miércoles 11.12.2019
EL REGLAMENTO CONTEMPLA DOS VÍAS PARA PODER CREAR GRUPO

El Congreso tendrá un mes para conformar los grupos parlamentarios

Hay dos opciones: sumar 15 diputados o al menos cinco escaños más el 5% de votos estatales o el 15% en las circunscripciones donde concurran.

grupos-slider

Los partidos contarán con cinco días hábiles desde la constitución de las Cortes (13 de enero) para crear sus grupos parlamentarios en el Congreso y en el Senado. Este trámite se prevé complicado esta legislatura debido a la voluntad de varias candidaturas territoriales de tener voz propia en el Congreso y el freno que pueden encontrar en los requisitos exigidos, lo que hace que la Mesa de la Cámara sea la que vaya a tener la última palabra.

El Reglamento del Congreso contempla dos vías para poder crear un grupo parlamentario. La más directa es obtener al menos 15 escaños en las elecciones. La segunda vía, donde la Mesa del Congreso tiene cierto margen de interpretación, requiere reunir al menos cinco diputados y además el 5% de los votos a nivel nacional o bien un 15% en aquellas circunscripciones en las que se presentó candidatura.

Estas condiciones garantizan que los dos partidos mayoritarios puedan constituirse en grupo, ya que a priori superarán los 15 escaños. Tampoco parece que puedan tener problemas, en principio, los partidos emergentes, Ciudadanos y Podemos, según lo que pronostican las encuestas. Pero además se da la circunstancia de que Podemos se presenta mediante coaliciones con otros partidos en Galicia, Cataluña y la Comunidad Valenciana, en dos de ellas también con IU. El objetivo de estas candidaturas es constituirse como grupo parlamentario propio, lo que en caso de ser posible podría dar la circunstancia de que Podemos contara con diputados en hasta cuatro grupos parlamentarios diferentes.

Sin embargo, las encuestas señalan como difícil que estas coaliciones cumplan con todos los requisitos que marca el Reglamento y quedarían en manos de la flexibilidad o no de la Mesa del Congreso. En caso de no poder constituirse como grupos propios, queda la incógnita sobre el futuro de los diputados de esas coaliciones, que podrían sumarse a otro grupo ya formado o quedarse en el Mixto. Se da la circunstancia de que no todos ellos pertenecen a Podemos, por lo que, por ejemplo IU, ya ha descartado tajantemente durante la campaña la opción de que aquellos que pertenecen a sus siglas se sumen al grupo parlamentario de Pablo Iglesias.

Precisamente, el futuro parlamentario de IU está también en el aire en función de los resultados que consiga en las urnas. En la pasada legislatura, la coalición de la Izquierda Plural formada por IU, ICV y CHA concurrió a las elecciones y, tras sumar 11 escaños, se constituyó como grupo parlamentario. Pero ahora la candidatura que encabeza Alberto Garzón, en la coalición de Unidad Popular, a tenor de las encuestas, puede no reunir los requisitos para constituirse como tal, por lo que podría tener que recurrir a otras vías.

En cuanto a la antigua CiU, que en 2011 no tuvo problema para crear grupo al sumar 16 diputados, ahora está en el aire que Democracia i Libertad, la nueva coalición de Convergéncia (CDC), tenga su propia formación parlamentaria sin Unió.

Por su parte, el PNV tradicionalmente ha cumplido esos requisitos, al superar el 15% en todas las circunscripciones vascas. No le ocurrió lo mismo a Amaiur en 2011, cuando pese a haber logrado más diputados la marca de Bildu no llegó a ese 15% en Navarra y la Mesa del Congreso, con mayoría absoluta del PP, no quiso mostrar flexibilidad alguna y sus diputados acabaron en el Grupo Mixto.

En el mismo caso se encontró ERC en 2004, cuando logró 8 diputados pero no llegó al 15% de los votos en Barcelona ni Valencia, donde también había presentado listas. Pero en su caso, la Mesa de la Cámara dio por buena la formación de grupo. El PP, no obstante, protestó ante el Tribunal Constitucional, que resolvió que la Mesa tiene margen para interpretar el reglamento.

Otra vía para intentar formar grupo si no se cuenta con los cinco escaños que se requieren es recurrir a préstamos de diputados de otros grupos. En anteriores legislaturas, Coalición Canaria (CC) logró formar grupo con menos de cinco escaños gracias al trasvase puntual de diputados de UPN, un año, o del PSOE, en otra ocasión.

En las elecciones de 2011, UPyD tenía cinco diputados pero no alcanzaba el 5% del voto estatal, por lo que tuvo sumar a Foro Asturias y superar ese umbral. Y en 2008, IU-ICV y ERC no lograban juntos formar grupo por no alcanzar ese 5% y tuvieron que recurrir al BNG para poder constituirse. Una vez formado el grupo parlamentario, los diputados que habían ayudado a la tarea lo abandonaban con destino al Grupo Mixto.

Ese Grupo Mixto es donde recalan todos los partidos que no se han adscrito a un grupo propio. En la pasada legislatura ha llegado a estar formado por 18 diputados de nueve partidos distintos (Amaiur, ERC, BNG, CC, NC, Compromís, Foro Asturias, UPN y Geroa Bai).

Comentarios