lunes 29/11/21
NUEVO DESAHUCIO EN LA CAPITAL

"No me voy por morosa, me voy por pobre"

Estas han sido las primeras palabras de María José, la mujer que el miércoles fue desahuciada de su piso en Madrid a pesar de la presencia de 'indignados'.

'No me voy por morosa, me voy por pobre', han sido las primeras palabras que ha pronunciado, ya en la calle, la mujer que ha sido desahuciada de su piso en el barrio madrileño de Ciudad Lineal, en medio de un fuerte dispositivo policial y la presencia de unos doscientos manifestantes.

Convocados por el movimiento 15-M y la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, unas doscientas personas se han concentrado alrededor del domicilio, pero esta vez no han podido impedir el desalojo de una madre y sus dos hijos, que al abandonar el piso han dado las gracias a los asistentes entre aplausos y gritos de apoyo.

La hipoteca de María José con la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) ascendía a 150.000 euros, pero en la actualidad su deuda se ha incrementado en 50.000 euros más por las tasas e intereses por demora en el pago.

Desempleada, con 53 años y madre de una joven de 24 años en paro y de un hijo de 25 años con un 77% de discapacidad, María José dispone de una pensión que ronda los 600 euros mensuales, con los que no puede afrontar el pago de la deuda.

La Plataforma de Afectados por la Hipoteca había logrado paralizar el primer intento de desahucio a esta familia el pasado 6 de julio, pero en esta ocasión el Tribunal Superior de Justicia de Madrid ordenó la asistencia de la Policía Nacional para poder ejecutar el desalojo.

Con pancartas con mensajes como '¡Stop desahucios!', 'Casa y hogar, derecho elemental' y '¡No al fraude hipotecario!', los manifestantes han recibido la llegada de los servicios sociales y de la Comisión Judicial con silbidos y gritos de '¡Ni un paso atrás, ni un desahucio más!' y '¡Vergüenza, vergüenza!'.

Media hora después, María José abandonaba la vivienda con su hija y se acercaba a los manifestantes que la esperaban frente al número 130 para darles las gracias. 'Me voy con la cabeza muy alta porque no soy morosa, soy pobre', ha afirmado.

El abogado de la familia, Rafael Mayoral, ha calificado el despliegue policial de 'desproporcionado' y ha explicado que los servicios sociales sólo se han personado en la vivienda 'para figurar' ya que no han ofrecido ninguna solución a la familia.

Por su parte, el portavoz de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, Chema Ruiz, ha explicado que han logrado paralizar 64 desahucios desde su constitución, y que éste es el segundo caso en el que fracasan.

"No me voy por morosa, me voy por pobre"
Comentarios