miércoles 21.08.2019
BARÓMETRO SANITARIO 2015

El 69% de la población rechaza la privatización de la sanidad

La situación del sistema sanitario no ha cambiado significativamente desde 2014 y aparecen los mismos problemas de fondo, resultado de unas políticas continuadas de recortes y privatización de la Sanidad Pública.

El 69% de la población rechaza la privatización de la sanidad

El Ministerio de Sanidad acaba de hacer público el Barómetro Sanitario 2015, que ante la ausencia de transparencia de las administraciones públicas sirve para hacernos una idea del funcionamiento del sistema sanitario público  y de la imagen que tiene la población del mismo.

Una valoración de sus resultados exige algunas consideraciones. La primera es que el Barómetro se realiza entre marzo y octubre de 2015 por lo que sus resultados deben de situarse en este momento y los cambios, a peor o a mejor, que pudieran haberse producido desde entonces no están reflejados en el mismo, o lo que es lo mismo, puede valorar en escasa medida los cambios en los gobiernos autonómicos resultado de las elecciones de mayo del año pasado.

Entrando en materia, la puntuación que dan al sistema sanitario público prácticamente es igual a la del año pasado (6,38 versus 6,32) y  como viene siendo habitual tiene una gran dispersión entre las CCAA (desde 5,80 en Canarias a 7,38 para Navarra).

En este contexto, el porcentaje de personas que elegirían la Sanidad Pública sigue siendo mayoritario, el 68,8% pero ha bajado respecto a 2014 (70,3%) y lo ha hecho para  todos los servicios sanitarios que se recogen, atención primaria, consultas del especialista, hospitales, etc. Es llamativo el caso de las consultas del especialista que eran tradicionalmente preferidas en el sector privado y que desde hace varios años se ha sumado a la preferencia en la Sanidad Pública.

La mayoría de los encuestados creen que los servicios sanitarios siguen igual en el último año, pero el porcentaje que creen que empeoraron es muy amplio (atención primaria 26,2%, consultas de atención especializada 31,3%, hospitales 31,8%, urgencias 41,8%), lo que resulta cuando menos preocupante.

De todas maneras la mayoría de quienes fueron atendidos en el sistema sanitario piensan que la atención fue buena o muy buena en más del 80% en todos los servicios por los que se pregunta (desde el 88,5% en hospitalización al 80,5% en urgencias).

Las listas de espera, un grave problema del sistema sanitario

Un 45,51% manifiestan que no se produjeron acciones para mejorar las listas de espera

Las listas de espera siguen siendo un grave problema del sistema sanitario. Un 42,2% piensan que siguen igual, pero el 33,3% creen que empeoraron, un 45,51% manifiestan que no se produjeron acciones para mejorar las listas de espera y solo un 9,6% creen que mejoraron. Por otro lado solo el 15,1% de quienes solicitan una cita con el especialista la reciben en 15 días y solo el 21,9% recibe su cita con el médico de AP en 24 horas. Este asunto es especialmente grave porque como es conocido la información sobre las listas de espera solo se hace pública por el Ministerio de Sanidad de manera agregada, es decir para el conjunto del Sistema Nacional de Salud sin detallarlas por CCAA y el Barómetro Sanitario es la única fuente de información fiable.

Además un 4% dice no retirar medicamentos prescritos por problemas económicos lo que es congruente con otras encuestas que se refieren a personas que han recibido una prescripción (en torno al 16%), no a población general como en este caso, y aunque puede parecer una cifra reducida en realidad  estamos hablando  de 1,8 millones de personas, y mayoritariamente la población está por la abolición de los nuevos copagos establecidos por el RDL 16/2012.

En resumen, la situación del sistema sanitario no ha cambiado significativamente desde 2014 y aparecen los mismos problemas de fondo como las listas de espera y la falta de acceso a tratamientos necesarios por motivos económicos, que son el resultado de unas políticas continuadas de recortes, deterioro, desmantelamiento y privatización de la Sanidad Pública llevadas a cabo por el gobierno del PP. Pese a ello la mayoría de la población sigue prefiriendo el sistema sanitario público y también una amplia mayoría (69%) piensa que la gestión debe ser pública rechazando por lo tanto el proceso privatizador.

Desgraciadamente y aunque el 29,30% de las personas encuestadas aseguran que la sanidad es el área de mayor interés para la ciudadanía, solo por debajo del trabajo, es de prever que en la próxima campaña electoral siga siendo un asunto invisible en unos partidos más preocupados por sus peleas que en los problemas importantes de la población.


Marciano Sánchez Bayle, portavoz de la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública