sábado 25/9/21

Espejismos y realidades: las consecuencias políticas del retorno del ‘anguitismo’

Javier Cobo | Cada vez que retorna el anguitismo, las purgas vuelven, la derrota de la derecha se torna imposible, dinamitan los espacios de unidad y la mayoría social trabajadora pierde.

La Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), se constituye este sábado 19 de septiembre. Es la entidad que agrupa al municipalismo a nivel estatal y la interlocutora con las demás administraciones por lo que visibiliza en el ágora pública el resultado real de las elecciones municipales.

Como es conocido, se configura a partir del número de alcaldías/concejalías que obtuvo cada formación en las elecciones municipales del 24 de mayo. La Junta Directiva tiene 25 miembros. El resultado de las elecciones locales del 24 de mayo dará 14 plazas al PSOE y 11 al PP.

La noticia da cuenta de que el PSOE podría ceder hasta 3 puestos a otras fuerzas políticas (como IU o CDC) sobre la base del respaldo a una resolución para derogar la reforma de la administración local que impuso el PP y anuncia que pretende un municipalismo reivindicativo y no únicamente un espacio de encuentro institucional.

Algunas reflexiones:

1º.- "Podemos" no pintará nada en la FEMP ya que acudió disgregado en "agrupaciones de electores", "partidos instrumentales" y listas de diferente configuración política en cada sitio. Según Pablo Iglesias lo importante eran exclusivamente las generales y el 'prestigio' de su "marca" no se podía desgastar en las municipales. 

Osea que los intereses de la ciudadanía (cuyas rentas y derechos se disputan también de manera importante en cada Ayuntamiento) se subordinaron al interés electoral podemita de acudir virginales a las generales.

2º.- ¿Dónde está la "derrota del bipartidismo" que -según algunos propagandistas- se produjo el 24-M?

3º.- Si PP y PSOE configuran juntos un "régimen" y son las dos caras de una misma moneda y exactamente iguales entre sí (el “bipartito” es la resurrección del anguitismo y su teoría de las “dos orillas”), ¿cómo es que el PSOE pide que se deroge la LRSAL -que constriñe el gasto social y las competencias y servicios municipales y somete a las entidades locales a una lógica extrema de financiarización y privatización- y está dispuesto a que haya pluralidad en la Junta Directiva sobre ese acuerdo político y el PP se opone?

¿Cómo es que el PSOE -a pesar de estar dominado por su ala social/liberal- tiene un sindicato de clase afín que ha participado en todas las huelgas generales que se han convocado en los últimos años? ¿No será que, desde el punto de vista de las clases sociales y su conflicto, el PSOE y el PP son algo diferentes?

3º.-  Las pocas "alcaldías del cambio" (aunque de mucho peso demográfico y visibilidad mediática por ser algunas grandes ciudades), ¿no serán un espejismo donde mezclan churras con merinas en un "totum revolutum" y que cuando se abandona el campo de la propaganda y se desciende a los detalles concretos de la realidad local son experiencias muy diversas y distintas entre sí en cada sitio? , ¿no será que "Podemos" trata de sacar rédito de ellas tras su desastrosa estrategia electoral el 24-M?, ¿cuál es la presencia de "Podemos" en entidades supramunicipales de la importancia de las diputaciones provinciales?, ¿no se ha fijado nadie en que la gran victoria electoral del PSOE en 1982 sólo fue posible tras la victoria municipal PSOE/PCE/otras izquierdas de 1979?

4º.- ¿No se ha fijado nadie en que si Manuela Carmena es alcaldesa de Madrid es porque el PSOE votó su investidura ya que en caso contrario gobernaría el PP?. ¿Nadie se ha fijado en que en la Comunidad de Madrid las dos únicas localidades en que las llamadas “candidaturas de unidad popular” situadas a la izquierda del PSOE fueron las listas más votadas en Ciempozuelos y Rivas-Vaciamadrid [aunque en este último caso, el nombre de CUP no responde a la realidad], es decir, únicamente aquellas en las que Izquierda Unida de la Comunidad de Madrid reconoció como propias a esas candidaturas o aquellas que Izquierda Unida de Madrid encabezó (como en los casos de Casarrubuelos, Cercedilla o Corpa)?, ¿no se ha fijado nadie en que la victoria de Ada Colau en Barcelona se produjo sobre una enorme fragmentación del voto (7 formaciones obtuvieron representación municipal) y que sólo tiene 11 concejales de 41?

5º.- Si, como dicen quienes nos expulsaron a 5.000 militantes y 160 concejales de IUCM de Izquierda Unida, era una medida necesaria porque somos un instrumento del Partido Popular.

¿Cómo explican entonces que en todos y cada uno de los Ayuntamientos donde las concejalías obtenidas por Izquierda Unida de la Comunidad de Madrid eran decisivas para desalojar al PP de las alcaldías, sumamos nuestros votos a los de otras izquierdas e incluso a otras candidaturas locales que impidiesen su continuidad?

¿Puede aportar alguien el nombre de una sola localidad de la Comunidad de Madrid en donde IUCM haya apoyado al PP?,  ¿cómo no reconocen la evidencia empírica de que en los plenos municipales de investidura celebrados el pasado 13 de junio IUCM ha sido decisiva para desalojar al PP de las alcaldías que obtuvo en 2011 en docenas de Ayuntamientos madrileños (Alcalá,Getafe,Leganés, Móstoles...)?.¿Nadie se ha fijado en que la única localidad importante donde gobierna el PP en minoría por falta de acuerdo entre las demás fuerzas de izquierdas locales es Parla y que si no se produjo el pacto  fue por culpa del Podemos de allí y no de IUCM que estaba dispuesta a sumarse?

6º.- ¿No será que la purga contra IUCM -tras una campaña infame que nos presentó como una organización mafiosa y corrupta (en la que no faltó el ideólogo habitual de Anguita, Manolo Monereo, inventor del demoníaco “Partido Bankia”)-  esconde una operación de gran calado político, en la que determinados poderes económicos y mediáticos (los mismos que jaleaban y utilizaban al “honrado” Anguita contra el gobierno del PSOE y le han resucitado oportunamente ahora) pretenden que, en España, como ocurrió en Italia (donde existía el mayor Partido Comunista de Europa occidental) desaparezca definitivamente la izquierda transformadora de las instituciones y sólo queden en el mapa político de la izquierda por un lado el ciudadanismo progresista y por otro el social-liberalismo (ambos a la disputa de un espacio electoral del centro-izquierda)?

7º.- ¿No será que por la trascendencia política y mediática y el peso político de Madrid hay sectores de los poderes económico/mediáticos que quieren conseguir que la clase trabajadora organizada carezca de interlocutores en la política cercanos a sus intereses? ¿Y que, providencialmente para ellos, coincide con la ceguera y la ambición de un núcleo reducido de dirigentes del PCE y de la Juventud Comunista que, tras hacerse con el control total del aparato de IU merced a golpes de mano como la expulsión colectiva de la militancia de Madrid, quieren colocarse en las listas electorales de “Podemos” a cualquier precio (y uno de ellos es demostrar al sanedrín que dirige el podemismo que son de confianza porque están dispuestos a todo para que les admitan allí, incluso a sacrificar a la propia organización de IU en Madrid) para intentar jugar el papel que jugaban en IU a la que ya dan por amortizada y fracasada?. ¿Y no será que por esa concurrencia de intereses se promociona constantemente en los mass media a determinados líderes y se ignoran y se orillan otras posiciones que existen en este debate?

COBO

A modo de recordatorio final, traigo a colación el “twitter” que hizo público en su cuenta Javier López, un militante conocido, querido y prestigioso de IUCM, que fue –nada más y nada menos- secretario general de Comisiones Obreras de Madrid y en el que anuncia que no se reafiliará a la ‘nueva’ Izquierda Unida porque él ya era militante y le dio el carnet Cayo Lara en un acto público junto a otros sindicalistas muy relevantes.

La prueba del algodón de que cada vez que retorna el anguitismo, (que desprecia e ignora a los sindicatos de clase) las purgas vuelven, la derrota de la derecha se torna imposible, se dinamitan los espacios de unidad y la mayoría social trabajadora pierde.


Javier Cobo | Miembro de la Presidencia de IUCM

Espejismos y realidades: las consecuencias políticas del retorno del ‘anguitismo’
Comentarios