viernes 18/9/20
LA INCLUSIóN EN LAS LISTAS DEL EXJEMAD DESCOLOCA AL PSOE

Pedro Sánchez, obligado a repensar su política de Defensa tras el último fichaje estrella de Podemos

Ciertas voces socialistas critican la actitud “prejuiciosa y poco solvente” del líder del PSOE y le comparan con la "política de gestos" llevada a cabo por Zapatero en materia de Defensa.

Pedro Sánchez, obligado a repensar su política de Defensa tras el último fichaje estrella de Podemos

Dirigentes socialistas critican el fichaje de Zaida Cantero pero ven a Irene Lozano como un activo

Los fichajes de la comandante Zaida Cantera por el PSOE y del general Julio Rodríguez por Podemos han provocado que la política de Defensa entre de lleno en la precampaña electoral de las elecciones del 20D reformulando incluso algunos aspectos de los programas electorales. Partidarios y detractores de ambos fichajes han elevado el tono del debate en el seno de ambas formaciones, sobre una institución, el Ejército, que siempre ha mantenido una relación un tanto ambigua con la izquierda en general.

Lejos de criticar o no la incorporación del que fuera jefe del Estado Mayor de la Defensa bajo el mandato de la ministra Carme Chacón a la candidatura de Podemos, algunos dirigentes socialistas han recibido con estupefacción este fichaje ya que habían intuido su posible incorporación al PSOE sobre todo tras la inclusión de Zaida Cantera. Un dirigente en la etapa de Zapatero alaba la figura de Julio Rodríguez como hombre de izquierdas pero critica su gestión como JEMAD apuntando a ciertos hándicaps como posible ministro de Defensa tal y como ha anunciado el propio Pablo Iglesias en caso de poder conformar gobierno tras las elecciones. “Una cosa es ser un buen profesional, y lo es, y otra bien distinta es gestionar una responsabilidad que tiene importantes desafíos para los que se requieren capacidades y habilidades muy especiales que, a diferencia de Félix Sanz (el que fuera su predecesor en el cargo), no tiene: receptividad, capacidad de liderazgo, conocimiento del mundo, etc., asegura.

Del planteamiento se deduce la crítica entre líneas de la elección que en su momento hizo Zapatero y en general de la “ambigüedad” con la que el PSOE viene abordando su política de Defensa en los últimos años. Otro dirigente de esa etapa llega a comparar al actual secretario general del partido, Pedro Sánchez, con Zapatero, calificando su relación con Defensa de “prejuiciosa y poco solvente”, y recordando que llegó a decir en sus primeros tiempos que había que suprimir el Ministerio: “Al igual que Zapatero, busca epatar con gestos que sin embargo no dicen nada, cuando la Defensa es una política esencial, básica, primaria”, señala.

En la filas del PSOE son conscientes de la relación de amor-odio que ha tenido el partido con todo lo que tenga que ver con el Ejército. Algunas fuentes aseguran que los militares reconocen que han sido los gobiernos socialistas los que más se han ocupado de ellos como colectivo y de su papel en España y en el mundo, “los ministros que más añoran han sido socialistas”, se jactan, al tiempo que lamentan que la militancia socialista “haya vivido de espaldas a esa realidad ignorando su extrema importancia en el mantenimiento de nuestra seguridad y soberanía, así como en el papel que con su trabajo cumple España en el orden internacional y en la importancia de la base tecnológica e industrial asociada a la Defensa". Por ello, algunas voces han empezado a reivindicar un poco más de atención en este campo, sobre todo en lo que se refiere al programa electoral para las elecciones generales, para que se aborde desde una perspectiva dual y moderna (“lo civil y lo militar”) e incorporando algunas menciones que vinculen la Defensa con la economía y la tecnología.

Sobre la incorporación de Zaida Cantera (las bases de Podemos ya tantearon su incorporación a las listas de la formación morada, según ha podido saber este periódico), las mismas fuentes señalan que causó “gran malestar” entre los militares al no entender qué aporta al proyecto socialista, porque “una cosa es defender una causa justa (la de Zaida) y otra hacer bandera de la causa”, señalan en referencia al acoso sexual sufrido por la ya excomandante. 

Bien diferente es la opinión sobre la incorporación de Irene Lozano (exdiputada de UPyD) a la que alaban por su trabajo parlamentario intentando “controlar al ministro Morenés y a sus intereses” y añaden: “Al menos tiene talla, es solvente y está bien asesorada. Aunque haya sentado mal su incorporación se trata de un activo”.

Pedro Sánchez, obligado a repensar su política de Defensa tras el último fichaje...
Comentarios