#TEMP
sábado 21/5/22

"Algunos profesores se sienten presionados para decir su opinión"

AGNESE MARRA
Así lo aseguraba una alumna de la UAM cuando se le preguntaba por el apoyo de los docentes frente al Proceso de Bolonia. En otras universidades los profesores están tan inquietos como los alumnos. Después de días de debate y referéndums vuelven las manifestaciones. Este martes es la primera.
NUEVATRIBUNA.ES- 27.04.2009

La semana pasada estuvo dedicada al debate, a referéndums y a la discusión. Ahora se retoman las acciones más visibles. Este martes 28 de abril, las asambleas universitarias de toda España vuelven a salir a la calle en una manifestación a nivel estatal para gritar alto y claro: “No a Bolonia”.

La negativa está más que argumentada aunque el ministro de Educación, Ángel Gabilondo, asegura que los estudiantes no saben qué es el Proceso de Bolonia. Tal y cómo publicó nuevatribuna.es la semana pasada, parece que no sucede sólo con los alumnos.

Hace más de un año que el alumnado anti Bolonia estudia letra y coma de cada documento vinculado con el tema. Probablemente muchos de ellos sacarían sobresaliente si les examinaran, sin embargo el Proceso es mucho más que una serie de documentos, es una actitud. El problema reside en cómo adaptar este Plan, y ahí también reside el miedo de los estudiantes: “No nos han consultado nada, y ahora tienen unas prisas tremendas por implantar el Proceso sin que haya ningún tipo de debate, sus argumentaciones son que no entendemos de qué va el Proceso, pero lo conocemos bien, tanto que una vez que uno se informa es imposible no sacar las uñas ante lo que van a hacer con nuestra Educación”, cuenta Begoña, miembro de la Asamblea de Psicología de la Universidad Autónoma de Madrid.

Para esta estudiante de Psicologia, que asegura que se implante o no el Proceso, va a seguir luchando junto a sus compañeros, el Plan Bolonia “es un ejemplo de algo global que está sucediendo, como la Sanidad en Madrid, la Educación o la propia privatización del agua”. Este pensamiento está vinculado con la gran amenaza que aseguran que supone el nuevo Plan: la privatización del conocimiento.

La semana pasada la UAM y la UCM (Universidad Complutense de Madrid) celebraron sendos debates con sus respectivos rectores. Las conclusiones fueron difusas, pero al menos sirvieron para que el estudiantado presentara sus grandes temores: privatización, aumento de tasas, disminución de becas y la intrusión de las empresas en las decisiones académicas. Aunque los rectorados de ambas universidades aseguran que “no va a ser así” hasta ahora no se ha demostrado con hechos, el tiempo dirá cuáles serán las consecuencias.

En el referéndum celebrado en la Universidad Complutense la semana pasada, ganaban la batalla los anti Bolonia. Con una participación del 15,32%, casi dos puntos por encima de la primera vuelta de las últimas elecciones a Rector, el 88,74% del estudiantado se ha mostrado favorable a detener la implantación del EEES (Espacio Europeo de Educación Superior) para abrir un proceso de debate sobre el futuro la Universidad Pública, frente al 5,16% que desean continuar su aplicación. Un 5,80% no se posiciona respecto de este tema. Por otro lado, un 77,5% habla de falta de información, si bien se reconoce muy mayoritariamente que ésta procede fundamentalmente del movimiento estudiantil.

ASAMBLEAS COORDINADAS

El último encuentro estatal de asambleas universitarias fue donde se puso fecha a la manifestación de mañana. El motivo, Bolonia, la fecha un símbolo.
“Decidimos que fuera este día porque el 28 y 29 de abril en Lovaina (Bélgica) se reúnen los ministros de Educación de toda Europa para ponerse al día de cómo van las reformas universitarias”, explican desde la Asamblea Universitaria de Cuenca.

Las Asambleas de León, de Valencia, de Sevilla, Granada, Zaragoza y un largo etc, solicitan lo mismo. Moratoria del Proceso de Bolonia, más financiación para la Educación pública, fomento de un debate serio en toda la sociedad acerca del Proceso y la no criminalización del estudiantado que reivindica sus derechos, son algunos de los puntos fundamentales.

MORATORIAS CONSEGUIDAS

La Facultad de Filosofía de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) decidió el pasado 15 de abril que no implantarían el plan de estudios de Grado el curso 2009-2010. La propuesta de moratoria del grado fue una de las exigencias surgida de la asamblea de estudiantes, apoyada por varios profesores, que presentaron en la Junta de Facultad un texto alertando de la pérdida de independencia que sufrirán las Universidades con el proceso de Bolonia y la necesidad de retrasar la aplicación de este poémico plan.

La facultad de Filosofía de la Complutense, se adherido a una oleada de moratorias que en principio atrasarían la entrada en vigor del primer ciclo de la nueva estructura de titulaciones. La Universidad del País Vasco (UPV) decidió recientemente no aplicar ninguna titulación de grado hasta el curso 2010-2011, y la Universidad de Barcelona (UB) también aprobó la moratoria del grado de Filosofía para el curso próximo.

Estas moratorias son algunos de los logros del estudiantado: “Son decisiones que toma cada facultad, pero es una alegría que compañeros nuestros puedan evitar por más tiempo este Proceso”, dice un estudiante de Ciencias de la Información de la UCM.

PROFESORES EN LUCHA

Los alumnos no son los únicos que organizan debates y asambleas informativos, el personal docente cada vez está más implicado. Una vez más la Facultad de Filosofía de la UCM toma las riendas. La acción prevista por los profesores es la de enviar una carta al rector de turno pidiendo la celebración de un referéndum entre el cuerpo docente. La razón, según ha explicado el profesor Fernández Liria, es que “no se fían” de que un manifiesto firmado por un alto número de profesores tenga peso alguno en la mesa del nuevo ministro de Educación. “Si, además del manifiesto, los rectores llegan con unas votaciones en las que se pida la paralización de Bolonia, sería más difícil ignorarlo”, dijo Liria hace unas semanas. En el caso de que la votación saliera favorable a la implantación del Proceso, Liria aseguró que “nosotros lo asumiríamos, pero quedaría demostrado el supuesto apoyo masivo al EEES entre los profesores”.

Los alumnos de la UAM dicen sentirese poco apoyados por los profesores: “Son unos pocos los que se atrven a decir lo que piensan, y hayq u tener en cuenta que muchos profesores se sienten presionados por otros y no se tarven a hacer pública su postura. En la UCM parece que están teniendo más suerte, más apoyados”, reflexiona una alumna de Psicología.

Con profesores o sin ellos las manifestaciones continuarán. El martes 28 de abril será la primera, para el próximo 9 de mayo está convocada otra, también a nivel estatal. Los alumnos siguen luchando. ¿Quién dijo que la juventud estaba dormida?

"Algunos profesores se sienten presionados para decir su opinión"
Comentarios