#TEMP
martes 17/5/22

"Un millón de inmigrantes van a decantar varios municipios en los comicios de 2011"

El presidente de AESCO, Juan Carlos Roi, no cree que debates como los que se están dando en la campaña catalana vayan a repetirse en próximas citas electorales, sobre todo en las elecciones municipales donde están llamados a votar alrededor de un millón de extranjeros residentes en España.
NUEVATRIBUNA.ES / I.G.C. 12.11.2010

Cerca de 500.000 inmigrantes extracomunitarios (Perú, Colombia, Ecuador, Chile, Paraguay y Bolivia) y más de 400.000 extranjeros comunitarios (principalmente rumanos, búlgaros y polacos) podrán votar en las elecciones municipales de 2011, un factor que determinará, a juicio de Juan Carlos Roi, que se siga utilizando la inmigración como arma electoral tal y como está haciendo el PP en Cataluña.

“Un millón de extranjeros van a tener derecho de voto en las elecciones locales del próximo año y van a decantar a alcaldes y a concejales. Así que esperamos que esto lo tengan en cuenta los partidos políticos, porque discursos antiinmigración pueden aglutinar a un electorado que piensa así pero puede polarizar a otro que piensa en términos distintos”, advierte el presidente de AESCO.

En conversación con nuevartibuna.es, Juan Carlos Roi, manifiesta su “preocupación” por lo que está pasando en la campaña catalana y por el peligro que supone que el debate sobre la inmigración “se convierta en un debate populista que no beneficia a nadie”, en un debate que se hace “con las vísceras”.

A su juicio, el principal problema en España sigue siendo la falta de una política de Estado estable en la que todas los partes se pongan de acuerdo en cuáles deben ser los ejes de dicha política. “Afortunadamente –dice- hay varios acuerdos en los que se ha avanzado como los planes de integración llevados a cabo por los gobiernos regionales, tanto del PSOE como del PP, y que incluyen términos como que la integración es un proceso bidireccional, un esfuerzo compartido”. Sin embargo, resulta “preocupante” propuestas como las que está haciendo el PP en Cataluña del ‘contrato de integración’: “Hay cosas que no deberían estar en ese papel, como el que los inmigrantes tengan que comprometerse a respetar la cultura española y a pagar impuestos… si ya lo hacen. Son ideas con mala intención porque dan a entender algo que no ocurre. Es una obviedad, vivimos en un Estado de derechos y obligaciones y los inmigrantes cumplen con sus obligaciones y ejercen sus derechos”, subraya, al tiempo que recuerda que la actual Ley de Extranjería ya establece unos criterios de integración.

Roi mantiene que el discurso del PP de Cataluña “no es el mismo” que tiene este partido en los sitios donde gobierna (Madrid, Valencia, Murcia, Castilla y León…) donde tiene que gestionar la diversidad y poner en práctica los planes de integración.

El presidente de AESCO también quiere poner el acento en que la inmigración, en términos generales, no representa un problema para los españoles. Aunque es cierto que aparece como la cuarta preocupación de los ciudadanos en el último sondeo del CIS “está a gran distancia de los tres primeros”: el paro, la situación económica y la clase política. “No hay ninguna propuesta para regenerar la política. ¿Queremos regenerar la inmigración pero no queremos regenerar a los partidos políticos?”, se pregunta. En su opinión, regenerar la inmigración “puede ser una ventaja” pero “depende de la gestión que se haga” del asunto. “Si nos empeñamos en mantener discursos de confrontación y de resentimiento y a decir que aquí hay quien tiene más derechos que otros, nos vamos a cargar la cohesión social”, advierte.

"Un millón de inmigrantes van a decantar varios municipios en los comicios de 2011"
Comentarios