viernes. 21.06.2024
sanchez-hernandez

Un desayuno informativo con la secretaria general del PSOE de Madrid, Sara Hernández, ha servido para escenificar la imagen de unidad de los socialistas madrileños después de meses rumiando la crisis interna por el cese de Tomás Gómez y tras las últimas divergencias surgidas a raíz de los fichajes hechos por Pedro Sánchez para la candidatura por Madrid a las elecciones generales.

Presentada por el propio Pedro Sánchez en un desayuno informativo organizado por Forum Europa, Hernández ha reivindicado la labor de su partido tanto en la Comunidad de Madrid como en el Ayuntamiento y ha subrayado que "todos" los socialistas madrileños tienen como objetivo común ganar las elecciones del 20 de diciembre. Lo ha hecho tras ser preguntada por los críticos y por la ausencia de los mismos en el acto, entre ellos Antonio Miguel Carmona, quien fue sustituido por Purificación Causapié como portavoz socialista en el consistorio madrileño. Hernández ha tirado de ironía al señalar que “faltan muchos. Somos 15.000…”.

Sin embargo, también han sido muchos los que han querido acompañar a la también alcaldesa de Getafe. Al desayuno ha asistido buena parte de la cúpula del PSOE como César Luena, Meritxel Batet, Antonio Hernando, además de los dirigentes madrileños Ángel Gabilondo, Puri Causapié y Rafael Simancas. Tampoco han faltado otros destacados socialistas como Trinidad Jiménez, Elena Salgado, Jesús Caldera o Enrique Barón, además de diputados y concejales.

Pero si alguna presencia ha resultado más llamativa ha sido la de la exdiputada de UPyD Irene Lozano y la de la excomandante del Ejército Zaida Cantera que acompañarán a Pedro Sánchez en la candidatura por Madrid a las elecciones del 20 de diciembre.

Otra de las cuestiones que se le ha planteado a Hernández es la posibilidad de que el PSOE entre el gobierno de Manuela Carmena. Sobre ello, la secretaria general del PSOE de Madrid, ha asegurado que los socialistas madrileños están "analizando permanentemente" la posibilidad de entrar en el Ejecutivo junto a Ahora Madrid, una decisión que se tomará en función de las "circunstancias" y no de "una fecha en el calendario" o "una mera estrategia política" sino de "los intereses de los vecinos de Madrid", ha dicho.

El que no ha querido entrar en el debate ha sido Gabilondo que, a preguntas de los periodistas al finalizar el acto, ha afirmado que el PSOE no está haciendo "triquiñuelas" para entrar en el Gobierno de la Comunidad ni en el Ayuntamiento de la capital. "Eso no se está planteando ahora", ha dicho, tras insistir en que por lo que están preocupados los socialistas es por los problemas de los ciudadanos.

Los cierto es que, de puertas para dentro, se ve más que factible dicha posibilidad, aunque no se hablará de ello hasta que pasen las elecciones. En el PSOE de Madrid se muestran convencidos de que mejorarán sus resultados con respecto a lo obtenido en las pasadas elecciones autonómicas y municipales, unos resultados de los que Hernández se ha jactado al recordar que los socialistas ostentan 44 alcaldías de la Comunidad de Madrid.

La campaña que realizará el PSOE de Madrid será más austera que en otras ocasiones, de ahí que el trabajo se hará más intenso a pie de calle, en el cara a cara. El equipo de Sánchez no quiere hablar de momento de posibles pactos poselectorales a la espera de la cita con las urnas, sobre todo con respecto a Podemos, pero tienen claro que el PSOE “está en disposición de llegar acuerdos, también con Ciudadanos”, señala un dirigente. “El PSOE está proactivo a diferencia del PP que no le quiere nadie, es un mal vecino”, subraya.

Sara Hernández da por zanjadas las divergencias y la crisis interna del PSOE de Madrid