domingo 05.04.2020

Consejos para el buen uso de las lentes de contacto

Aunque siempre haya que acudir al profesional encargado en esta área, a nadie se le escapa que las lentes (como las gafas) son las opciones más empleadas a la hora de corregir problemas de visión.

Consejos para el buen uso de las lentes de contacto

Aunque siempre haya que acudir al profesional encargado en esta área, a nadie se le escapa que las lentes (como las gafas) son las opciones más empleadas a la hora de corregir problemas de visión. Hay muchas personas que por el mero desconocimiento no se atreven si quiera a probar la opción de las lentillas pero éstas pueden resultar ser de lo más cómodas, además ofrecen una amplitud de visión que no se logra en ningún caso con las gafas. También hay que perder un poco el miedo de que las lentes pueden salir caras porque nada más lejos de la realidad. En el mercado hoy en día se pueden encontrar de todos tipos (también lentes de contacto progresivas) y no por ello tener que pagar en exceso. De hecho, las lentillas baratas no se deben descartar tan sólo hay que fijarse en que sean las adecuadas.

Como nadie nace enseñado he aquí algunos consejos para todos aquellos que vayan a ponerse lentes de contacto por primera vez o para aquellos que ya lo hacen desde un tiempo atrás pero quieren asegurase de que lo hacen de la mejor manera posible.

  • La lentes de contacto adecuadas. Porque no basta con coger cualquier lentilla y usarla. De hecho esto puede traer malas consecuencias. Siempre será un médico el que analice al paciente en cuestión y le recomiende las más aptas, entre otras cosas, llevando a cabo pruebas fiosiológicas.

  • Limpieza. Hay lentes de contacto que son de usar y tirar pero hay otras más duraderas. Para éstas últimas se ha de contar con los productos de limpieza recomendados porque también los hay de distintas clases en función de la lentilla que se tenga. Ésta es la mejor manera de asegurar buenos resultados y una visión nítida. Por supuesto, siempre que se vayan a manipular, las manos han de estar lo más limpias posibles. Esto también evitará infecciones oculares.

  • Lugar de adquisición. Hay que desconfiar de las lentes de contacto que no ofrecen ningún tipo de garantía. Como ya comentamos sí que es posible encontrar lentes baratas más que nada porque cada vez se han popularizado más y hay promociones cada cierto tiempo o similares pero esto no quiere decir en ningún caso que se puedan adquirir en cualquier lugar. Éstas tienen que contar con un buen sistema de almacenamiento, una garantía sanitaria de control, una temperatura adecuada... El mirar si los proveedores cumplen con la normativa sanitaria española es asegurarse una buena compra.

  • Con fecha límite. La mayoría de las lentes son desechables o requieren de una renovación cada cierto tiempo. Nunca hay que usarlas después de la fecha tope marcada.

  • Limpieza del estuche. El lugar donde se guardan las lentillas ha de estar lo más esterilizado posible. Se recomienda cambiarlo cada mes. Cada día, además, hay que vaciarlo por completo y rellenarlo con nueva solución de aseptización para evitar bacterias y microorganismos que lleven a infecciones.

  • Maquillaje. En el caso de usar maquillaje lo recomendable es ponerse las lentes primero y después maquillarse y cuando haya que quitar el maquillaje, retirar las lentes en primer lugar y después desmaquillarse, pero nunca al revés.

Consejos para el buen uso de las lentes de contacto