#TEMP
lunes 23/5/22
MEMORIA HISTÓRICA

53 cuerpos en una fosa de Córdoba que la Justicia no quiso investigar

En las últimas horas la recuperación de víctimas de la represión franquista ha permitido el hallazgo de los restos de tres 'maquis' en Lugo, los de 53 personas con signos evidentes de asesinato en Aguilar de la Frontera (Córdoba) y los primeros de los que contiene la fosa de La Pedraja, en Burgos, que puede ser una de las mayores del país.
NUEVATRIBUNA.ES - 24.8.2010

Pedro Voces Canóniga, Antonio Vega Guerrero y Félix Yáñez González, guerrilleros antifranquistas de la comarca del Bierzo, llevaban 67 años enterrados en Vilavella, una parroquia cercana del ayuntamiento lugués de Triacastela. Arqueólogos y voluntarios de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) encontraron ayer sus restos a primera hora de la tarde.

Según este colectivo, la Guardia Civil acabó con las vidas de los combatientes el 12 de noviembre de 1943, tras sorprenderles en las cercanías de Vilavella. Posteriormente, los tres cadáveres fueron trasladados a las cercanías de la iglesia de la parroquia, siendo enterrados en la parte posterior de la misma, extramuros del cementerio parroquial.

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica ha informado de que el hallazgo de los restos de los guerrilleros ha sido posible por "la información aportada por los vecinos de la zona y la existencia de numerosa documentación oficial".

El hallazgo de restos de la brutal represión franquista continúa imparable a pesar de las trabas que en muchos casos está poniendo la justicia, después de que el juez Baltasar Garzón tuviera que abandonar la investigación y cediera la competencia a los juzgados territoriales.

Es lo que ha ocurrido en Aguilar de la Frontera (Córdoba), donde la juez María Elena Cruz archivó en frebrero pasado la denuncia de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Aguilar, que había solicitado la investigación de los crímenes ocurridos en el pueblo a raíz del alzamiento del 18 de julio de 1936. Ahora, la excavación de las fosas ha sido posible por vía administrativa lo que ha permitido exhumar 53 cuerpos.

MANOS ATADAS Y ORIFICIOS DE BALA

El presidente de la Asociación, Rafael Espino, ha revelado que los cuerpos presentan evidencia de asesinato como manos atadas y orificios de bala. De momento, han aparecido dos enterramientos con sepulturas individuales y siete fosas comunes. Entre los restos, figuran los de seis mujeres y un niño de tres años, víctima de un bombardeo. Han sido identificadas cuatro personas: el mulero Antonio Manuel Palma, asesinado a los 33 años el 24 de julio de 1936, Ana Lucena, Concepción Cecilia y Miguel León, hijo de esta última.

En la parte baja del cementerio han sido localizadas otras nueve fosas de las llamadas de caridad, donde se enterraba a fallecidos sin recursos y donde, según Rafael Espino, se trabaja sobre un listado de 196 personas asesinadas en Aguilar.

Lo sucedido en Aguilar de la Frontera no es un fenómeno aislado ya que la mayoría de los juzgados territoriales han dado carpetazo a los expedientes remitidos por Garzón para investigar los crímenes del franquismo.

En Burgos, por otra parte, el inicio de los trabajos de excavación de la fosa de La Pedraja, donde puede haber entre 50 y 70 cadáveres, ha permitido ya el hallazgo de los primeros restos mortales. De momento, han aparecido restos de balas, algunos huesos y partes de esqueletos, trozos de ropa y otros vestigios que confirman la existencia de la fosa, situada en la carretera N-120 Burgos-Logroño en el punto kilométrico 81, a unos tres kilómetros de la población de Villafranca Montes de Oca.

ENTRE 300 Y 400 CADÁVERES

El forense Francisco Etxeberria, que coordina un equipo de veinte personas que trabajarán en la fosa, y Miguel Ángel Martínez Movilla, portavoz de la Agrupación de familiares de las personas asesinadas en los Montes de La Pedraja, aseguran que con una dimensión de 2,30 metros de anchura por 28 de largo se confirma como una de las mayores fosas de España en ser excavadas. Dada su amplitud y la complejidad de los trabajos, el equipo va a estar por lo menos dos semanas para poder extraer los cadáveres que allí se encuentren. Los cuerpos se encuentran muy disgregados, lo que obliga a un trabajo muy minucioso y, dada la humedad de la zona, los huesos tampoco estarán en buen estado.

Esta exhumación es posible gracias a la Agrupación de Familiares de las Personas Asesinadas en los Montes de La Pedraja, constituida en el mes de diciembre de 2008. Se estima que en este paraje hay varias fosas y que por lo menos se encontrarían en ellas entre 300 y 400 cadáveres.

Martínez Movilla ha precisado que se dispone de una lista de 51 víctimas con nombres y apellidos de la comarca burgalesa de Briviesca cuyos cuerpos se encuentran en las fosas de La Pedraja, además de otro listado de otros 65 nombres y apellidos de personas de La Rioja y Miranda de Ebro. "Para nosotros es un momento muy importante porque supone poder encontrar a los seres queridos y tener la posibilidad de darles sepultura de forma digna", ha explicado, añadiendo que en esta fosa se encuentra su abuelo y que su padre, que aún vive y que en la actualidad tiene 88 años, está ansioso por poder enterrar por fin a antecesor.

53 cuerpos en una fosa de Córdoba que la Justicia no quiso investigar
Comentarios