#TEMP
lunes 23/5/22

"El ordenador de Zapatero daña la vista"

"Todo vale en la guerra y cualquier hoyo es trinchera" debe de haber pensado el conseller de Educación de la Generalitat valenciana antes de hacer semejante afirmación respecto a las ayudas del Gobierno para financiar la compra de ordenadores en las escuelas.
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 14.12.2009

Alejandro Font de Mora, célebre promotor de la enseñanza en inglés de la asignatura de ciudadanía que tanta hilaridad seguida de la natural indignación provocó en su momento, no ha encontrado un argumento mejor para descalificar los 125 euros que otorga el Gobierno central para financiar la compra de ordenadores portátiles para alumnos, dentro del programa Escuela 2.0. Echando mano de un estudio de la Fundación Oftalmológica del Mediterráneo y obviando el pequeño detalle de que lo que ofrece el Ejecutivo es una ayuda y no el coste total o parcial de los ordenadores, Font de Mora ha denunciado los "problemas de salud" que pueden padecer los escolares si hacen demasiado uso de un ordenador de pantalla pequeña, de 10 pulgadas frente a las 17 que alcanzan los equipos que en este momento se utilizan en la Comunitat.

La conclusión, una vez más, se traduce en una pérdida para los escolares valencianos ya que el conseller ha optado por no participar en Escuela 2.0. La culpa, en su opinión, es del Ministerio de Educación, que "ha dejado fuera" a esta autonomía al "no aceptar ninguna de sus propuestas" para adaptar el convenio a la realidad del sistema educativo valenciano y "con el agravante de que el dinero que debía venir aquí se destina a otras autonomías de gobierno socialista".

Font de Mora o 'Fountain of the Blackberry' (en inglés) ha enumerado diez razones por las que la Comunitat no se sumará, al menos en esta primera edición, al programa. Además de las relativas a los problemas de salud, ha recurrido a argumentos económicos, ya que, según afirmó, aunque el Ministerio habla de un copago entre el Estado y las comunidades autónomas al 50 por ciento "lo cierto es que esto no es así", ya que "sólo" se aportan 125 euros y no se tienen en cuenta cuestiones como las reparaciones, reposiciones, contratación de seguros y adaptación de las infraestructuras para permitir el uso de los ordenadores.

Entre las razones técnicas, ha recurrido a un informe firmado por profesores de Secundaria de la especialidad de Informática en el que auguran un "fracaso garantizado" de la implantación de los portátiles "en las condiciones actuales". Y para que no falte de nada el conseller también se siente discriminado. Asegura que a algunas comunidades, como Cataluña, se les ha permitido desarrollar una fase de pilotaje, cosa que se les ha negado a otras como la Comunitat Valenciana, Madrid y Murcia, casualmente gobernadas por el PP.

Para compensar su negativa a participar en el programa, Font de Mora ha garantizado que ello no signfica "estar parados" y ha recordado que la Generalitat es "pionera" en el uso de pizarras digitales, que apuesta desde el 2003 por el software libre, que está poniendo en marcha los centros inteligentes y que trabaja desde hace años en el fomento de las TIC en las aulas.

"El ordenador de Zapatero daña la vista"
Comentarios