Los mejores alimentos contra la anemia

La anemia no es una enfermedad sino un síntoma.

Se absorbe mejor el hierro presente en los alimentos de origen animal, pero si queremos mejorar la absorción del hierro de los alimentos de origen vegetal, deberemos tomarlos con algún alimento rico en vitamina C

Cuando decimos que una persona tiene anemia, nos referimos a que sus niveles de hemoglobina en sangre son bajos. La hemoglobina es la molécula que se encuentra en el interior de los glóbulos rojos y es la encargada de transportar el oxígeno a los tejidos.

Existen diferentes tipos de anemia (según sea su causa) pero la más frecuente, sobre todo entre las mujeres, es la anemia ferropénica (producida por déficit de hierro).

Si la anemia es muy severa precisará de tratamiento médico, pero si no es así, o si queremos prevenirla, existen una serie de alimentos que aportan gran cantidad de hierro y serán de gran utilidad.

Debemos diferenciar dos tipos de alimentos:

– De origen vegetal

– De origen animal

El hierro presente en los alimentos de origen vegetal se absorbe peor que el de los alimentos de origen animal.

Los alimentos de origen animal más ricos en hierro son:

  1. Almejas: Las almejas aportan 24 mg de hierro por cada 100 grs de alimento.
  2. Morcilla: La morcilla es muy rica en hierro. Nos aporta 14 mg/100 gramos de alimento.
  3. Hígado: Los filetes de hígado tienen, en cada 100 gramos, 13 mg de hierro.
  4. Caracoles: 10,6 mg/100 gramos.
  5. Paté: 5,5 mg/100 gramos.
  6. Mejillones: 4,5 mg/100 gramos.
  7. Lomo embuchado: 3,7 mg/100 gramos.
  8. Sardinas en conserva: 3,2 mg/100 gramos.
  9. Carne roja: Un bistec de ternera aportará 3 mg/100 gramos.
  10. Pollo y pavo: 2 mg/100 gramos.
  11. Langostinos: 2 mg/100 gramos.
  12. Pulpo y calamares: 1,7 mg/100 gramos.

Y los alimentos más ricos en hierro de origen vegetal son:

  • Cereales integrales: 12 mg/100 gramos.
  • Soja: la soja es muy rica en hierro. 8 mg/100 gramos.
  • Pistachos: 7,3 mg/100 gramos.
  • Lentejas y garbanzos: Los dos por igual, 7,1 mg/100 gramos.
  • Judías (tanto blancas como pintas): 6,7 mg/100 gramos.
  • Pipas de girasol: 6,4 mg/100 gramos.
  • Guisantes: 5,3 mg/ 100 gramos.
  • Almendras: 4,2 mg/100 gramos.
  • Espinacas: 4,1 mg/100 gramos.
  • Acelgas: 3 mg/100 gramos.
  • Nueces: 2,8 mg/100 gramos.

Como veis hay muchos alimentos que conviene incluir en nuestra dieta si queremos prevenir o recuperarnos de una anemia.

Es cierto que se absorbe mejor el hierro presente en los alimentos de origen animal, pero si queremos mejorar la absorción del hierro de los alimentos de origen vegetal, deberemos tomarlos con algún alimento rico en vitamina C ya que esta vitamina favorece su absorción.