#TEMP
jueves 19/5/22

"¡Todos somos saharauis!"

Cientos de personas denunciaron el viernes en Madrid la represión ejercida por Marruecos contra el pueblo saharaui y exigieron la inmediata intervención de la comunidad internacional y del propio Gobierno español para la resolución definitiva del conflicto.




NUEVATRIBUNA.ES - 17.04.2009

Cientos de personas asistieron el viernes a la concentración convocada por la Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el Sáhara (CEAS-Sáhara) y Conciencia Saharaui frente al Ministerio de Asuntos Exteriores bajo el lema Por un Sáhara sin muros ni minas, libre e independiente. El acto, en el que se corearon lemas contra el ministro Miguel Ángel Moratinos y en defensa de la lucha del pueblo saharaui, se desarrolló de forma pacífica y concluyó sin incidentes.

"CRIMEN CONTRA LA HUMANIDAD"

La protesta tiene su origen en la explosión, el pasado 10 de abril, de una mina antipersona que amputó la pierna a un joven saharaui. Brahim Hussein Labeid, de 19 años, participaba en una marcha internacional -a la que asistieron varios ciudadanos españoles- para denunciar el "Muro de la Vergüenza" que divide el Sáhara Occidental y que, a juicio de las organizaciones convocantes, representa la ocupación militar por la fuerza del territorio saharaui. Según estas asociaciones, la explosión se produjo cuando un grupo de jóvenes se acercó a una zona de minas no señalizada por Marruecos. "Este hecho", explican los asistentes a la marcha en una carta dirigida al presidente del Consejo de Seguridad de la ONU, se suma a "los trágicos sucesos que sufre constantemente la población saharaui a un lado y al otro del muro, y demuestra la falta de voluntad del Reino de Marruecos, que no ha ratificado el Convenio de Ginebra sobre la prohibición y destrucción de las Minas Antipersonal y sigue utilizando estas armas prohibidas por la Comunidad Internacional".

En la misiva, que exige la intervención inmediata de Naciones Unidas, se denuncia "una vez más la existencia de un muro construido ilegalmente por las fuerzas marroquíes, que simboliza un crimen contra la Humanidad y representa la ocupación colonial por parte del Reino de Marruecos de un territorio que no le pertenece".

MARRUECOS: "NO NOS DEJAREMOS INTIMIDAR"

El Ministerio del Interior marroquí acusó esta semana a los participantes en la marcha, que cifra en 1.400, de acceder "a una zona prohibida cerca de Mahbes en violación flagrante de los acuerdos militares concluidos bajo los auspicios de la ONU". El régimen norteafricano aseguró que "no se dejará intimidar por tales maniobras y que defenderá por todos los medios que juzgue apropiados su integridad territorial".

"¡Todos somos saharauis!"
Comentarios