viernes 22.11.2019
PROCESO DE CONVERGENCIA EN GALICIA

La visita de Garzón marca la agenda política hacia una “Marea Galega” para las elecciones generales

Intensa visita a Galicia del candidato de IU a la presidencia del Gobierno para reforzar la estrategia política de unidad popular y convergencia de Esquerda Unida y del PCG.

La visita de Garzón marca la agenda política hacia una “Marea Galega” para las elecciones generales

El candidato de IU a la Presidencia del Gobierno, Alberto Garzón, atravesó Galicia en tres jornadas de intenso trabajo político, visitando las principales ciudades gallegas, excepto Lugo, conociendo los resultados de las “mareas” que gobiernan ciudades y de las que han irrumpido con fuerza en los concellos, además de reforzar la estrategia política de unidad popular y convergencia de Esquerda Unida y del PCG.

Encuentro con la Marea Atlántica que gobierna A Coruña

Después de pasar el viernes 19 con Ferrol en Común y con su alcalde, Jorge Suárez, atendiendo a simpatizantes curiosos por conocer las claves de la estrategia de unidad popular ante las futuras elecciones generales, la jornada del sábado aún dio más de sí. A primera hora, Garzón mantuvo un encuentro con varios miembros del gobierno local de A Coruña pertenecientes a la Marea Atlántica, como Silvia Cameán, Xiao Varela y Rocío Fraga, pero en el que no pudo estar el alcalde, Xulio Ferreiro, por encontrarse en Viana do Castelo en la reunión del Eixo Atlántico.

En las posteriores declaraciones a los medios se pudo constatar el gran nivel de coincidencia existente en apoyo de que lo pueda ser una “Marea Gallega” para las elecciones generales siga el mismo patrón de protagonismo ciudadano y no de partidos seguido por la Marea Atlántica. Así, Alberto Garzón manifestó que “estamos ante una circunstancia histórica, que es la oportunidad de cara a las generales de noviembre” y de poder afrontarlas “aprendiendo de excelentes experiencias como la de la Marea Atlántica”, además de abordar dificultades como la negativa de Pablo Iglesias a converger con otras fuerzas en torno a una candidatura única, apostando por "limar" y "salvar" las "diferencias" con Podemos desde el "diálogo", permitiendo avanzar hacia acuerdos de entendimiento ampliamente demandados por la ciudadanía y por las bases de los partidos que apuestan por un nuevo proceso constituyente. “Nos encontramos ante un dilema, que las fuerzas de transformación social vayamos fragmentadas y siga gobernando el Partido Popular o si hacemos un acuerdo programático de mínimos y con protagonismo ciudadano”, añadió Garzón, además de sumarse a la “filosofía de las Mareas” en las que “los partidos de forma generosa y con enorme inteligencia política han estado ayudando desde atrás”.

Intervención en el acto del Ateneo Republicano de Galicia

La siguiente cita fue en un céntrico auditorio coruñés, repleto con más de 400 personas, en el que Alberto Garzón iba a ser el protagonista de un acto organizado por el Ateneo Republicano. En su amplia intervención, Garzón señaló la existencia de muchas “razones económicas” para forzar cambios en la Unión Europea para que “el poder financiero hegemónico deje de masacrar a la gente de abajo”.

El candidato de IU a la Presidencia del Gobierno adelantó "el fracaso" de las "fuerzas de transformación social" aunque se consigan 50 de los 350 diputados del Congreso. "Permiten mantener estructuras, tener diputados y dinero suficiente para hacer cosas, pero no permiten cambiar la sociedad", afirmó Garzón, para quien la solución pasa por “hacer las políticas de otra forma y eso solo lo pueden hacer actores que no sean el Partido Popular y el Partido Socialista".

Fiesta del Partido Comunista de Galicia

En su intervención en la principal cita anual del PCG, Garzón insistió en su idea de apuesta por "un proyecto de unidad popular donde cada uno pueda decir que es de IU, de Podemos, de Compromís, de Equo, del Partido Comunista o de Anova, que huya del sectarismo y se centre en construir una alternativa de gobierno".

Para ello, el candidato de IU solicita "generosidad y altura de miras "y no perder el tiempo en el debate jurídico o de siglas. Apeló a la superación de las incipientes dificultades ante la importancia del objetivo de alcanzar la candidatura de unidad popular, ya que en su opinión, de nada servirá que “IU mantenga su grupo propio en el Congreso y Podemos obtenga un buen resultado, entre un 20 y un 30% de la representación. Pero con eso no conseguimos nada.

Garzón identificó "al enemigo común: el capitalismo" para señalar que "en noviembre está en juego la consolidación del neoliberalismo o la construcción de una alternativa que brinde una nueva forma de vida y devuelva el poder a la ciudadanía", y rematar que está "deseando que el pueblo gallego construya su Marea de la forma que crea conveniente para revertir el actual proceso de regresión social".

Garzón no intervino sólo en la Fiesta del PCG, y así, la viceportavoz parlamentaria de Alternativa Galega de Esquerda (AGE) y coordinadora de Esquerda Unida de Galicia, Yolanda Díaz, apostó con claridad por "la unidad popular, que no es una suma de siglas, es algo mucho más potente que se construye desde abajo. El debate no debe ser si al proyecto le llamamos Podemos-IU o IU-Podemos. Lo que necesitamos es un nuevo sujeto político sin egos que se ponga al lado de la clase obrera" asegurando querer unas primarias “entre Alberto Garzón y Pablo Iglesias. Sin complejos”.

Acto con Martiño Noriega en Santiago de Compostela

Después de su intervención en la Fiesta del PCG, Garzón mantuvo un encuentro con la Marea de Pontevedra, y de la misma manera se reunió ya en la mañana del domingo 21 con representante de Ourense en Común.

Poco después fue recibido en Santiago de Compostela por Martiño Noriega, que encabezó la candidatura de Compostela Aberta, que con 10 concelleiros ganó las pasadas elecciones frente a los 9 concelleiros del PP. Ambos protagonizaron un acto celebrado en una abarrotada terraza del Centro Galego de Arte Contemporáneo (CGAC) ante varios centenares de personas, en el que la intervención de Garzón sirvió para enfatizar la necesidad de que se constituya una “marea gallega”, sobre lo que no tiene  “ninguna duda” de que va a ser  posible, ya que fue en Galicia “donde ya en el año 2012 AGE puso de manifiesto que había espacios de diálogo, que había espacios de encuentro entre fuerzas nacionalistas y fuerzas federalistas”, además de señalar a Xosé Manuel Beiras como representante del pueblo gallego que a andaluces como él les hace sentirse  “representado en sus ideas de transformar la sociedad y ponerla al servicio de la gente corriente”. Garzón apeló a una  "política de altura que se hace desde las ideas, no desde las marcas", para rematar sobre la actitud de algunos dirigentes de Podemos que "están repitiendo en año y medio todos los errores que cometió Izquierda Unida en su historia".

Por su parte, Martiño Noriega identificó a Compostela Aberta como "lugar de encuentro" para la unión de tradiciones partidarias de la izquierda federal y de la izquierda nacionalista, además de personas provenientes de movimientos sociales y ciudadanía individual. Noriega coincidió con Garzón en “demandar unidad popular y respeto por la gente, con o sin adscripción partidaria”, y afirmó no sentirse aludidos desde Compostela Aberta por las críticas dirigidas contra la dirección de Podemos por el sector crítico de ese partido en Galicia, que también apoya la formación de una candidatura de unidad popular para las generales.

La visita de Garzón marca la agenda política hacia una “Marea Galega” para las...
Comentarios