sábado 16.11.2019
CRITICA LA “CAóTICA POLíTICA DE CONVERGENCIA”

El partido de Llamazares achaca la derrota de IU a la "irresponsabilidad" de algunos dirigentes federales

Izquierda Abierta arremete contra dirigentes que han apoyado públicamente candidaturas de convergencia frente a las listas oficiales de IU.

Luis Gacía Montero junto a Rauel López y Gaspar Llamazares. (Foto: Prudencio Morales)
Luis Gacía Montero junto a Rauel López y Gaspar Llamazares. (Foto: Prudencio Morales)

La candidatura a la Comunidad de Madrid estaba encabezada por dos miembros de Izquierda Abierta: Luis García Montero y Montse Muñoz

Izquierda Abierta identifica como principales causantes de la debacle electoral autonómica de IU “la nefasta política de comunicación, la caótica política de convergencia y la irresponsabilidad manifiesta, y hasta el último día, de dirigentes y referentes federales que, actuando sin ningún pudor ni prudencia a través de redes sociales y otros cauces de difusión hoy masivos, incidían en cuestiones internas o deslegitimaban candidaturas de IU, aquí y allá, por cuestiones de índole meramente orgánicas”.  

En un comunicado, el partido integrado en IU y liderado por Gaspar Llamazares y Montse Muñoz, anuncia que pedirá responsabilidades en IU por los malos resultados autonómicos en las que IU pasó de tener 35 diputados en ocho parlamentos regionales a ocupar sólo 9 escaños en cuatro cámaras autonómicas.

IzAb se congratula por los buenos resultados que IU ha obtenido en las municipales en porcentaje de votos, concejales, alcaldías y gobiernos locales en los que conseguirá participar IU, pero muestra su "preocupación" por la lectura que se hace de los resultados autonómicos y en determinadas áreas urbanas de gran población, porque "revelan un fracaso evidente de determinadas líneas estratégicas del trabajo político de IU, tanto en los a nivel de las federaciones, que deberán también revisar esa labor, como a nivel federal”. 

CRÍTICAS A DIRIGENTES FEDERALES

Sobre las críticas a algunos dirigentes federales, sin dar nombres, IzAb asegura que “a pesar de que públicamente las candidaturas de unidad popular han sido vinculadas a otros partidos (de manera justa o injusta), y a pesar de que en ellos el papel esencial de Izquierda Unida ha sido completamente desdibujado (por los motivos que sea), se han empeñado en enaltecerlas y contraponerlas a otras (en Madrid, Extremadura, etc.), en las que IU sí participaba, sin ni siquiera apelar al tan salomónico silencio”.

Aunque no lo cita expresamente, el caso más evidente es el del Ayuntamiento de Madrid, donde IU Federal acabó optando por no respaldar oficialmente ninguna candidatura ante la división de sus militantes entre la lista oficial presentada por la dirección regional, encabezada por Raquel López, y la candidatura de Ahora Madrid de Manuela Carmena.

Durante la campaña, el coordinador federal de IU, Cayo Lara, participó en actos junto a Raquel López, que finalmente se quedó sin representación en el Ayuntamiento. Mientras, el candidato a la Presidencia del Gobierno, Alberto Garzón, celebró durante la noche electoral el resultado de Ahora Madrid y felicitó por él a sus dirigentes.

“¿Creen esos dirigentes que su apoyo aquí y allá, sin coherencia ni criterio, de manera caprichosa según procesos o territorios, y con una importante presencia en medios, no ha generado ruido negativo sobre IU y no ha fomentado una sensación de caos, insolvencia y desunión, que ha repercutido en los resultados de Valencia, Murcia, Madrid y Extremadura?”, se pregunta la formación.

En este sentido, afirma que Izquierda Abierta “no puede confiar en dirigentes que apoyan otros proyectos, utilizan las estructuras federales al antojo y capricho de sus cuitas internas e intereses, y no respetan a la totalidad de compañeros que forman la organización”.  Y continúa diciendo que “claro que nos afecta a todos el festival de incoherencias políticas y la inconsistencia del mensaje social de referentes que continuamente hablan de lo interno, porque ayudan a disolver la imagen, fortaleza y autonomía de IU, en cada calle, de cada localidad, de cada Comunidad”.         

Precisamente, la candidatura a la Comunidad de Madrid, que se ha quedado fuera de la Asamblea regional con un 4,14 por ciento de los votos, estaba encabezada por dos miembros de Izquierda Abierta: Luis García Montero y Montse Muñoz.

PEDIRÁ EXPLICACIONES A LA DIRECCIÓN DE IU

Izquierda Abierta cree que “la incompetencia, los errores o la utilización malintencionada de la estructura federal de Izquierda Unida” en las últimas elecciones autonómicas y municipales, “han sido claves” para explicar la pérdida de los grupos autonómicos en Valencia, Murcia, Extremadura y Madrid, y explica cómo se ha pasado de 35 a 9 diputados autonómicos (5 de ellos de Asturias), por lo que, independientemente de las explicaciones, reflexiones y responsabilidades que se tomen en cada federación, IzAb las exigirá en el marco federal.

Precisamente Asturias, donde Llamazares encabezaba la candidatura, es la única autonomía en la que IU ha conseguido mantener los resultados de hace cuatro años y revalidar los cinco diputados con los que contaba en el Parlamento autonómico.

El partido de Llamazares recuerda que, desde su fundación, hace ahora dos años y medio, “ha estado presente y ha apostado de manera rotunda por los procesos de convergencia; las herramientas de democracia participativa; la unidad de la izquierda en frentes amplios; y la apertura de los partidos a la sociedad para conseguir aglutinar una mayoría social y política frente a la derecha”. Por ello, defiende modelos como el de ‘Barcelona En Comú’ o ‘Zaragoza en Común’: “coaliciones amplias, de consenso, participadas con herramientas democráticas y en las que la confluencia, no sólo política, sino social, han sido posibles sin vetos y sin nadie, ni ninguna organización, excluida o maltratada por su tradición y sentimentalidad de izquierdas, tan diversa, rica y plural”.

Otro punto importante a destacar, a juicio de IzAb, como causante de la pérdida de esos cuatro grupos autonómicos, es la “utilización sectaria de los medios federales de comunicación, sus redes sociales y el diseño de la agenda mediática y de campaña, en la que candidatos y candidatas no afines a determinados grupúsculos de poder orgánico, han sido ignorados, no han sido visitados, ni tenidos en cuenta, a pesar de significar, caso de la Comunidad de Madrid, la mayor pérdida de poder de IU en toda la historia democrática del país, o de permitir, con esa pérdida, la prolongación del poder de la derecha en tal Comunidad”.       

“¿Personas que representan, o que viven, de la estructura federal de Izquierda Unida, pueden, alegre y públicamente actuar de forma sectaria, sesgada, caprichosa y arbitraria, desde herramientas y medios que pertenecen a la organización en su conjunto, y no a ningún sector?”, se pregunta.       

Para resolver esta cuestión Izquierda Abierta apela a la militancia y las asambleas de base de IU, ya que considera que existe "un espacio fuerte de izquierda alternativa, amable, actual, amplio y vivo en España, y que es ahora más necesario que nunca".

El partido de Llamazares achaca la derrota de IU a la "irresponsabilidad" de algunos...
Comentarios