Jueves 27.06.2019

Se cae un techo en el centro de salud de La Cabrera y siguen trabajando en él

Los profesionales sanitarios del servicio de urgencia no han trabajado durante varios días por riesgo estructural del edificio donde prestan atención, no así las enfermeras, a pesar de que lo hacen en el mismo centro y en las mismas estancias que sus compañeros.

Hasta hoy estuvo suspendida la actividad del Servicio de Urgencia pero no  la del Centro de Salud cuyas enfermeras han trabajado entre polvo y cascotes

La atención del Servicio de Urgencias (SAR) de La Cabrera ha estado suspendida durante varios días, por riesgo estructural del edificio donde prestan atención urgente. Sin embargo, los profesionales del centro de Salud, en el mismo edificio, no han dejado de atender a los pacientes, en torno a 2.600 vecinos, a pesar de que parte del pasillo central del edificio está cubierto por una lona y el polvo en el ambiente es constante.

Jessica Corona, delegada de SATSE Madrid en el área, explica que los profesionales del centro de salud de La Cabrera, situado en la misma localidad, han tenido que prestar asistencia sanitaria entre lonas y polvo.

Los ocho profesionales del centro, dos de ellos de enfermería, han tenido que trabajar en un edificio que no reúne las condiciones mínimas. “El techo se levantó el pasado sábado de madrugada, quedando parte del centro inhabilitado para la asistencia. Una lona divide parte del pasillo central que ha tenido que colocarse ya que caían numerosos cascotes a éste y frente a la consulta de Pediatría con el peligro que éste hecho representa”, explica la delegada del sindicato de enfermería.

“El polvo, a pesar del servicio de limpieza, está en el ambiente lo que no es compatible con una atención sanitaria”, explica Corona, que muestra su preocupación por la posibilidad -real- de que los usuarios y los propios profesionales resbalen por el polvo que se deposita en el suelo. "¿Qué pasaría si este polvo cae en una herida abierta o acude al centro un asmático o alguien que presenta problemas respiratorios?", se pregunta.

La alternativa que han planteado desde el sindicato es que mientras dure la obra de rehabilitación se habilite una dependencia alternativa al Centro de Salud donde atender, con seguridad y calidad, a los 2.600 usuarios que reciben asistencia en él.

Por otra parte, Verónica Díaz Sánchez, responsable de Salud Laboral de SATSE Madrid, lamenta que se sigan produciendo averías por el escaso mantenimiento de las infraestructuras sanitarias y recuerda el compromiso  del Gobierno regional “de la elaboración de un Plan que identifique las carencias de los complejos hospitalarios y centros de salud”.

“Desde SATSE Madrid demandamos urgentemente un mapa de deficiencias y diagnóstico de cada centro sanitario, con un presupuesto específico y con la fijación de plazos de reparación”, finaliza Díaz Sánchez.

urgencias

Se cae un techo en el centro de salud de La Cabrera y siguen trabajando en él
Comentarios