<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
viernes. 09.12.2022

Medir la tensión arterial es posible desde casa

En la actualidad los tensiómetros han mejorado su precisión y manejo.

tension

La tensión alta es un problema de salud que puede llegar a ser muy grave. Según la Sociedad Española de Hipertensión-Liga Española para la Lucha contra la Hipertensión Arterial (SEH-LELHA), en España hay más de 15 millones de personas aquejadas de hipertensión o tensión elevada. Ante este problema de salud, la mejor medida es la prevención. Hoy en día, los tensiómetros, aparatos para medir la tensión, han evolucionado mucho y ya es posible medir con facilidad la tensión sistólica y diastólica desde casa. A continuación vamos a explicar cómo medir la tensión con un esfigmomanómetro digital y qué hacer para elegir el aparato más adecuado a las necesidades de cada usuario.

¿Qué es un esfigmomanómetro digital?

Un esfigmomanómetro o tensiómetro digital es un dispositivo diseñado para medir la presión arterial, de gran precisión en sus resultados.

Tradicionalmente el aparato utilizado para medir la presión arterial en las consultas o farmacias era el tensiómetro manual, compuesto por un brazalete que se infla y un manómetro. Sin embargo, la llegada del tensiómetro digital ha desplazado las mediciones de la consulta al hogar del paciente. Los esfigmomanómetros digitales son muy sencillos de utilizar y se basan en la medición de ondas del pulso. Los resultados que proporcionan son muy fiables y en el mercado hay muchos modelos entre los que elegir. A este respecto, aquí tienes información oficial sobre tensiómetros que te puede ser muy útil.

Los modelos de tensiómetros digitales

Hay diversas marcas especializadas en la fabricación y comercialización de tensiómetros digitales. Las marcas de mayor calidad son Omron, Beurer, Medisana, Hartmann, Braun, Microlife, Laica y Rossmax. Todas estas marcas han apostado en los últimos años por las nuevas tecnologías para mejorar la calidad y precisión de los esfigmomanómetros digitales.

Los mejores tensiómetros digitales comercializados por estas marcas internacionales están homologados, siguen las principales recomendaciones de las asociaciones médicas para su fabricación y son aparatos indicados para ser utilizados en el hogar.

Los tensiómetros miden la tensión diastólica, entendida como la presión (alta) que ejerce la sangre sobre las paredes cuando el corazón se contrae, y la tensión sistólica (baja), que hace referencia a la presión que la sangre ejerce cuando el corazón se relaja para volver a llenarse de sangre.

Consejos para utilizar un tensiómetro digital

Entre los modelos de tensiómetros digitales, ya de por sí fáciles de usar, hay modelos automáticos que son aún más simples y que pueden ser empleados por todo tipo de personas y de cualquier edad. Para usar estos aparatos el paciente no necesitará ayuda de terceras personas y podrá proceder a la medición él solo. En muchos casos, con tan solo pulsar un botón, los datos aparecerán en la pantalla del dispositivo, perfectamente comprensibles.

En todo caso, si el paciente necesita información adicional o tiene dudas para interpretar los resultados, siempre es buena idea consultar al médico de cabecera o a una enfermera, en la siguiente visita a consulta.

Por otra parte, los expertos aseguran que los tensiómetros digitales que ofrecen datos más precisos son los de brazos aunque los de muñeca también ofrecen buenos resultados. En estos casos, es importante elegir la talla correcta pues, de no ser así, las lecturas puede que no sean exactas. Midiendo el perímetro del brazo es sencillo averiguar qué talla de dispositivo comprar.

Por último, otro aspecto que se debe tener siempre en cuenta al elegir un tensiómetro digital es la homologación. Las asociaciones médicas publican de forma periódica estudios en los que analizan modelos de tensiómetros y establecen qué parámetros deben cumplir para convertirse en aparatos médicos útiles. Los tensiómetros homologados suelen incorporar información al respecto y, además, hay webs donde es posible obtener información sobre la calidad de estos dispositivos, como el portal de referencia mejorestensiometros.com

La importancia de prevenir la hipertensión

La hipertensión es la principal enfermedad asociada a niveles inadecuados de tensión arterial. Si no es diagnosticada y tratada a tiempo, puede llegar a provocar trastornos cardiovasculares tan preocupantes como el infarto de miocardio, el ictus o la insuficiencia cardiaca, todos ellos trastornos que pueden llevar a la muerte.

La obesidad, el sobrepeso y el envejecimiento son factores de riesgo en la hipertensión, así como una alimentación inapropiada o la ausencia de la práctica de ejercicio físico.

La automedición de la presión arterial de forma periódica es una práctica saludable y recomendada por la mayor parte de los profesionales sanitarios.

En la medición de la tensión mediante el esfigmomanómetro se detectan los casos de hipertensión, por lo que es decisivo el uso de estos aparatos. Si al realizar una medición la presión arterial es igual o supera los 90 mm de tensión diastólica y los 140 mm de tensión sistólica es el momento de empezar a preocuparse y tomar medidas.

Medir la tensión arterial es posible desde casa