#TEMP
jueves 26/5/22

"Los números sometidos a tortura confiesan cualquier cosa"

ISABEL G. CABALLERO
Elvira Llopis, vicepresidenta de la Fundación 1 de Mayo, charla con nuevatribuna.es sobre la crisis económica, el paro y el sistema de protección social en España que, según un informe del que ella es autora, resulta, a día de hoy, insuficiente.
NUEVATRIBUNA.ES - 17.04.2009

“La Seguridad Social aguanta, las pensiones aguantan, y si no aguantan, hay que hacer que aguanten. Las declaraciones de Miguel Ángel Fernández Ordóñez me parecen una barbaridad. No se ajustan a la realidad. Ya sabemos que los números sometidos a tortura confiesan cualquier cosa”.

Con esta ironía comenta Elvira Llopis la incendiaria advertencia hecha por el Gobernador del Banco de España sobre una posible bancarrota del fondo de pensiones, uno de los asuntos tratados en la charla que nuevatribuna.es ha mantenido con ella y que ha estado centrada en la crisis económica.

REVELADOR INFORME

La vicepresidenta de la Fundación 1 de Mayo, vinculada al sindicato Comisiones Obreras, es la autora, entre otros, del informe Crisis económica y Estado del Bienestar: una aproximación a la protección social en España, que acaba de ser publicado y que arroja reveladores datos sobre las consecuencias que está acarreando la crisis económica a la sociedad española. Cifras contundentes que muestran un panorama ciertamente ensombrecedor si no se toman cuanto antes las medias oportunas para el corto y medio plazo.

Las principales conclusiones del informe ponen de manifiesto que el gasto público de carácter social en España sigue siendo insuficiente y se mantiene a la cola con respecto al resto de países de la Unión Europea, y eso a pesar de que en sólo seis años (de 2000 a 2006) se ha incrementado en un 60%, pasando de 127 mil millones de euros a 205 mil en cuanto a protección social y educación.

Ello se debe según Llopis- a que España arrastra un déficit desde la dictadura franquista que ahora se ve acrecentado por la crisis y las repercusiones que está teniendo sobre el empleo. “Si ya era necesario incrementar el gasto social, en estos momentos es mucho más necesario porque va a haber más personas en mayor riesgo de exclusión”.

MÁS POBREZA EN ESPAÑA

Al frente del Área de Políticas Públicas, Sociales y Estado del Bienestar, Llopis pone el acento en las crecientes desigualdades sociales, en el peligro de fractura social y en unos umbrales de pobreza que dan escalofríos. “De alguna manera, la pobreza es contaminante”, afirma, ya que la persona que se encuentra en esa situación arrastra a su entorno familiar que acude en su ayuda.

En el año 2000, había en España un 6% de personas en situación de pobreza severa. En 2007 aumentó al 8%. Mientras hay 1,4 millones de personas asalariadas con unos ingresos medios mensuales de 4.925 euros, 5,5 millones de personas subsisten con una media de ingresos de 270 euros al mes.

El estudio divide en tres grandes grupos a la población española. El primero lo componen 17 millones de personas que viven en una situación de desahogo y que tienen capacidad para ahorrar. Suponen una cuarta parte de los hogares más ricos del país que, en 2005 (según datos aportados por el Banco de España), concentraba el doble de patrimonio (2,8 millones de euros) que las otras tres cuartas partes de la población (1,4 millones).

Un segundo grupo estaría compuesto por 15 millones de personas que sobreviven en el día a día, sin apenas capacidad para ahorrar, pero con posibilidades de llegar a final de mes. Y un tercer sector, que incluye a 12 millones de ciudadanos (un 27% de la población) que tienen dificultades para llegar a final de mes y para ahorrar. Es una cuarta parte de los hogares más pobres, cuyo patrimonio total en 2005 era 41 veces inferior al de la cuarta parte de los más ricos.

Esto genera mayores niveles de endeudamiento señala Llopis-, sobre todo debido al pago de la vivienda. En el primer trimestre de 2009, el número de morosos se ha duplicado con respecto al mismo periodo de 2008. “No es lo mismo que malvivas a que te quedes en la calle. Quedarse ahora sin empleo es quedarse en mes y medio si nada. Ese es el mayor problema que estamos viviendo”.

FALTA DE VOLUNTAD DE LA PATRONAL

Con casi cuatro millones de parados, de los cuales, 1,3 no perciben a día de hoy ningún tipo de prestación, el presupuesto del Estado se ha incrementado en los últimos 4 años un 44,4%, refleja el informe. Para 2009, la dotación en prestaciones sociales asciende a 19 mil millones de euros. Representan el 37% del gasto público (27,6% para pensiones y un 5,10% en desempleo).

Pero ello no será suficiente para evitar una fractura social que empieza a evidenciarse. “Las clases sociales se definen en función de la renta, cuanto más se polariza la renta más se fractura la sociedad. Por ello hay que intensificar las políticas sociales que afectan a las rentas más bajas y evitar la fractura social”, dice esta histórica sindicalista.

“Que haya menos prestaciones significa empobrecer a la población, significa que la población no consume y el crecimiento económico se ralentiza”, añade, lamentando que ciertos poderes políticos y empresariales no hagan esta lectura, sino la de recortar los salarios, reformar el mercado laboral que, a su juicio, no es más que desregularlo, en lo que dice son “los últimos coletazos del discurso liberal”, que ni CCOO ni UGT admitirán en ningún caso, advierte.

Porque “si el objetivo de muchos empresarios no hubiera sido enriquecerse a corto plazo, la estructura económica de nuestro país sería distinta”. Llopis se muestra muy dura con los empresarios “no son ellos los que nos van a sacar de la crisis sino la clase trabajadora”-, y culpa del bloqueo del diálogo social a la Patronal y a su “falta de voluntad” por llegar a un acuerdo.

UN CAMBIO DE MODELO

¿Qué debe ser objeto del Diálogo Social? Llopis Responde: Las grandes políticas, que hablen de tejido productivo, protección social y empleo. “Para lo que tiene que servir esta crisis es para cambiar un modelo que ha hecho crac”, dice. No obstante, la dirigente sindical se muestra optimista sobre la posibilidad de llegar a un acuerdo y no ve necesario que el Gobierno cree una figura, a modo de ‘comisario’ para mediar en la interlocución entre los agentes sociales. “¿Desde cuándo una interlocución necesita un mediador? A ese espacio se acude voluntariamente y se acude con la voluntad de llegar a un acuerdo; si no, no estás siendo leal”.

Y el Gobierno, ¿cómo está gestionando la crisis? Llopis no duda en afirmar que las medidas fiscales como la devolución de los 400 euros “electoralmente pueden ser rentables” pero en la realidad no sirven porque han supuesto un “vaciamiento” del Estado que ahora podría disponer de esos recursos para, por ejemplo, incrementar el subsidio.

Pero no sólo eso. España recuerda Llopis- es el país con mayor fraude fiscal de la UE. Solamente con corregirlo, los ingresos del Estado se incrementarían muchísimo, afirma, aunque matiza que “en los salarios no está el fraude”, sino en un gran número de profesionales liberales “que declaran no ganar más de 3.000 euros al año”.

APUESTA POR LAS MOVILIZACIONES

Lo que la vicepresidenta de la Fundación 1 de Mayo quiere poner de manifiesto es que el Estado dispone de instrumentos para combatir la crisis y aunque se muestra contraria a una huelga general ve necesarias las movilizaciones (este mismo domingo CCOO secunda una gran marcha en Madrid). “Los demás se movilizan. Los bancos se movilizaron enseguida para que los salváramos. La patronal también lo ha hecho rapidísimamente”, por qué no la clase trabajadora.


*Elvira Llopis es Doctora en Filosofía y Letras. Master en Fundamentos Psicológicos de la Educación y en Relaciones Laborales. Técnica Superior en Prevención de Riesgos Laborales. Premio Nacional de Educación en material didáctico; Profesora de enseñanza secundaria. Desde 1992 ha desempeñado diversas responsabilidades sindicales en CCOO de Madrid. Autora de diversos materiales formativos en materia de Igualdad de Oportunidades entre hombres y mujeres.

> PDF: Estudio de la Fundación 1 de Mayo sobre Protección Social

"Los números sometidos a tortura confiesan cualquier cosa"
Comentarios