martes 21/9/21
DERIVACIÓN A CENTROS PRIVADOS

La negativa a realizar mamografías en centros públicos vulnera la legislación sobre libre elección

IU acusa al Gobierno de la Comunidad de Madrid de convertir a las usuarias de la detección precoz del cáncer de mama en “clientas”.

Lo público garantiza la máxima calidad del servicio, es más económico y evita que sólo tengan derechos quienes lo puedan pagar

IU “desprivatizará” todos los procesos llevados a cabo por los sucesivos gobiernos del PP en la Comunidad de Madrid que “han convertido en clientes a los usuarios” de la sanidad madrileña.  El portavoz de Sanidad de IU en la Asamblea de Madrid, Rubén Bejarano, ha exigido al Gobierno de la Comunidad de Madrid que confirme si hay profesionales de la sanidad pública madrileña que están sugiriendo a pacientes a que se hagan las pruebas de detección precoz de cáncer de mama en clínicas privadas.

El diputado ha hecho estas declaraciones después de conocerse que médicos del sistema público están enviado cartas a las “mujeres reticentes” para que acudan a centros privados. Así lo ha denunciado la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Madrid, para la que esto es “una prueba más de la política privatizadora de la Consejería de Sanidad madrileña de privatizar la atención sanitaria con fondos públicos, que intenta por todos los medios posibles, incrementar los negocios privados”.

Para la asociación, la negativa a realizar las mamografías en centros públicos a aquellas mujeres que se niegan a hacérselas en centros privados supone la vulneración de la legislación sobre libre elección de centro sanitario que fue aprobada por la Comunidad de Madrid y que sigue vigente. Por ello, señala en un comunicado, “no puede argumentarse que se trata de una actuación voluntaria porque la detección precoz del cáncer de mama se encuentra en la cartera de servicios del servicio madrileño de salud y es la ciudadanía voluntariamente la que decide acudir a todas las actuaciones sanitarias salvo en situaciones muy excepcionales (riesgos para la salud pública, etc.)”.

A juicio del dirigente de IU Rubén Bejarano, la Consejería de Sanidad “debe parar los conciertos con clínicas privadas porque es la mejor manera de garantizar que todas las mujeres madrileñas podrán tener derecho” a la prueba de detección precoz del cáncer de mama.

Por otra parte, Rubén Bejarano ha afirmado que IU apuesta por “nuestros empleados y centros de salud públicos” para llevar a cabo tanto el programa de prevención de cáncer de mama como todo el catálogo de servicios que presta la sanidad madrileña: “Lo público garantiza la máxima calidad del servicio, es más económico y evita que sólo tengan derechos quienes lo puedan pagar”, enfatiza el diputado de IU.

Por último, en el programa electoral de la Comunidad de Madrid, IU afirma que incluirá la “desprivatización” de todos los procesos llevados a cabo por los sucesivos gobiernos del PP que “han convertido en clientes a los usuarios de la sanidad madrileña”.

La negativa a realizar mamografías en centros públicos vulnera la legislación sobre...
Comentarios