#TEMP
lunes. 27.06.2022
TRAS UN ACCIDENTE DE BICICLETA EN BARCELONA

Acude a urgencias tras un accidente y le piden 600 euros para atenderle

Mathew Wintercross, de 27 años y que reside en Barcelona desde agosto, mostró su "sorpresa" por esta respuesta, aunque se fue de ambos centros sanitarios sin presentar una reclamación.

El Sant Pau lamenta el "malentendido" y el Salud asegura que las urgencias están garantizadas.

Los servicios de recepción del Hospital Sant Pau de Barcelona y del centro de atención primaria (CAP) Sardenya, autogestionado como una entidad de base asociativa, solicitaron a un joven inglés que acudió a urgencias 600 euros para ser atendido, tras sufrir un accidente con el Bicing.

Mathew Wintercross, de 27 años y que reside en Barcelona desde agosto, mostró su "sorpresa" por esta respuesta, aunque se fue de ambos centros sanitarios sin presentar una reclamación porque desconocía hasta qué punto la atención urgente está garantizada en cualquier caso.

Fuentes del Hospital Sant Pau han atribuido este caso a un "malentendido" originado en recepción, dado que todas las personas tienen derecho a ser atendidas en el servicio de urgencias en cualquier centro sanitario.

El pasado sábado Wintercross volvía a casa en una bicicleta del Bicing que había cogido utilizando un carné a su nombre, cuando un freno se rompió y cayó al suelo golpeándose el codo derecho.

Dos días después, debido al dolor que sentía, acudió por la mañana al equipo de atención primaria (EAP) Sardenya y, ante el mensaje de que debía pagar para que le practicaran una radiografía y le visitara un doctor, repitió la operación por la tarde en el Sant Pau, donde recibió la misma respuesta.

"No entendía qué estaba pasando y me sentí enfadado", ha reconocido, porque pensaba que ser ciudadano de la Unión Europea (UE) era suficiente garantía para recibir atención médica pero, en su caso, no llevaba encima la tarjeta sanitaria del sistema británico que así lo acredita.

Wintercross acudió el miércoles al Hospital de Vall d'Hebron de Barcelona -gestionado por el Instituto Catalán de la Salud (ICS)-, donde fue atendido y donde le han prescrito utilizar un cabestrillo durante dos semanas y un tratamiento para el dolor, tras constatar un daño en los ligamentos del codo, con la única condición de enviar una copia de su tarjeta sanitaria inglesa en un plazo de 15 días.

El joven se ha mostrado "muy agradecido" con el equipo del Vall d'Hebron y ha asegurado que explicó exactamente lo mismo en los tres centros sanitarios, si bien en la recepción de los dos primeros casos le informaron de que la atención le iba a costar entre 400 y 600 euros.

Acude a urgencias tras un accidente y le piden 600 euros para atenderle
Comentarios