#TEMP
miércoles. 10.08.2022

Xativa se merece un alcalde honrado

La ciudadanía tiene la oportunidad de cerrar el nefasto periodo de gobierno de Alfonso Rus. 

rus

Esta ciudad, la tierra de mi padre, esta siendo triste noticia por un alcalde descaradamente corrupto, Alfonso Rus, y por la tolerancia en las filas del PP con jóvenes militantes de extrema derecha

La vieja Xativa es una de las ciudades mas bellas del Mediterráneo español, a pesar de los desmanes urbanísticos que casi asfixian su casco antiguo y el evidente deterioro del mismo por la desidia de los gobiernos municipales del PP. Una ciudad con una larga y brillante historia, con un papel bien importante en la Edad Media y en el Renacimiento; con una tradición combativa y heroica en defensa de sus derechos en la sublevación de las Germanías frente al absolutismo de Carlos I o en la Guerra de Sucesión contra Felipe V.

Una ciudad repleta de músicos y pintores; cuna de personalidades con un toque singular,  desde los Papas Borja hasta el pintor José Ribera “El Españoleto”, el dirigente agermanado “El Encubierto”, el inventor de la taquigrafía española Francisco Marti, el diputado de  las Cortes de Cádiz Lorenzo Villanueva, los brillantes académicos José Antonio Maravall y Darío Maravall y por supuesto el magnifico cantante Raimon.

Pues bien, esta ciudad, la tierra de mi padre, esta siendo triste noticia por un alcalde descaradamente corrupto, Alfonso Rus, y por la tolerancia en las filas del PP con jóvenes militantes de extrema derecha.

En mi adolescencia cuando pasaba las vacaciones en Xativa, se hizo famosa una tienda, popularmente conocida como “El Rus”, una especie de “todo a cien” de productos textiles. A diferencia de otras muchas señoras de la época, mi madre nunca la frecuentó, porque decía que vendía cosas de muy mal gusto y que el dueño era más bien grosero; en cualquier caso hizo dinero.

No volví a oír hablar de esa familia, hasta que uno de los hijos, Alfonso Rus, en 1995 desplazó a los socialistas  en el ayuntamiento, algo que a la izquierda de Xativa les pareció inaudito, dado el perfil del personaje, que además nunca se ha molestado en disimular sus opiniones y modales. Algunos errores habría cometido el anterior equipo progresista para ser derrotado.

xativa

Al cabo de un tiempo, siendo Director General del IMSERSO, me llamó Alfonso Rus, muy halagador, para invitarme a una cena en Madrid junto con lo que él consideraba personalidades de Xativa o vinculadas de alguna manera a la ciudad. Antes de aceptar, lo consulté a mis familiares socialistas de allí y me dijeron que fuera.

A la cena en un asador del Madrid de los Austrias acudimos unas diez o doce personas. El alcalde se empeñó en vendernos el relanzamiento político, cultural, industrial, mediático, etc. de Xativa que el Ayuntamiento quería hacer y pidió nuestra colaboración, si bien en ese momento no concretó nada. A la salida nos propuso repetir este encuentro todos los años. Fue el primero y el último.

Meses después me volvió a llamar por teléfono, pidiendo la colaboración en un proyecto de Universidad de Verano que quería crear en Xativa, dirigida principalmente a alumnos latinoamericanos  y en la que el IMSERSO se encargaría de financiar cursos en materia de discapacidad, envejecimiento e inmigración (que eran sus competencias institucionales en aquel tiempo). Le dije que me parecía muy interesante la propuesta, que desde luego era viable nuestra colaboración  y que me mandara un documento con un mayor desarrollo del proyecto para concretar el convenio de colaboración. Mandó tres folios genéricos. Le solicitamos lógicamente más detalles y hasta ahora.

Pasado un cierto tiempo, me volvió a llamar pidiendo la inclusión de Xativa en los Planes de accesibilidad urbanística integral, que cofinanciaba el IMSERSO con la ayuda de la Fundación ONCE. Me comprometí a hacerlo, aunque tuve que forzar bastante la opinión de mi equipo y sobre todo de los directivos de la ONCE, porque el proyecto estaba poco elaborado. Aun y así lo metí a capón y efectivamente su cumplimiento por el Ayuntamiento fue deficiente, como muy bien se encargaron de restregarme los de la ONCE.

Fueron tres ejemplos del modelo de gestión del Alcalde Alfonso Rus.

Después se han ido conociendo otros aspectos de carácter mafioso, tan tremendos que el propio PP lo ha tenido que alejar de sus filas.

Lo terrible del caso es que al igual que Francisco Camps, que Carlos Fabra o que Rita Barbera, elección tras elección Alfonso Rus volvía a ganar a la izquierda. ¿Cómo era esto posible? les preguntaba elección tras elección a mis familiares, amigos y compañeros valencianos y no había respuesta convincente, posiblemente porque la izquierda o la parte gobernante de la misma, tampoco se había lucido mucho cuando había estado en el poder.

Como muy bien me recordó un día Raimon, yo soy de una conocida  familia burguesa. Mi abuelo José María fue Alcalde de Xativa durante la monarquía de Alfonso XIII con los conservadores, no debió lucrarse porque al final de sus días había tenido que vender gran parte del patrimonio de sus padres y de los padres de mi abuela Elisa. Mi tío Manuel Casesnoves Soler, hoy en proceso de beatificación junto con su mujer mí tía Adela,  fue primer teniente alcalde en la inmediata posguerra y tuvo una conducta humanitaria con las familias de los vencidos, unánimemente reconocida y nada frecuente en aquellos días. Mi tío Eugenio Blasco fue alcalde del Movimiento en los años 60 y aunque la izquierda de Xativa lógicamente no le quería nada, realizó notables mejoras de las condiciones de vida de los barrios obreros. Por fin, mi primo Manuel Casesnoves Soldevila, luchador antifranquista y socialista, fue el primer alcalde democrático en 1979 y cuando terminó su mandato se retiró voluntariamente y volvió a trabajar en su farmacia hasta prácticamente el día en que murió con 80 años. Ninguno se hizo rico aprovechando el cargo público. Digo todo esto, porque en la política de Xativa ha habido y hay mucha gente honrada, de la izquierda o de la derecha. 

Ahora la ciudadanía de Xativa tiene la oportunidad de cerrar el nefasto periodo de gobierno de Alfonso Rus. Espero que ello sea posible y Xativa vuelva a salir en los medios por su renacimiento político, social, cultural y por tener un gobierno local honrado, transparente, cercano y eficaz.

Xativa se merece un alcalde honrado
Comentarios