#TEMP
sábado. 02.07.2022

A 48 horas del veredicto de Garoña

La Academia de Ingeniería de España se adhiere a la postura de mantener abierta la Central de Garoña, aseguran que los resultados de las energías renovables no se verán en menos de 20 años. Los ecologistas presionan al presidente del Gobierno para que “no se doblegue ante el lobby nuclear”. La última palabra se conocerá el viernes.
> Apostar por la energía nuclear aumenta los riesgos de atentados terroristas
AGNESE MARRA/ NUEVATRIBUNA.ES - 01.07.2009

El debate de Garoña sigue más encendido que nunca. Los defensores y los detractores de la Central sacan a la luz sus mejores argumentos coincidiendo en un solo punto: “Que Zapatero anuncie ya su postura definitiva”.

El plazo máximo para anunciar la decisión de mantener Garoña o cerrarla es el próximo 5 de julio, por ello las diversas asociaciones esperan que el anuncio se produzca este viernes durante el Consejo de Ministros.

Ante menos de 48 horas de conocer el veredicto las opiniones de ambas bandos se recrudecen. Desde Greenpeace aseguran que esta "vieja, deteriorada y peligrosa central" está ya "amortizada" y es "totalmente prescindible" y amenaza a Zapatero sugiriendo que si no toma la decisión de cerrarla “perderá todo su crédito verde”. Por esta razón, la ONG pidió hoy al presidente del Ejecutivo que "no se doblegue ante las presiones de Iberdrola y Endesa y del lobby nuclear y sea coherente con sus convicciones y compromisos".

Mientras, los trabajadores de Garoña , sin duda los más afectados por el posible cierre de la Central, preparan una concentración ante el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, en defensa de la continuidad de la central nuclear. No sólo el CSN (Consejo de Seguridad Nuclear), les apoya, el PP ha dejado clara su postura de mantener abierta la central y hacer caso al informe del CSN donde asegura que se puede mantener abierta hasta diez años más.

Desde la Real Academia de Ingeniería de España la postura también es clara: “Sería difícil de entender en la España actual que se antepusieran otras justificaciones a una recomendación técnica del CSN y a consideraciones ambientales, económicas y sociales. Garoña debería permanecer operativa al menos hasta 2019”. Desde la Academia de Ingeniería utilizan argumentos ya tratados por los trabajadores de la central. Obama es un ejemplo Obama es un ejemplo: “La administración de Estados Unidos acaba de ampliar la vida útil de 54 reactores hasta los 60 años”, explican los ingenieros.

Los defensores de Garoña aseguran estar a favor de las energías renovables, sin embargo creen que su aplicación a gran escala no se llevará a cabo “ni en 10 ni en 20 años”, explican desde la Academia de Ingeniería, que no entienden por qué no se pueden combinar ambos tipos de energías durante algunos años: “Se augura un futuro prometedor a largo plazo para renovables, pero a corto, es una irresponsabilidad contraponer éstas a la nuclear”, señalan los ingenieros.

Los ecologistas aseguran que la central está amortizada que no supone pérdidas económicas y que “puede salvar vidas” ya que señalan que la central tienen tal deterioro que “puede suceder cualquier cosa”, dicen desde Greenpeace.
Argumentos para todos los gustos. El viernes Zapatero tendrá la última palabra, que seguro que traerá polémica.

A 48 horas del veredicto de Garoña
Comentarios