viernes 10.07.2020

¿Quién contribuye al trabajo forzado y la deforestación en la Amazonia?

Greenpeace ha presentado hoy en Brasil, Estados Unidos y Europa un informe que, bajo el título "Sacrificando la Amazonia", revela qué instituciones y empresas están comprando cuero, carne y otros productos a granjas de ganado brasileñas "vinculadas" a la deforestación y el trabajo forzado.
AGENCIAS - 01.06.2009

Adidas, Reebok, Inditex, Timberland, Geox, Gucci, Ikea e, incluso, el Ministerio de Defensa español están comprando cuero, carne y otros productos a granjas de ganado brasileña "vinculadas" a la deforestación y el trabajo forzado, según denuncia Greenpeace.

Así lo concluye un nuevo informe que la ONG presenta hoy en Brasil, Estados Unidos y Europa y que, bajo el título Sacrificando la Amazonia, desvela los resultados de una investigación llevada a cabo durante tres años sobre la expansión de la industria ganadera en Brasil.

Greenpeace dice haber seguido el "viaje" de la carne de ternera, el cuero y otros productos procedentes de granjas de ganado brasileñas hasta su destino final en los mercados internacionales. Asegura que las granjas investigadas están involucradas en la deforestación ilegal en el corazón de la selva amazónica, en la invasión de tierras de las comunidades indígenas y en el trabajo forzado.

Así, el estudio "verifica" que productos de estas granjas de ganado y mataderos "han llegado a las cadenas de suministro de marcas tan importantes como Adidas, Reebok, Timberland, Geox, Eurostar, Honda, Gucci, Ikea, Kraft, Clarks, Nike, Tesco y Wal- Mart".

"Marcas prestigiosas de calzado deportivo, de comida preparada y de bolsos de diseño podrían tener un impacto en la destrucción de la Amazonia e, incluso, estar ligadas a la violación de derechos humanos", declara Miguel Ángel Soto, de la campaña de Bosques y Clima de Greenpeace España.

La ONG cree que estas empresas "deberían asegurar que este tipo de industrias tan destructivas no alcancen a su cadena de suministro".

EL MERCADO ESPAÑOL

El estudio no deja al margen al mercado español. Según indica Greenpeace, Brasil ocupa el tercer lugar entre los países de procedencia de las importaciones de cuero españolas, y se ha encontrado que dos empresas españolas (Industrias Basati y Curtielex S.L.) han comprado cuero a la brasileña Bertin, una de las empresas vinculadas con la deforestación y el trabajo forzado.

El Ministerio de Defensa español también aparece como cliente de una multinacional de comida preparada donde la carne de ternera es suministrada, entre otras, por la brasileña Bertin.

Greenpeace demanda a la comunidad internacional que adopte un compromiso de destinar 140.000 millones de euros anuales para hacer frente a la crisis climática, incluyendo aproximadamente 40.000 millones anuales destinados a los países con recursos forestales, para asegurar que los bosques estén "adecuadamente protegidos".

¿Quién contribuye al trabajo forzado y la deforestación en la Amazonia?
Comentarios