sábado 23/1/21

Toxo reclama un Presupuesto y una política fiscal común en la UE

Coincidiendo con el 60 Aniversario del Tratado de Roma, la Confederación Europea de Sindicatos (CES) celebra su Conferencia de medio mandato en la capital italiana, con la participación del secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo.

El secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, ha intervenido en el panel sobre Una nueva política económica, señalando que Europa está llena de paradojas, una paradoja que se refleja en Grecia y otra que se aprecia en Portugal. En su opinión, ambas representan los dos extremos de cómo entender la política y la economía: “Mientras que en Grecia se siguen aplicando las recetas austericidas de la manera más extrema, a pesar su evidente fracaso, en Portugal, que tímidamente se aleja de las políticas de austeridad, comienza un proceso serio de recuperación, con el restablecimiento de una parte de los derechos y condiciones de vida suprimidos”.

Toxo, por otro lado, ha exigido que se acabe con el discurso maniqueo del Norte “ahorrador” y el Sur “derrochador”; “hay que poner fin a la fábula de la hormiga y la cigarra”, afirmó. El secretario general de CCOO reclamó también un presupuesto para la UE y una política fiscal común ya que, en caso contrario, se estará incubando otra crisis de empleo, cuando todavía no se ha superado la actual. Igualmente ha reclamado inversión europea, y de los Estados miembros desde sus propios presupuestos, insistiendo en la necesidad de aumentar los salarios para impulsar la demanda interna. “Necesitamos recuperar la esencia del modelo social europeo”, recalcó el secretario general de CCOO, que concluyó su intervención recomendando al movimiento sindical europeo la relectura de la teoría de la hegemonía social de Gramsci, señalando que lo que se necesita es acumular fuerzas para cambiar las cosas a través del cambio de las hegemonías.

La CES está debatiendo el texto de una “Declaración de Roma” que, con toda probabilidad, será adoptada mañana, 31 de mayo. La Declaración incluye una breve introducción sobre las consecuencias de la crisis que comenzó en 2007-2008 como una crisis financiera, reconoce una lenta recuperación económica y una gradual disminución del desempleo, que, por el momento, no son motivo de celebración. Asimismo, la declaración aborda temas como el Brexit o crisis de los refugiados y critica la “camisa de fuerza” que representa el Pacto de Estabilidad y Crecimiento que impide a muchos países invertir más en servicios públicos, empleo y crecimiento. Por último, la Declaración recoge cinco prioridades sobre las que trabajará la CES para mejorar Europa en el futuro: Inversión; transición justa; salarios; Pilar Europeo de Derechos Sociales; y Movilidad y migración.

La sesión de inauguración de la Conferencia estuvo marcada por una fuerte presencia institucional. En representación de la UE intervino la Comisaria de Empleo, Asuntos Sociales, Cualificaciones y Movilidad laboral, Mariann Thyssen. En nombre de las instituciones italianas participó el ministro de trabajo, Giuliano Poletti y el presidente de la Comisión de trabajo de la Cámara de los Diputados, Cesare Damiano. El secretario general de la UIL, Carmeno Barbagallo, intervino en nombre de los sindicatos italianos que actúan como anfitriones.

Junto al Secretario General de CCOO, participan en la Conferencia la secretaria confederal de Internacional y Cooperación, Cristina Faciaben, el secretario general de CCOO de Euskadi, Unai Sordo y la coordinadora de Europa de la Secretaría de Internacional, Begoña del Castillo. Además, asisten Ricard Ballera en su calidad de presidente de los CSIR europeos, Pilar Rato, en la delegación de la Federación Europea, y Montserrat Mir, secretaria confederal de la CES.

Toxo reclama un Presupuesto y una política fiscal común en la UE
Comentarios