viernes 25/9/20

"Los piratas nos trataron como a perros. Al patrón le pegaron bastante"

El relato de Víctor Bilbao, jefe de máquinas del 'Alakrana', sobre los 47 días de secuestro del atunero poner los pelos de punta. Bilbao ha declarado ante el juez de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz, en Gernika.
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 24.11.2009

"Ellos son animales y nos han tratado peor. Pegar a mí no me han pegado, pero agarrarme como si fuera un niño y vejarme, sí. Me traían piezas para arreglar, me trajeron un fuera-borda para arreglarlo y yo arreglándolo y encañonado, como si fueramos perros". Este es el relato que ha hecho el jefe de máquinas del 'Alakrana', Víctor Bilbao, sobre la situación que se vivió en el barco durante su secuestro.

Según el jefe de máquinas, al patrón del barco "le han pegado bastante", así como a otro engrasador. Sobre el momento de la liberación del buque, ha señalado que el patrón bajó a la zona de máquinas y dijo: "Arranca, rápido, que nos vamos". "No nos enteramos de nada porque nos tenían confinados dentro del barco". También ha contado que el mobiliario del barco estaba "destrozado" y que robaron repuestos del buque.

El tripulante ha justificado en todo momento la acción militar para detener a los dos piratas que se encuentran en España y ha criticado los intereses políticos que han convertido este episodio en motivo de polémica. Tras relatar que un teniente de navío, "un tal Barrionuevo", disparó a uno de los piratas y ahora "le quieren degradar", ha dicho: "Los políticos están buscando una cabeza de turco, cuando la acción que se hizo en la mar era correcta. Cuando ese chico disparó, el comandante le echó una bronca de la leche, pero el helicóptero está continuamente grabando la acción y, cuando la vieron, dijeron que la medida era correcta. Pero, hoy en día, algún politicucho le quiere cortar la cabeza".

Victor Bilbao, que asegura que no les han enseñado fotos de estos dos piratas, ha aportado otros detalles sobre el secuestro como que, en alguna ocasión, "han estado hasta 48 horas sin comer, en concreto, cuando había algún "altercado". Para ir al baño, tenían que pedir permiso.

Tras la experiencia, ha confesado que se está recuperando del cautiverio y que tendrá que "darle muchas vueltas" a la posibilidad de volver al mar.

EL 'ARIANA', SEIS MESES SECUESTRADO

Por otro lado, Bilbao ha explicado al juez la situación del buque Ariana MV, con bandera de Malta, pero de propiedad griega, secuestrado desde hace seis meses por piratas somalíes, y cómo el 14 de octubre les dejaron pasar a esta embarcación para suministrarles gasoil.

Al parecer, en ese buque había un niño pirata con dos pistolas que les intimidaba. Tras indicar que Pedraz se ha quedado "impactado" por la situación de este barco y les ha realizado muchas preguntas al respecto, ha señalado que en ese buque no pueden cocinar porque no tienen luz y los piratas "queman el mobiliario". "No tienen nada. Nosotros les dimos comida, fruta, medicamentos, pero los piratas los tiraron al agua".

Al no poder realizar la maniobra para suministrarles el gasoil, el maquinista del Ariana estaba "llorando y no reaccionaba". Bilbao ha contado que los piratas le pegaron y no dejaron a la tripulación del 'Alakrana' que hiciera otra maniobra para facilitarles combustible: "Entre nosotros, al principio, decíamos: 'vamos a darles gasoil, pero vamos a darles poco para no quedarnos nosotros sin nada', pero, cuando vimos el cuadro que había, dijimos: 'vamos a darles lo que sea'. Era un drama, el maquinista no podía ni hablar, llevan seis meses secuestrados".

Otro de los tripulantes del 'Alakrana', Andoni Gotxi, que también ha declarado ante el juez Pedraz, ha afirmado que los marineros se encuentran "psicológicamente muy mal", aunque "físicamente bien". El peor momento, según Gotxi, fue cuando los piratas realizaron "los disparos en proa". "Disparaban por encima de nosotros y no sabíamos a dónde iban las balas".

Ha narrado que la tripulación se encontraba en los camarotes y salían al comedor a comer: "Estábamos todos juntos, menos el capitán y el patrón, que estaban en el puente". Y ha calificado de "bueno" el momento de la liberación, en el que vieron "un helicóptero encima del barco y los soldados que iban también en barco". Sobre la posibilidad de volver a trabajar en la mar, no tiene nada decidido pero apunta: "Si me dan la jubilación anticipada no, porque soy ya mayor".

"Los piratas nos trataron como a perros. Al patrón le pegaron bastante"
Comentarios