#TEMP
lunes 23/5/22
APOYO DE LOS INTELECTUALES A GARZÓN

"Es lo más grave que le ha pasado a la democracia española desde el 23-F"

Personalidades del mundo de la cultura comenzarán este miércoles un ‘encierro simbólico’ en la Facultad de Relaciones Laborales de la Complutense, que durará hasta el 22 de abril, día que podrían suspender cautelarmente al juez Garzón.
NUEVATRIBUNA.ES / A. M. - 13.04.2010

Personalidades del mundo de la cultura como los actores Pedro Almodóvar, José Sacristán y Pilar Bardem y los escritores Luis García Montero o Almudena Grandes han convocado un encierro "indefinido" cuyo objetivo es solidarizarse con el juez Baltasar Garzón y protestar contra "esta nueva victoria de Franco", según explicó el director manchego.

La asistencia de Almodóvar creó una gran expectación entre el centenar de personas que apoyaron la presentación del acto. El cineasta dijo que las causas abiertas contra Garzón en el Tribunal Supremo le producen "perplejidad y miedo", mientras que Bardem aseguró que "es lo más grave que le ha pasado a la democracia española desde el 23-F".

También hizo una referencia al poeta Marcos Ana (cuyas memorias son la base para su próxima película), a quien definió como una persona que "nunca tuvo una palabra de revancha", hasta el punto de que "no ha querido revelar el nombre de sus verdugos".

UN ENCIERRO CON HISTORIA

El encierro simbólico tendrá lugar este miércoles en una de las aulas de la Facultad de Relaciones Laborales de la Universidad Complutense de Madrid, situada en la calle San Bernardo, donde, según recordó Pilar Bardem, comenzaron las protestas ciudadanas en la última etapa del franquismo". La protesta está convocada por varias asociaciones para la recuperación de la memoria histórica bajo el lema "¿Impunidad para el franquismo? No, gracias".

La reclusión voluntaria de los partidarios de Garzón se iniciará a las diez de la mañana y se extenderá hasta el próximo 22 de abril, día en el que se prevé que el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) suspenda cautelarmente al juez como consecuencia de las causas abiertas contra él en el Tribunal Supremo.

Entre otras actividades, durante el encierro se dará lectura al auto por el que el juez Garzón se declaró competente para investigar los crímenes del franquismo.

“113.000 HUESOS PUDRIÉNDOSE EN CUNETAS”

Por su parte, el actor José Sacristán, calificó de "intolerable moralmente" la persecución que a su entender está sufriendo Garzón y aseguró que se enmarca dentro del proceso de "deslegitimación de todo aquello que sea un ataque a la derecha".

La escritora Almudena Grandes afirmó además que la transición española "no fue un éxito desde el punto de vista moral" y lamentó que tras las primeras elecciones el Gobierno "no cortara los vínculos que le unían a la dictadura". Todas estas carencias son las que permiten, a su entender, que un partido como Falange pueda sentar en el banquillo a Garzón.

"Hay 113.000 huesos pudriéndose en las cunetas de España". Así comenzó su alocución el actor Juan Diego Botto, quien añadió que "ninguna ley en el mundo puede amnistiar a los genocidas". "¿Con qué legitimidad confiamos en una justicia que persigue a un asesino pero no a un genocida, que investiga la desaparición de una niña pero no la de 113.000 personas?", se preguntó el actor. Entre los asistentes también estuvieron el actor Pepe Viyuela, el cantante Ismael Serrano o la dirigente de IU Inés Sabanés.

Uno de los momentos más aplaudidos coincidió con la intervención del presidente de la Asociación de Ex-presos y Represaliados Políticos Antifranquistas, Gervasio Puerta, quien mostró su "indignación" porque no sean los "asesinos falangistas" quienes estén sentados en el banquillo. "No estuve de acuerdo con la justicia de Franco que me juzgó a mí, y hoy no puedo aceptar el veredicto sobre Garzón, lo siento", dijo antes de reivindicar la necesidad de no olvidar, pero sin caer en la venganza.

Las personalidades que respaldan esta iniciativa, entre las que se encuentran también Pepe Viyuela, Luis Montes o Pedro Guerra, también anunciaron que tienen previsto concentrarse frente a la Audiencia Nacional, todos los días de lunes a viernes hasta el próximo 22 de abril, día en el que el juez Garzón comparecerá frente al tribunal.

"Es lo más grave que le ha pasado a la democracia española desde el 23-F"
Comentarios