domingo 17/10/21
La historia de Maxwell Maltz

Tres pasos para construir hábitos que mejoren tu calidad de vida

meditacion

“Somos lo que hacemos repetidamente. La excelencia entonces no es un acto, sino un hábito”. Sabias palabras de Aristóteles que recuerdan que el éxito no llega de la noche a la mañana. Son los hábitos y la disciplina lo que hace llegar de un punto A a un punto B.

De acuerdo a una investigación de la Universidad de Duke, los hábitos forman el 40% del comportamiento de las personas durante el día. Comprender cómo construir nuevos hábitos es esencial si quieres tener una buena salud, felicidad y una buena vida en general.

La historia de Maxwell Maltz

Maxwell Maltz era un cirujano plástico de los años 50 que comenzó a ver un patrón de comportamiento en sus pacientes.

Cuando hacía una operación -rinoplastia por ejemplo- observaba que a sus pacientes les llevaba unos 21 días acostumbrarse a su nueva cara. De forma similar, cuando a un paciente se le amputaba una pierna o brazo, veía que el paciente sentía un miembro fantasma durante 21 días antes de acostumbrarse.

En 1960 Maltz publicó estos pensamientos en su libro Psycho-Cybernetics, el cual vendió más de 30 millones de copias. Es entonces cuando comenzó el problema, ya que dicho libro influyó en otros autores y estos a millones de personas. La gente olvidó que Maltz dijo un “mínimo de 21 días”, no que en todos los casos se requieren 21 días.

¿Entonces cuánto se tarda en adquirir un nuevo hábito?

En un estudio publicado en la revista European Journal of Social Psychology, se examinaron los hábitos de 96 personas durante un periodo de 12 semanas. De media, se necesitaba más de dos meses antes de que un comportamiento se volvía automático. Además, la duración dependía del comportamiento, de la persona y de las circunstancias. En este estudio se necesitó de 18 a 254 días para formar el nuevo hábito.

Conocer este hecho es importante para que te crees unas expectativas adecuadas. No quiere decir que si en 21 días no has logrado adoptar un hábito hayas fracasado. A continuación te daré unas claves que te ayudarán si quieres adoptar nuevos comportamientos que beneficien a tu vida en general.

¿Cómo formar nuevos hábitos?

Todo hábito formado sigue un mismo patrón de 3 pasos:

  • Recordatorio: el desencadenante que inicia el comportamiento.
  • Rutina: la acción que se toma.
  • Recompensa: el beneficio que se obtiene al hacer el comportamiento.

Si las recompensas son positivas, querrás repetir la rutina de nuevo. Si son negativas no querrás repetirlas.

Por ejemplo: suena el teléfono (recordatorio), respondes (rutina) y averiguas quién es (recompensa o castigo). Si las llamadas que sueles recibir son positivas se afianzará el responder, si son negativas no responderás.

Si te basas en estos principios podrías usar los siguientes pasos para formar un nuevo hábito:

1- Establece un recordatorio para tu nuevo hábito

Motivarse o ejercitar el autocontrol no es la forma de comenzar un nuevo hábito. La motivación y el autocontrol bajan y suben constantemente en el ser humano.

Por eso crear un recordatorio es una parte muy importante para crear hábitos. Un buen recordatorio no requiere que estés motivado ni que recuerdes hacer el nuevo hábito.

Por ejemplo, si quieres comenzar a lavarte los dientes en todos los almuerzos, elige un recordatorio que ocurra cada día sin falta. En este caso puede ser lavar los platos o colocarlos en el lavaplatos. Ese es el recordatorio de que tendrás que lavarte los dientes.

2- Elige un hábito con el que es muy sencillo empezar

Puede que quieras ver grandes cambios en tu vida, pero no es la forma correcta de proceder. Los cambios duraderos son producto de hábitos diarios, no se producen de un día para otro.

Si quieres comenzar un nuevo hábito y tener una mejor vida, comienza poco a poco. Decide el nuevo hábito que quieres tener y pregúntate. ¿Cómo hago este comportamiento tan sencillo que no pueda evitarlo? En el caso de lavarse los dientes puede ser hacerlo durante 10 segundos.

3- Establece tu recompensa

Es muy importante tener recompensas. No vas a querer estar haciendo nuevos comportamientos que no te hacen sentirte bien.

Estas recompensas pueden ser simplemente autoafirmaciones positivas. Por ejemplo, si te has lavado los dientes puedes decir “buen trabajo, has progresado hoy”.

Conclusiones

Estos tres sencillos pasos te ayudarán a establecer nuevos hábitos en tu vida. Puede que necesites un tiempo para ponerte un buen recordatorio y encontrar las recompensas que quieres. Recuerda que no siempre se logra en 21 días.

Por otra parte, trabaja en hábitos que sean importantes para ti, no sigas los que los demás hacen. Si intentas crear un hábito que realmente no quieres, no funcionará y perderás el tiempo.

Tres pasos para construir hábitos que mejoren tu calidad de vida
Comentarios