lunes 10/8/20
GALICIA | ALCALDABLE EN SANTIAGO DE COMPOSTELA

Socialistas y nacionalistas no dificultarán la investidura de Martiño Noriega

Juan Martínez García | A pocos días de que se constituyan los plenos de los concellos se despejan las dudas sobre la conformación de gobiernos locales donde las candidaturas de "unidade popular galega" van a poder presidirlos, alcanzando la alcaldía, como en el caso de Compostela Aberta.

Martiño Noriega, candidato de Compostela Aberta. (Imágenes Flickr)
Martiño Noriega, candidato de Compostela Aberta. (Imágenes Flickr)

Las pasadas elecciones locales en Santiago de Compostela depararon la victoria en votos y en concelleieros y concelleiras de Compostela Aberta, cuyo candidato, Martiño Noriega, viene de ser alcalde en las dos últimas legislaturas de Teo, una localidad muy próxima a la ciudad compostelana. Compostela Aberta, como la Marea Atlántica, Ferrol en Común y otras candidaturas son fruto de la convergencia de fuerzas políticas, como Esquerda Unida y Anova, además de colectivos y movimientos sociales, y personas que a nivel individual han contribuido a componer unas fórmulas electorales con las que han acertado en su objetivo de movilizar electoralmente a la ciudadanía más crítica con las políticas de recortes públicos y la corrupción estructural de muchas instituciones y concellos. De esta manera han conseguido derrotar al Partido Popular, al que señalan como responsable de ambas situaciones.

Especialmente significativa es la situación de Santiago de Compostela, ya que en estos cuatro años ha tenido 3 alcaldes del PP. Los dos primeros tuvieron que dimitir por distintos casos de corrupción y fraude que se resolvieron con sentencias judiciales condenatorias. Se da la circunstancia de que el tercer alcalde, Agustín Rodríguez, tuvo que dejar de ser conselleiro del Gobierno de la Xunta de Galicia y hacerse cargo de la alcaldía siendo el último nombre de la candidatura que el PP presentó en Santiago en las elecciones del 2011. Pero no queda ahí la cosa, ya que tuvo que designar concelleiros no electos para componer el gobierno local al no quedar siquiera uno de los que iban en la candidatura que no estuviera imputado o condenado por distintos motivos de corrupción, en una interpretación de la normativa electoral que sólo recientemente autorizó la Junta Electoral Central.

Esa situación sirvió de palanca para que el proceso de elección de la candidatura de Compostela Aberta, mediante primarias abiertas a la ciudadanía identificada con el proyecto, fuera uno de los que más participación concitó en Galicia, con cerca de 1.500 votantes. También la elaboración del programa electoral fue un elemento clave del éxito de Compostela Aberta, logrando implicar en esa labor al tejido social y ciudadano compostelano más movilizado.

La figura de Martiño Noriega como candidato a alcalde también ha sido determinante, al gozar de muy buena opinión del electorado al que se dirigían. Su etapa como alcalde de Teo, muy bien valorada tanto dentro como fuera, y su posición como colider de Anova, junto con Xosé Manuel Beiras, personalidad clave en el nacionalismo de izquierdas gallego, pero sobre todo en el éxito electoral de Alternativa Galega de Esquerda en las elecciones gallegas de 2012, cimentaron la parte que le corresponde al candidato del éxito de Compostela Aberta.

Compostela-Aberta2

Si bien la trayectoria conjunta de Noriega y Beiras no ha sido sencilla, abandonando un BNG que insistía en cerrarse a cualquier tipo de convergencia estratégica y creando en muy poco tiempo una nueva fuerza política, Anova, desarrollando estrategias de nueva política desde el nacionalismo de izquierdas. Como joven fuerza politica ya tienen experiencia en buenos resultados, como los de AGE, y en situaciones de crisis, como la escisión del colectivo Cerna, que recelaba de converger con fuerzas que no fueran nacionalistas a pesar del éxito de AGE, en la que convergieron con Esquerda Unida además de Equo y Espazo Ecosocialista.

La campaña electoral también fue muy acertada, centrada en seguir una estrategia de apertura a la ciudadanía, en lugar de responder a los ataques que desde el PP, especialmente, pero también desde PSdeG y desde el BNG, recibían. Intentaron hacer parecer a Noriega como un "paracaidista" desde Teo, cada fuerza por distintas razones, y lo que consiguieron fue "hacerle la campaña" permitiéndole ocupar la centralidad de las alternativas en defensa del bien común, contra los recortes y la corrupción, que al final era lo que la mayoría de la gente demandaba.

La noche electoral fue especialmente dulce para Compostela Aberta, porque no sólo obtuvieron un magnifico resultado (10 concelleiros y concelleiras)  sino que fueron la fuerza más votada, arrebatando al PP la mayoría absoluta conseguida cuatro años antes, perdiendo 4 de los 13 concelleiros. Este resultado permitió a Compostela Aberta iniciar un proceso de contactos con las otras fuerzas de izquierda con representación, PSdeG y BNG, con la intención de recabar su apoyo para la investidura de un gobierno compuesto sólo por Compostela Aberta.

Socialistas y nacionalistas no dificultarán la investidura de Noriega

Después de digerir unos pésimos resultados en los que perdieron casi la mitad de sus votantes de 2011 (5 y 1 concelleiros menos, respectivamente), socialistas y nacionalistas saben que sólo pueden apoyar a Noriega y los suyos (que necesitan 3 votos más de los 10 que ya tienen en el pleno), ya que cualquier situación que permitiera seguir gobernando al PP podría ser un suicido de cara al futuro electoral de ambas fuerzas en las próximas elecciones generales y gallegas. Y así, socialistas y nacionalistas están asegurando que no dificultarán la investidura de Noriega, cumpliendo con el mandato de la ciudadanía de "desalojar al PP" del gobierno local.

Sólo desde el PSdeG, con 4 concelleiros, han dejado claro que no van a optar a poder participar de un gobierno en coalición, siendo su lugar el hacer una oposición rigurosa que vele por la recuperación de las políticas públicas perdidas con el PP según manifestó su candidato, Francisco Reyes. Y desde el BNG, con 2 concelleiros, aún no descartan ninguna posibilidad sobre participar en gobierno de coalición , y así lo manifestó Goretti Sanmartín, concelleira electa y responsable de Política Municipal del BNG.

En cualquier caso, no parece muy probable que se de un gobierno en coalición, cuando ya está garantizado el apoyo a la investidura para Compostela Aberta.y en ese sentido, desde la candidatura vencedora ya están señalando las líneas estratégicas de su futuro gobierno, así como las posibles responsabilidades de sus miembros. El desarrollo estratégico de la ciudad, la transparencia y la participación ciudadana, las políticas sociales y de sostenibilidad seguro que estarán muy presentes en la acción de gobierno.

Socialistas y nacionalistas no dificultarán la investidura de Martiño Noriega
Comentarios