sábado 24.08.2019
ENTREVISTA A YOLANDA BESTEIRO

Yolanda Besteiro: "En materia de igualdad tenemos la legislación más avanzada del mundo"

La presidenta de la Federación de Mujeres Progresistas espera que la crisis económica y el cambio de gobierno no suponga un retroceso en materia de políticas de igualdad. “Las crisis siempre han devuelto a las mujeres al cuidado de sus familias”, advierte.
"En igualdad tenemos la legislación más avanzada del mundo"

“En España todavía impera la cultura patricarcal”

Nuevatribuna.es | En un reciente estudio presentado por la Federación de Mujeres Progresistas se refleja un mapa sociológico de España verdaderamente preocupante. Ocho de cada diez jóvenes consideran que la mujer debe complacer al hombre y una gran mayoría también ve los celos como algo normal. ¿Cuáles cree que son las causas del machismo imperante entre los jóvenes y qué se puede hacer para cambiar esos roles?

Yolanda Besteiro | Las causas son que todavía impera la cultura patriarcal. La forma y la medida de todas las cosas es el parámetro masculino. Fundamentalmente por la división sexual del trabajo, de forma que a los hombres y a las mujeres se nos adjudican una serie de tareas, a los hombres sustentadores económicos fundamentales de la familia y a las mujeres el cuidado y atención de la familia y de la casa y, en el caso de que se trabaje, como apoyo auxiliar a la economía familiar pero nunca como cabeza de familia.

Esa cultura patriarcal, que marca los roles y los estereotipos, está en toda la sociedad. La mujer sigue siendo la que se ocupa no solo de trabajar fuera sino también del cuidado y atención de los hijos, personas mayores, dependientes, de ser la proveedora fundamental de todo lo que se necesita para la familia. El peso sigue recayendo sobre las mujeres. Si a eso le añades la imagen que todavía transmiten de las mujeres los medios de comunicación y la publicidad, que sigue siendo sexista, o lo que se difunde a través de las redes sociales, de Internet, en los videojuegos, en las videoconsolas, esos roles, y esa cultura está marcando toda la sociedad y lo que hacen los jóvenes es recoger eso que les llega de la sociedad.

¿Soluciones? Se tiene que corregir esa imagen y esa educación que se transmite de tal manera que cada uno sea lo que considere en función de sus deseos y mérito y no lo que venga predeterminado por el sexo. Y para eso hay que llevar a cabo políticas coeducativas en la escuela, en la familia y en los medios.

NT | ¿Y cree que parte de la responsabilidad es de las mujeres?, ¿de los valores que transmiten las madres a los hijos?

Sí. Las mujeres no solamente vivimos en desigualdad sino que además somos tradicionalmente las encargadas de transmitir esos valores. Es a las mujeres a las que se las confía la transmisión de los valores tradicionales, por lo que hay que hacer un esfuerzo muy importante para educar en esos valores igualitarios a toda la sociedad y también a las mujeres porque somos el hilo conductor en todas las sociedades.

"En materia de igualdad tenemos la legislación más avanzada del mundo"

El informe de la organización que usted preside se presentó coincidiendo con el Día Internacional contra la Violencia de Género. Este año han muerto 55 mujeres a manos de sus parejas. ¿Qué falla en la actual legislación?

En la legislación no hay frenos. Tenemos la legislación más avanzada del mundo. La ley española es utilizada como modelo, el referente de toda Europa y del mundo. Pero la ley todavía tiene una parte muy importante pendiente de desarrollar. La Ley Integral es por encima de todo una ley ideológica. La violencia de género se basa precisamente en esa supuesta superioridad de los hombres sobre las mujeres. Lo que se pretende con la Ley es, no solamente ayudar y proteger a esas mujeres y castigar a los maltratadores, sino también cambiar ese paradigma, esa supuesta superioridad, por valores igualitarios. Solamente desaparecerá la violencia de género cuando realmente seamos iguales. Mientras haya desigualdad, habrá violencia de género. La relación es clarísima.

"No hay un solo dato objetivo que avale la teoría de las denuncias falsas"

¿A qué se refiere cuando dice que la Ley Integral es una ley ideológica?

Me refiero fundamentalmente a toda la normativa que se contiene respecto al sistema educativo en la que se dice que chicas y chicos de todas las edades tienen que recibir formación en igualdad, en violencia de género y en resolución pacífica de conflictos. No se está coeducando. Una parte importantísima de la ley no se está cumpliendo. No hay un solo dato objetivo que avale la teoría de las denuncias falsas. Hay una gran resistencia a la aplicación de la ley difundiendo campañas, como, por ejemplo, que las mujeres utilizan la ley para obtener ventajas, respecto al domicilio, a la custodia y a las pensiones alimenticias de los hijos, por eso denuncian de forma falsa a sus parejas o ex parejas. No hay un solo dato objetivo que avale esa posición. Otro dato objetivo, es que, de las 55 víctimas mortales, únicamente habían denunciado el 25%. Otra parte esencial de la ley es el tratamiento de los medios y la publicidad que se realiza de las mujeres y que también esta pendiente de desarrollar. Es decir, toda la parte ideológica de la ley es la más importante, porque va cambiar el paradigma y es lo que algún día hará que deje de existir la violencia de género. Hay muchos sectores que se oponen a la aplicación de la ley. Hay gente interesada en cambiar la ley, pero sería un gravísimo error, lo que hay que hacer es cumplirla.

"En España, el 90% de las mujeres prostituidas son víctimas de trata"

Otra de las lacras de nuestro tiempo y de la que se habla menos es la trata con fines de explotación sexual. ¿Cuál es el panorama de España en este asunto?

Es ciertamente desolador, porque España se ha convertido en un país de destino y de tránsito para todas las mafias. Lo que hacen es aprovechar la especial vulnerabilidad de las mujeres de forma que las hacen ver que cuando paguen la deuda son libres de volver, de dejarlo. Aprovechan que son mujeres que tienen además responsabilidades familiares en sus países de origen y que mantienen a sus familias. En situaciones de crisis todavía la situación es más complicada y esas circunstancias son conocidas y aprovechadas por las mafias que utilizan esa fragilidad y esa vulnerabilidad de las mujeres para que no puedan salir de esa situación y continúen prostituyéndose sin identificarse como víctimas de trata.

Nos hemos convertido en un país de tránsito y de destino para las mafias que operan en África y en países del Este y en este caso las mafias son más virulentas que las de origen latinoamericano ya que en el caso de que las mujeres no se prostituyan atacan a su familia.

En España, según los datos de la policía, prácticamente el 90% de las mujeres prostituidas son víctimas de trata. Es una situación realmente preocupante. Es el segundo negocio más lucrativo que existe en el mundo, y no hay ningún tipo de peligro como con otros tráficos ilegales, como las armas o las drogas, en el que sí que hay riesgo para las mafias. Aquí, como se supone que las mujeres lo hacen de forma voluntaria, pues no corren peligro. A veces nos encontramos con mujeres en régimen de esclavitud prácticamente.

Al principio hablaba de la importancia de los medios de comunicación en materia de igualdad. Otro elemento, el 'lenguaje sexista'. Por ejemplo, la polémica que se generó cuando Leire Pajín utilizó el término de 'miembra'. ¿Cuál es su opinión?

El lenguaje es muy importante porque construye el pensamiento. Yo siempre pongo un ejemplo que es claro, hay una profesión que está muy feminizada, la de azafata de vuelo, y que afortunadamente cada vez más hombres se incorporan a ella lo que supone poner en valor esa profesión y que adquiera más trascendencia y que incluso los trabajadores lleguen a ganar más dinero porque se le atribuye más valor. Es muy importante que en profesiones como la de cajera haya también cajeros porque las cajeras ganarán más cuando se incorporen los cajeros. En el caso de las azafatas, si no fuera importante el lenguaje, a los hombres que se incorporaran a esa profesión habría que llamarles ‘azafatas’. Y no solo es que no se les llama azafatos porque nos suena mal sino que se les llama auxiliares de vuelo. Si seguimos la teoría que se dice que da igual decir médico que médica, que abogado que abogada, pues como las primeras fueron azafatas, a ellos habría que llamarles azafatas, con ‘a’.

También son importantes los gestos que nos llegan de nuestros dirigentes políticos. Los españoles hemos visto como una ministra de defensa embaraza viajaba a Afganistán para visitar a las tropas españolas. En el Gobierno de Zapatero, también por primera vez en la historia de España, se nombró a una vicepresidenta del Gobierno y a una vicepresidenta económica. También hemos visto que la dirigente popular Soraya Sáenz de Santamaría se puso a trabajar prácticamente nada más dar a luz. ¿Cree que, en este caso, el hecho podría suponer un agravio comparativo para el resto de mujeres que no lo pueden hacer?

Es un arma de doble filo, porque por un lado, efectivamente, para las mujeres que no tienen posibilidades, pueden suponer un agravio comparativo que se espere de ellas que hagan lo mismo. Pero también no es menos cierto que hay excusas que se utilizan por parte de los hombres que ejercen el poder, para que a las mujeres no se nos puedan atribuir las máximas responsabilidades porque tenemos que atender a la familia y eso nos perjudica para que no se nos atribuyan esas responsabilidades que por nuestra capacidad, merecemos en muchísimos casos. Hay que tener en cuenta las dos consideraciones, por un lado se espera de una mujer que esté en una máxima responsabilidad política y si no lo hace se le va a reprochar; pero tampoco se le puede atribuir a otras mujeres que en esa misma circunstancia que no lo hagan. Creo que esto nos debe hacer reflexionar de la situación que nos encontramos, de la trampa mortal que supone para las mujeres hacer una cosa o hacer la contraria.

Todavía sigue habiendo déficit de mujeres en cargos directivos, en el mundo empresarial, el económico, el de medios de comunicación. 

En todas partes, es esencial. El sistema de cuotas que es muy criticado, si no fuera por ello, muchas mujeres no estaríamos, y no es cuestión de merito o capacidad sino de que si no se practican políticas activas, y las normas sobre paridad y cuotas lo son, no estaríamos. En países donde existían las cuotas, cuando se han quitado ha descendido la participación de las mujeres.

“Las crisis siempre han devuelto a las mujeres al cuidado de sus familias”

Antes comentaba la importania que ha tenido y tiene la Ley Integral impulsada por el PSOE. ¿Qué balance geneal hace del Gobierno de Zapatero respecto a las políticas de igualdad?

Es un balance muy positivo. Hemos pasado de encontrarnos en el furgón de cola en materia de igualdad a ser prácticamente el furgón de cabeza. El avance que se ha producido en España ha sido muy importante, vamos a ver si se mantiene. Es clave y no solamente por las políticas de igualdad que se han desarrollado con las leyes que se han promulgado sino también incluso por las políticas que se han practicado desde la cooperación al desarrollo en muchos países. Hablo de las iniciativas de igualdad que se han llevado a Asia, a países como China o las que se han desarrollado en Latinoamérica o en África. El esfuerzo que se ha hecho en España ha sido enorme, somos el referente mundial en estos momentos.

¿Y qué expectativas ve con el nuevo gobierno del PP y en qué medida cree que afectará la crisis económica a las políticas de igualdad en España en el nuevo tiempo que se abre?

Tenemos una preocupación y una esperanza. La preocupación, por la tentativa fácil en estos momentos de volver al modelo anterior y que vayamos otra vez a la imagen tradicional y que se espere que las mujeres volvamos a nuestra casa a atender a nuestra familia, como ha sucedido en las grandes crisis de la historia. Cada vez que las mujeres se han incorporado de manera activa al espacio publico a la vida pública, cuando ha llegado una crisis se le ha devuelto a casa y existe la misma tentación en este momento; y, por los valores tradicionales que viene defendiendo la derecha en nuestro país y que también aparecen reflejados en grandes líneas en el programa electoral pero sobre todo en las intervenciones que hacen los líderes políticos del PP… Esperemos que no sea así y que las bases sobre igualdad que se han sentado en estos años, se respeten, y que se avance. Es cierto que hay CCAA y sobre todo ayuntamientos gobernados por el PP sí están desarrollando políticas de igualdad importantes, y esperamos que esa parte sea la que impere, que no retrocedamos y que además consigamos avanzar.

Yolanda Besteiro: "En materia de igualdad tenemos la legislación más avanzada del mundo"
Comentarios