#TEMP
miércoles 18/5/22

¿Y después de Gaza, qué?

AGNESE MARRA
Hace menos de un mes el conflicto de Gaza ocupaba las portadas de todos los periódicos. Los problemas continúan y la inestabilidad bélica es una característica en la región. Antes de que las muertes vuelvan a ser noticia hay trabajo que hacer. ¿Por dónde se empieza?
NUEVATRIBUNA.ES - 17.02.2009

La masacre de Gaza no ha terminado, pero parece haber dado un respiro. La ciudad sigue destruida y sus ciudadanos no sólo tienen que pelear con las pérdidas de sus seres queridos sino que deben empezar de nuevo. Estos problemas ya no ocupan la portada de ningún periódico, el cotidiano no aporta ningún ruido mediático. Sin embargo el conflicto palestino-israelí está muy lejos de haber finalizado y la sociedad civil, a través de la información y la presión política puede aportar un granito de arena para ofrecer soluciones y evitar más tragedias.

Desde la Plataforma de Madrid para la Paz en el conflicto Palestino-Israelí, este trabajo se lo toman muy en serio. El pasado 10 de febrero llevaron a cabo el coloquio, “¿Y después de Gaza, qué?”, en el que se reunieron periodistas, académicos, sindicalistas y representantes de partidos políticos, para ofrecer diferentes puntos de vista sobre los últimos acontecimientos en Gaza. “Es necesario mantener un debate permanente, la sociedad civil tiene que tomar una posición ante este problema, pero es muy importante que esté bien informada para no caer en discursos maniqueos”, explica para Nuevatribuna.es el secretario general de la Plataforma de Madrid para la Paz en el conflicto Palestino-Israelí, José Luis Zunni.

Según Zunni, estamos viviendo una etapa de “falta de liderazgo político”, frente al “creciente” liderazgo tecnológico: “Por muy buena voluntad que tenga Obama no podemos confiar en que modifique en nada su política con el estado de Israel. Ya vimos como señalaba el derecho de defensa de los estados, pero lo que sucedió en Gaza no fue una defensa, sino una masacre”.

Este economista, que por motivos puramente altruistas puso en marcha esta Plataforma (junto a Eduardo Brik , el presidente de la asociación) para crear un espacio de conocimiento y denuncia sobre el conflicto palestino-israelí.

José Luis Zunni asegura que el papel que tiene España en ello es crucial: “Moratinos conoce la zona y el conflicto perfectamente. Además dentro de la UE, así como desde los países árabes, se tiene muy en cuenta la opinión de este país, y dentro de todo el Gobierno español ha sido de los más valientes a la hora de denunciar la masacre de Gaza”.

Desde esta Plataforma consideran crucial “vigilar” el papel de Naciones Unidas y de la UE: “La Unión Europea no ha asumido los roles y la responsabilidad necesaria ante este conflicto. Debemos vigilar su actuación, ya que debe aprovechar este momento de impasse para llevar a cabo un proceso de negociación en el que la paz sea el objetivo principal”, dice Zunni.


Un espacio de debate permanente
La Plataforma de Madrid para la Paz en el conflicto Palestino-Israelí ha propuesto llevar a cabo un foro permanente en el que la sociedad civil pueda mostrar sus puntos de vista, se cree un debate y se ofrezca la información necesaria para forjar una opinión.

“No queremos que se deje de hablar de este conflicto cuando no salga en los periódicos, es importante seguir trabajando en ello, estudiar posibles soluciones o actitudes de mejora”, señala, José Luis Zunni.

Para ello van a llevar a cabo encuentros digitales a través de meeting points y también encuentros personales como el del pasado 10 de febrero: “Estamos estudiando hacer una segunda Jornada sobre el conflicto en una universidad, ya lo hicimos hace unos años y trajimos a los mejores expertos de Palestina e Israel”, dice Zunni, y aclara “porque nosotros nos llevamos bien tanto con la embajada de Israel como con la de Palestina, y eso no es nada fácil, pero tenemos las ideas claras y sabemos de lo que hablamos, eso ayuda mucho”.

15 Recomendaciones

Tras el encuentro ofrecido por la Plataforma de Madrid para la Paz en el conflicto Palestino-Israelí, la Asamblea de Cooperación Por la Paz y la Plataforma de Mujeres Artistas contra la Violencia de Género, los asistentes llegaron a una serie de conclusiones ante una futura resolución del conflicto:


1. Conseguir una tregua permanente de inmediato y sin dilaciones entre Israel y Hamás con la ayuda de la mediación internacional.

2. Enviar fuerzas de interposición internacional civil y militar a Gaza, de carácter temporal, hasta que los palestinos efectúen un control efectivo de sus fronteras. Estas fuerzas garantizarán:
La apertura de los pasos fronterizos.
La libre circulación de mercancías, bienes, equipos y personas en las fronteras, incluido personal humanitario y periodistas
La recepción segura y en buen estado de la ayuda humanitaria que se destina a Gaza para su reconstrucción.
La normalización de la vida civil en Gaza.

3. Exigir a Israel la compensación económica para la reconstrucción de Gaza, y no sólo aceptar la contribución de los países árabes y la UE para este cometido. Dicha ayuda será a medio y largo plazo, y no solamente de tipo material, ya que fomentará el diálogo entre los pueblos, la implementación de programas de educación para la paz y el ejercicio de prácticas democráticas que respeten los derechos humanos y las Resoluciones de Naciones Unidas y demás acuerdos que velan por el cumplimiento del Derecho Internacional.

4. Alertar sobre la radicalización de las posturas extremas tanto en Israel, en su tendencia hacia la derecha, extrema-derecha como en Palestina, con el fortalecimiento de la vía violenta.

5. Incorporar a las mujeres en la representación política, en los procesos de paz en una cuota de al menos un 30% tal y como establece la resolución 13/25 de las Naciones Unidas.

6. Fortalecer el diálogo y el encuentro entre amplios y diversos sectores de la Sociedad Civil de ambos pueblos, apoyando encuentros entre palestinos e israelíes de distintos grupos políticos, sociales, intelectuales y académicos, para que se coordinen y puedan tomar decisiones de mutuo acuerdo, en torno a la reconstrucción de Gaza y hacia la consecución de la paz. Transmitir a los pueblos palestino e israelí que la política siempre tiene que estar por encima de la guerra.

7. Reforzar y apoyar a las organizaciones civiles palestino israelíes que ya están trabajando de forma conjunta en la región, por ejemplo el Círculo de Padres, la Iniciativa de Ginebra, etc.

8. Fortalecer la empatía, la pedagogía política a través de campañas cuyo objetivo sea:
Sensibilizar a los diferentes sectores sociales de la población Israelí
Sensibilizar a la población de Palestina, mostrándoles otros puntos de vista sobre los israelíes y organizaciones que trabajan en contra de la ocupación y el militarismo.
Sensibilizar a la ciudadanía española acerca de cuál es la situación real del Conflicto, dando voz tanto a personas y organizaciones palestinas e israelíes que luchan por la paz y no solo mostrando la cara de la violencia.

9. Apoyar la unidad palestina, dado que la división del pueblo palestino y sus organizaciones ha sido nefasta en su lucha contra la ocupación y la paz.

10. Incluir a Hamas en las negociaciones, pero con la condición de que abandone la violencia.

11. Exigir que Naciones Unidas, la UE y los países árabes de la región, se involucren y asuman el compromiso de iguales para:

velar por la reconstrucción de Gaza, por la apertura y control de los pasos fronterizos y por la denuncia y condena por el no cumplimiento de la tregua.

llevar adelante un proceso de negociación que conduzca al cese definitivo de la violencia y al establecimiento de una paz justa y duradera.

12. Cuestionar y condicionar la renovación del Tratado de Asociación Libre con Israel por parte de la UE, en función de que garantice el respeto de los Derechos Humanos y la aplicación de las Resoluciones de Naciones Unidas

13 Exigir a la Administración Obama que la nueva política exterior de multilateralismo sea también visible y efectiva en relación al conflicto, y no reduzca éste a acuerdos bilaterales entre Israel y Estados Unidos tal y como han venido practicando las anteriores Administraciones norteamericanas desde 1967, en las que ha prevalecido el criterio de “dejar hacer” al Estado de Israel, sin ningún tipo de cuestionamiento.

14. Impulsar y apoyar el papel mediador de España con el resto de países árabes de la zona.

15. Solicitar a los medios de comunicación, organismos e instituciones políticas y sociales que ofrezcan una información transparente, no sesgada, sobre lo que está sucediendo en la región.

¿Y después de Gaza, qué?
Comentarios