LA ATENCIÓN PRIMARIA EN EL PUNTO DE MIRA

Las tres nuevas medidas de Ángel Garrido contra la sanidad pública en Madrid

El equipo de gobierno del presidente regional sigue la senda iniciada por sus antecesoras, Aguirre y Cifuentes, con tres nuevos proyectos que afectarán gravemente al sistema público.

Recortar horarios en atención primaria, denegar citas médicas que se consideran inapropiadas y la nueva ley de farmacia son las tres últimas medidas previstas por la Consejería de Sanidad del Gobierno de la Comunidad de Madrid que “afectarán muy negativamente” al sistema sanitario público madrileño según la FADSP, colectivo en defensa de la sanidad pública.

Los sucesivos gobiernos del PP en Madrid no han dejado de hacer recortes en la sanidad pública, con presupuestos cada vez más mermados, pasando del 12,8% en 2010 al 11,3% en 2015, frente al 14,88 y el 13,69% en el conjunto del país. Esta continua descapitalización sigue la senda del modelo mercantilista y privatizador que ya impulsó Esperanza Aguirre y que mantuvo la antecesora del actual presidente, Cristina Cifuentes.

Aunque de perfil político más bajo (al menos de momento), Ángel Garrido no solo no ha recuperado lo perdido sino que se dispone llevar a la práctica su propia agenda privatizadora con tres grandes medidas que han vuelto a poner en pie de guerra a muchos colectivos sanitarios.

El proyecto de la llamada “atención farmacéutica”

Lo contábamos hace unos días en estas mismas páginas. La nueva ley de farmacia aprobada por el Ejecutivo regional no ha gustado nada a los profesionales de enfermería, en tanto supone una injerencia de los farmacéuticos, a juicio de este colectivo, en su ámbito de actuación.

Con este nuevo proyecto legal, las farmacias podrán hacer seguimientos terapéuticos en cuanto a tratamientos farmacológicos con un consiguiente incremento de sus beneficios y provocará, advierte la FADSP un “grave conflicto de intereses” y un aumento significativo en gasto farmacéutico.

Menos consultas en atención pediátrica

Las consultas pediátricas en horario de tarde siguen siendo muy demandadas. Según los últimos datos conocidos son más de 700.000 al año

Una de las medidas que más preocupación está generando es la intención del Gobierno regional de ‘reorganizar’ la atención primaria pediátrica, que no es otra cosa que reducir los horarios de consulta. El proyecto se conoce a través de un documento publicado el pasado mes de abril por la consejería de Sanidad bajo el título 'Atención Pediátrica de Atención Primaria. Propuestas de mejora en el modelo de atención de la Comunidad de Madrid'.

Entre las medidas que se proponen destaca la reducción del horario de atención pediátrica durante el turno de tarde que acabaría a las 18:30 horas.

Para la FADSP, esta propuesta es “inaceptable” dada la demanda de pediatría en atención primaria principalmente en horario de tarde ya que los menores suelen estar escolarizados por la mañana y por norma general sus progenitores suelen tener también horario laboral. Así lo han señalado también las Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos de Madrid y organizaciones de consumidores como FACUA.

Las consultas pediátricas en horario de tarde siguen siendo muy demandadas. Según los últimos datos conocidos son más de 700.000 al año (15,6% de las consultas cuando es el 11,5% del horario), y la consejería no especifica donde podrán acudir los niños para recibir asistencia cuyas familias no tendrán más opción que acudir a unas urgencias cada vez más saturadas o a la sanidad privada.

La FADSP destaca que las urgencias en Madrid desde 2010 han crecido un 23,52% frente al 13,63% del conjunto del SNS. Además, el documento elaborado por la consejería “contiene datos inexactos y desactualizados” al decir que España es el país de la UE donde más veces se visita al médico de atención primaria por año, cuando según los últimos datos de la OCDE (Health Data 2017) el número de consultas por médico en España era en 2014 de 7,6, superado en ese año por Alemania, Hungría, Holanda, Polonia y Eslovaquia. Asimismo, el informe de Eurostat de enero de este año indica que España estaba situada en el lugar catorceavo en cuanto al número de visitas al médico entre los 28 países de la UE.

La FADSP advierte de que esta propuesta busca favorecer el trabajo en el sector privado y en los hospitales en detrimento del horario de atención primaria según se desprende de lo publicado en dicho documento que habla de “permitir compatibilizar atención primaria con guardias hospitalarias, tanto en pública como en privada, sin exigir tantos requisitos para la compatibilidad” y “permitir el trabajo público en dos comunidades autónomas sin penalización”. El “efecto dominó” hacia otras consultas, añade, será otra de las consecuencias negativas.

angel garrido 2

El consejero de Sanidad, Enrique Ruíz Escudero y el presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido.

Denegación de citas que se consideran inapropiadas

Otra estrategia para deteriorar la atención primaria, según la FADSP, es la puesta en funcionamiento de un programa piloto de los denominados “centros en transición” que se ha puesto en funcionamiento de manera experimental en 6 centros de salud de la Comunidad con un coste de 24.200 euros (sin que se conozca concurso al respecto).

El proyecto lo que pretende es disminuir las citas utilizando sistemas informáticos que deniegan las que consideran inapropiadas, con el objetivo de denegar mas del 20% de las peticiones, y por otro lado utilizando criterios parecidos el rebajar el gasto farmacéutico.

Para el colectivo en defensa de la sanidad pública en Madrid, estos tres proyectos son un claro ejemplo de la política del PP en la región encaminada a “deteriorar y postergar la atención primaria que ya esta muy castigada por los recortes” y favorecer a la privada. Asimismo, responde a “un intento de disminuir las ya reducidas plantillas. Y es que, la reducción de jornada de atención primaria supondría una disminución de más de 1.400 profesionales, los centros en transición alrededor de 2.500.