miércoles 21/10/20
CIERRE DE CAMPAÑA DEL PSOE EN MADRID

Gabilondo ofrece solvencia y capacidad de "aglutinar mayorías"

“No es por tener más poder, ni más renombre, ni para salir en la televisión, es que si no lo hacemos, seguiremos en la comunidad más rica de España y en la más desigual. Y es eso insoportable. No lo soporto”, arenga el candidato socialista a la presidencia de la Comunidad de Madrid,

“Tenemos que decir sí a un proceso de transformación profunda de Madrid. Quiero cambiar el gobierno de Madrid, a voto limpio”. Con estas palabras, el candidato socialista a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo, terminaba su campaña en el mitin celebrado en el Parque de Berlín. “No me gusta lo que pasa en Sanidad, en Educación, en políticas sociales, y tengo la obligación de ganar”.

Arropado por más de 4.000 asistentes que varias veces interrumpieron su discurso para corear “presidente, presidente”, Gabilondo convocó a todas las personas que compartan su descontento “a que con toda dignidad no sólo cambiemos el gobierno sino que cambiemos las políticas y la forma de gobernar, hay que gobernar de otra manera, con respeto”.

Además de citar a Séneca para recordar que al final del día “uno tiene que poder decir que ha vivido”, recordó un relato de Kant para describir la situación de supuesta recuperación que vivimos: “Un médico consolaba a su enfermo todos los días con la pronta curación. El enfermo recibió la visita de un amigo que le preguntó cómo se encontraba: Me estoy muriendo de mejoría. Este maravilloso texto de Kant está en todos nuestros ciudadanos, que no pueden más de mejoría”, ironizó Gabilondo. Una deuda que ha pasado de 15.000 a 24.000 millones de euros en cuatro años, 600.000 parados y un 22% de los niños en riesgo de pobreza forman parte de esa “recuperación a la que le cuesta entrar en todas las casas”.

El candidato socialista no quiere ganar por ganar, “es para hacer algo, para cambiar algo, y también porque si no nos ponemos nosotros, siguen ellos”. “Con esos datos, puede decirse que la eficiencia de los que gobiernan es, al menos, discutible”, añadió Gabilondo, “no me gusta lo que pasa en sanidad, en educación, en políticas sociales, y tengo la obligación de ganar, de merecer la confianza y de aglutinar una mayoría de progreso para ganar Madrid”.

A su juicio, no basta con ganar, hay que gobernar “porque Gobernar es muy distinto que ganar: hay que tener solvencia, capacidad de consensuar, de acordar. Les pido esa confianza”.

Ángel Gabilondo ha invitado a la acción, a votar, “porque si ustedes no votan, irán otros. Si tienen dudas, y hay debate a quién votar en casa, yo conozco casas donde van todos juntos a votar a la misma hora, y a votar lo mismo. Mientras tanto, nosotros en debate, cerrados por reflexión. Les pido que voten”.

Abrió el mitin la candidata a la Alcaldía de Cercedilla, Isabel Pérez, que dio paso al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. Después, el candidato a la Alcaldía de Madrid, Antonio Miguel Carmona, terminó su intervención sacando a Gabilondo al atril. A él se refirió Gabilondo: “Hemos hecho campañas diferentes, pero compartimos valores y convicciones que nos hacen luchar por un mismo objetivo”.

Esos valores tienen su origen en la revolución francesa, “libertad, igualdad y fraternidad, palabras muy viejas por si a alguno le parece que solidaridad es una palabra ya muy usada, y  traigo esto por una razón: porque es necesario un nuevo contrato de ciudadanía en torno a los valores ilustrados”.

“No es por tener más poder, ni más renombre, ni para salir en la televisión, es que si no lo hacemos, seguiremos en la comunidad más rica de España y en la más desigual. Y es eso insoportable. No lo soporto”, ha concluido Gabilondo.

Gabilondo ofrece solvencia y capacidad de "aglutinar mayorías"
Comentarios