normativa.

Ahorrar en seguridad = muertes en el trabajo
Comentarios