domingo. 14.07.2024

LIFEDERMucha gente piensa que la felicidad es difícil de conseguir, que hay que pasar por dificultades y sufrir hasta llegar a las metas deseadas. Es cuando alcanzan esos objetivos cuando creen que serán felices… o cuando se dan el permiso para serlo.

Esto se puede comparar con lo que ocurre en la película En busca de la Felicidad, basada en hechos reales. En su vida real Chris Gardner, el protagonista de la película, tuvo que pasar por varios obstáculos extremos:

  • Durmió con su hijo varias noches en baños y en otros lugares públicos.
  • Acudió a dormir a iglesias que daban alojamiento y comida a personas sin hogar.
  • Fue arrestado diez días por no poder pagar tickets de aparcamientos.
  • Donó sangre por dinero.

Finalmente Gardner pasa las pruebas de acceso para ser corredor de bolsa y obtiene un puesto en la firma Dean Witter. Es entonces cuando se supone que comienza su felicidad.

Lógicamente Gardner es un caso extremo, tú no tendrás que pasarlo tan mal ni mucho menos. Además, Gardner no tenía elección porque no tenía recursos económicos ni familiares. Pero muchas personas si tienen elección y eligen pasarlo mal –trabajando en exceso, sin salir, sin ver a la familia- para llegar a una meta que supuestamente le dará la felicidad.

Un par de dudas que surgen aquí es: ¿Es necesario pasar por malos momentos para llegar a la felicidad? ¿Realmente serás feliz cuando llegues a las metas que te has propuesto?

La respuesta a ambas preguntas es no. No tienes que pasarlo mal o esforzarte para ser feliz. Por otra parte, llegar a una meta que tanto deseas tampoco lo hará. Siempre pensarás en conseguir metas más altas y siempre habrá nuevos problemas que superar.

En realidad ser feliz es mucho más sencillo de lo que parece, siempre y cuando no cometas algunos errores frecuentes, como los que explico a continuación.

1. Estar en un trabajo que no te gusta

El estrés impide la nueva formación de neuronas e incluso las mata. Cualquier evento que te produzca estrés en el trabajo puede perjudicar tu salud: discusiones con compañeros o jefes, tensión, maltrato laboral, sentirte poco valorado...

Uno de los países que conoce bien este hecho es Japón; sus habitantes sufren tanto de estrés laboral que existe un término para las muertes causadas por trabajar demasiado: Karoshi.

Además, trabajar demasiado puede aumentar el riesgo de enfermedad coronaria.

2. No ahorrar

Aprender a ahorrar dinero es importante para tener un futuro seguro financieramente.

Según esta encuesta realizada a más de 1000 personas, el dinero si importa para ser feliz, pero no cuánto ganas, sino cuánto ahorras. Un 84% de las personas encuestadas admitían que ahorrar para días de necesidad les hacía sentirse seguros, en control de sus vidas y con una sensación general de bienestar.

Cuanto más ahorras, más probabilidades tienes de ser feliz. Una mayoría de ahorradores también comentó que ahorrar dinero para su cuenta de jubilación les hacía sentirse independientes y orgullosos de sí mismos.

3. Ser sedentario

Según este estudio ser sedentario es el responsable del 3,8% de todas las muertes en 54 países (unas 433.000 muertes al año).

Según estudios como este –con más de 240.000 personas de muestra- si ves demasiado tiempo la televisión tienes mayor riesgo de contraer enfermedades cardiovasculares o cáncer.

Y esto es independiente de si haces ejercicio físico. Es decir, si estas 10 horas al día sentado, tienes más probabilidades de contraer una enfermedad aunque hagas deporte.

Por tanto, no importa si practicas algún deporte o vas al gimnasio; es importante que reduzcas el tiempo que estás sentado.

4. Pasar mucho tiempo encerrado

Viajar o pasear en la naturaleza tiene amplios beneficios para la salud mental o física.

Para comenzar, está demostrado que tomar sol con moderación tiene varios beneficios: fomenta la producción de vitamina D (mejora el funcionamiento cerebral y fortalece los huesos), estimula la producción de serotonina y previene el cáncer de ovarios, linfoma de Hodgkin, páncreas y próstata.

Por otra parte, salir de excursión puede combatir la obesidad en adolescentes y mejorar la autoestima.

5. Evitar relaciones personales profundas

Seguramente has escuchado hablar de Okinawa, una isla japonesa con las personas más longevas del mundo.

Aunque la dieta de los okiwanenses influye –pescado, algas kombu, verduras, sojas, cereales integrales-, según varios estudios (como este o este), las relaciones familiares estrechas son una de las principales razones de la longevidad, a pesar de ser una de las regiones más pobres de Japón.

El humano es un ser social y sin conexiones la vida pierde gran parte de su sentido, hecho que se ha confirmado por varias investigaciones:

Las personas con estrechos lazos personales tienen menor riesgo de muerte y están más sanas, según un estudio que duró nueve años.

A  medida que envejecen, las personas que tienen relaciones personales profundas viven más tiempo según un estudio realizado en Australia durante diez años.

Las amistades pueden ayudar a combatir el cáncer, según un estudio que duró diecisiete años.

6. Dormir poco

Dormir bien es esencial para que seas feliz. La investigación ha demostrado que no dormir lo suficiente puede llevar a ser menos optimista y a tener más emociones negativas.

Además, dormir poco puede afectar al rendimiento laboral y académico.

7. Ser materialista

La razón por la que la gente materialista es menos feliz es que se centran en lo que quieren y no son agradecidos con lo que ya tienen.

Un estudio reciente encontró que la gente materialista siente menos gratitud, lo que está asociado a menores niveles de satisfacción con la vida.

Como dijo el filósofo Epicuro: “No eches a perder lo que tienes al desear lo que no tienes; recuerda que lo que ahora tienes fue una vez lo que deseabas tener”.

Siete errores comunes que te impiden ser feliz