#TEMP
lunes 23/5/22

¿Cómo zanjar el "intríngulis jurídico-político" en el que ha embarrancado el 'Alakrana'?

Así es como ha bautizado el diputado del PNV José Ramón Beloki a la complicada situación en la que se encuentra el atunero. La única vía para que España entregue a los piratas detenidos es negociar un nuevo tratado con Somalia que libere a los jueces de las ataduras legales que actualmente tienen.
> El "salvavidas" de los pescadores secuestrados
> Plataforma de apoyo en 'facebook'
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 9.11.2009

El Gobierno español está estudiando el modo de encajar jurídicamente una hipotética entrega de los piratas, condición irrenunciable de los secuestradores del Alakrana para la liberación de la tripulación. Las posibilidades que se contemplan son dos: extraditar a los piratas del Alakrana que se encuentran detenidos en España bien para que sean juzgados en Somalia, o bien que sean juzgados por la Audiencia Nacional para después entregarlos a Somalia y que cumplan su condena en ese país.

El principal escollo en ambos casos, según ha recordado el ministro de Justicia, Francisco Caamaño, a los periodistas desplazados a Sopot (Polonia) para cubrir la cumbre hispano-polaca, es que no existe convenio de extradición con Somalia. Así las cosas, la única alternativa que le queda al Gobierno español es negociar con el país africano un tratado internacional que permita extraditar a los piratas que están presos en Madrid. Se trataría, en definitiva, de dotar a los jueces de la Audiencia Nacional de un instrumento jurídico para devolver a los detenidos ateniéndose a la legalidad.

Lo que sí está claro, ha subrayado Caamaño, es que los detenidos deben ser juzgados y que el hipotético convenio debe cumplir con todos los requisitos del Estado de derecho, con lo que si los piratas son enviados a Somalia los jueces españoles deberían estar en condiciones de supervisar el juicio que se celebre en ese país.

Este lunes, el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón se mostraba confiado en que hay vías legales para encontrar una solución al secuestro del atunero vasco, que cumple ya su día 39 apresado en el Índico.

Por su parte, el presidente de Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha anunciado que el Ejecutivo "entiende" que "la situación puede estar encauzada" para la liberación del pesquero 'Alakrana', secuestrado en aguas de Somalia, y ha pedido "prudencia" y "comprensión" a la labor del Gobierno, que "está trabajando bien y desde el primer día".

CRÍTICAS AL GOBIERNO

La secretaria general del PP y presidenta del partido en Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, se ha mostrado más prudente que otras veces al considerar que lo que tiene que hacer el Gobierno en relación al secuestro del atunero 'Alakrana' es traer a los tripulantes "sanos y salvos" y una vez que eso suceda hacer "todo lo que tenga que hacer para que estas situaciones no se vuelvan a producir".

A preguntas de los medios durante una visita en Albacete a la exposición del 50 aniversario de Manos Unidas, Cospedal ha dicho que el Ejecutivo "va a tener el apoyo del PP" para que "nuestros conciudadanos secuestrados vuelvan a España". "Y ahí me quiero quedar", ha añadido.

Mucho más duro ha sido el diputado del PNV José Ramón Beloki, que ha acusado al Ejecutivo de actuar "a la deriva" para acabar metido en "un auténtico intríngulis jurídico-político".

En una entrevista a Radio Euskadi, Beloki se ha mostrado convencido de que, en este asunto, el Ejecutivo Zapatero "va a la deriva, no marca pauta, no marca rumbo, las cosas ocurren, e intenta responder". "Pero no sólo es que esté caminando a la deriva, desde el momento en el que el 'Alakrana' fue secuestrado. En este tema de los pescadores en el océano Índico el Gobierno nunca ha tenido un paso firme, nunca ha tenido las ideas claras, se ha equivocado de raíz, a nuestro juicio, y a partir de ahí es difícil navegar por aguas tan turbulentas", ha añadido.

Beloki ha considerado que se debería haber "subido" a infantes de marina a los barcos "antes de que fueran secuestrados" para haber evitado el asalto al buque bermeano.

Sobre la extradición a Somalia de los dos piratas detenidos y trasladados posteriormente a España, ha dicho desconocer las posibilidades existentes, porque "es un auténtico intríngulis jurídico-político, en el que está metido el Gobierno español". "En este tema, hay que reconocer que la improvisación no sólo es del Gobierno, porque estamos con jueces que parecen más aprendices de brujo en lo que a la aplicación de la justicia, en muchos casos, se refiere", ha opinado.

A su juicio, "cuando las cosas se enmarañan hasta el punto en el que están, y la situación en el Índico es la que todos sabemos, y todos sabemos lo que ocurre en Somalia, evidentemente es una cadena de despropósitos que no es nada fácil de desatar con simplicidad". "Yo creo que imposible, pero quien ha entrado hasta ahí tiene la obligación de salir de donde ha entrado", ha concluido.

¿Cómo zanjar el "intríngulis jurídico-político" en el que ha...
Comentarios