#TEMP
sábado 28/5/22

Vitaminas que tu perro necesita para crecer sano

Los perros, igual que ocurre con los humanos, necesitan de una dieta sana y equilibrada para conseguir crecer sanos.

perro

Los perros, igual que ocurre con los humanos, necesitan de una dieta sana y equilibrada para conseguir crecer sanos. De igual modo que muchas personas recurren a ciertas vitaminas o suplementos para reforzar aquellas carencias que tienen, puede ocurrir con el amigo más fiel de cuatro patas. Todas las vitaminas y minerales que pueden precisar no sólo les ayudan en su correcto desarrollo y en el mantenimiento idóneo de sus órganos y huesos, sino que llegan a influir en su estado anímico. Llegados a este punto serán muchos los que se estén preguntando si las vitaminas para perros son las mismas que las de los humanos y la respuesta es que no. Los suplementos vitamínicos para perros están diseñados para ellos y es por este motivo por el que se encuentran en tiendas especializadas. Veamos ahora un listado de las vitaminas fundamentales a tener en cuenta.

  1. Vitamina A. Esta vitamina es clave para que el can cuente con una buena salud en su piel, una visión idónea y pueda reparar tejidos, en el caso en el que sea necesario. También interviene en la misma reproducción. Cuando se tiene carencia de la misma puede repercutir en problemas de crecimiento. Por si fuera poco, en algunos casos, puede derivar en hidrocefalia (es decir, acumulación de líquido cefalorraquídeo en el cerebro) o puede causar paladar hendido. De todas maneras, el abusar de ella tampoco es recomendable porque puede acarrear otro tipo de problemas, como sería el caso de fracturas en los huesos más largos.
  2. Complejo vitamínico B. Aquí entrarían en juego la vitamina B1, la B2, la B3, la B5, la B6, la B9 y la B12 y todas ellas son importantes. La falta de B1 puede acarrear consecuencias muy graves sino se trata y suele ir relacionada con pérdida de reflejos y vómitos. La B2 ayuda al perro a desarrollarse, a contar con un pelaje sano y a crecer, en general. La falta de vitamina B3 suele observarse rápido porque suele ir aparejada con la conocida como 'lengua negra'. Esto estará indicando que las enzimas no funcionan como deberían. Aunque el resto son también importantes, merecen una especial mención las vitaminas B9 y B12, responsables de fabricar proteínas y glóbulos rojos.
  3. Vitamina C. El perro la necesita para desarrollar su sistema inmune, lo que le hace ser menos vulnerable a agentes externos. También es fundamental para que cuenten con un correcto desarrollo de los huesos y para que éstos se mantengan fuertes.
  4. Vitamina D. Esta vitamina va en consonancia con la anterior ya que también cumple un papel fundamental en la formación de los huesos. Al tiempo, es responsable de mantener en los niveles adecuados los niveles de calcio y fósforo en la sangre. Cuando un perro tiene deficiencia de vitamina D puede presentar enfermedades como la osteoporosis. Cuando el problema viene por un exceso de la misma, las consecuencias pueden ser hipercalcemia o anorexia.
  5. Vitamina E. Resulta fundamental para la respiración celular y la creación de las membranas. Se la considera como un antioxidante natural, por lo que se suele recomendar, especialmente, en el caso de tratarse de perros de edad avanzada.
  6. Vitamina K. Es necesaria para la coagulación de la sangre, sin ella el sistema circulatorio del perro se resiente pudiendo causar hemorragias o anemia.

Por otro lado, también hay que hablar de los minerales, que están presentes tanto en plantas como en animales, y que resultan esenciales para cuestiones tan básicas como la formación de cartílagos o huesos. En este apartado hay muchos que convendría mencionar como pueden ser el hierro (cuya deficiencia puede derivar en anemia); el calcio (vital para que toda la estructura ósea se mantenga sana) o el zinc (que hará que el perro luzca un pelo seno, entre otras cosas)

La mayor parte de los veterinarios aconsejan que la alimentación de los perros sea a base de piensos. Esto es así porque éstos están pensados para contener todas las vitaminas y minerales que puedan requerir. De hecho, hay una clara clasificación en función de su edad, tamaño e, incluso, necesidades concretas (como puede ser el caso de los animales castrados) Es muy habitual que se observe que los piensos denominados de alta gama son algo más caros pero si se piensa es un precio que bien merece la pena pagar para asegurar la salud del perro. En cualquier caso, los habrá que requieran de una atención especial o que, simplemente, tengan una patología a tratar.

Sea como fuere, el primer paso a dar es siempre el de acudir al veterinario y asegurarse de llevar al día la cartilla y las revisiones periódicas. Como ya se pudo ver más arriba, tanto un exceso como un defecto de vitaminas o minerales, puede tener efectos negativos. También es muy importante saber qué necesita el perro y aportarle sólo eso, ya que los complejos vitamínicos pueden ser problemáticos al producir desequilibrios generales.

Vitaminas que tu perro necesita para crecer sano