#TEMP
sábado 28/5/22

¿Fumar? ¡Ni caminando por la calle!

Esta recomendación tan extrema nos llega de Taiwan, donde le están dando vueltas para el próximo año. Aquí, el debate sobre el uso del tabaco en público no ha llegado tan lejos pero todo se andará. De momento, el sector de la hostelería se ha puesto en pie de guerra ante la nueva prohibición que anuncia el ministerio de Sanidad y que afectará a locales públicos cerrados y a restaurantes.
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 15.12.2009

La Federación Española de Hostelería (FEHR) calcula que el sector podría perder unos 11.100 millones de euros en 2010 con el endurecimiento de la actual Ley Antitabaco. La FEHR califica la medida de "dramática" y asegura que "dará la puntilla" a los establecimientos medianos y pequeños que logren sobrevivir a la crisis. Consideran que la prohibición total de fumar en los restaurantes, sin distinciones de áreas para furmadores y no fumadores, llega en un momento muy desafortunado por la crisis que, según explica José Luis Guerra, presidente de la federación, le ha costado ya al sector hostelero pérdidas del 20%.

Igual de indignados o más se muestran los autónomos. Temen que hasta 5.000 locales tengan que echar el cierre y desde la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) acusan a la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, de "estar sembrando un profundo desasosiego e incertidumbre en el sector de la hostelería". Para su presidente, Lorenzo Amor, esta medida es "precipitada y, por supuesto, poco responsable", ya que el Gobierno "no ha escuchado la opinión del sector".

Al impacto negativo que supondrá el no poder fumar en los bares y restaurantes, se suma la imposibilidad de los hosteleros con locales de más de 100 de recuperar la inversión que realizaron para habilitar zonas de no fumadores en base a la actual normativa. El presidente de la FEHR estima que de los 70.000 locales con superficie superior a 100 metros que hay en España, entre 40.000 y 50.000 hicieron reformas para que sus clientes pudieran fumar. Las obras tuvieron un coste medio por establecimiento de 20.000 euros.

Y si los hosteleros encabezan las protestas contra el endurecimiento de la Ley Antitabaco, los profesionales de la Sanidad, en general, defienden que se limite el consumo de una sustancia cuyos efectos perniciosos sobre nuestra salud consideran suficientemente acreditados.

La Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Publica señala lo siguiente:

1) El tabaquismo es una de las causas mas importantes de mortalidad y morbilidad en nuestro país.

2) El tabaquismo pasivo también esta demostrado que produce graves enfermedades en las personas que lo sufren.

3) La actual legislación sobre el tabaquismo en los establecimientos hosteleros tiene como resultado el que la mayoría de la población no fumadora se encuentra sometida al humo del tabaco.

4) La aplicación de una legislación que prohibe el uso del tabaco en todos los locales cerrados no ha supuesto problemas significativos ni para la economía , ni para la frecuentación de estos establecimientos, lo que se ha demostrado en otros países europeos (Francia, Irlanda, etc).

5) Por otro lado la legislación actual favorece su incumplimiento y las “interpretaciones” de algunas CCAA en orden a su no aplicación.

Por todo ello, la FADSP entiende como "muy positivo" que se apruebe una nueva legislación que convierta a todos los locales cerrados de uso publico en locales exentos del humo del tabaco, y cree que es preciso que se haga en términos inequivocos para evitar interpretaciones fraudulentas.

En medio de ambas posturas, los datos del Comisionado para el Mercado de Tabaco (un organismo autónomo adscrito al Ministerio de Economía) indican que los efectos de la Ley Antitabaco, vigente desde el 1 de enero de 2006, no están siendo los deseados. Si se compara el año 2008 con el 2005, el último sin restricciones para los fumadores, sólo se ha reducido un 1,3% las unidades vendidas (cigarrillos, puros, tabaco de liar y para pipa).

¿Fumar? ¡Ni caminando por la calle!
Comentarios