OCIO | VOLCANES, CALDERAS, FUMAROLAS.

Un recorrido por la Terceira (Azores) volcánica

Terceira es, al igual que el resto de las islas que forman el archipiélago de las Azores, de origen volcánico. Como tal, presenta una rica y vasta geodiversidad y un importante patrimonio geológico. Volcanes, calderas, fumarolas y grutas que se convierten en atractivo turístico y en protagonistas de impresionantes rutas de senderismo.

Paisaje de Terceira junto a un volcán.
Paisaje de Terceira junto a un volcán.

El origen volcánico de Terceira se puede constatar además de en los numerosos acantilados que enmarcan su costa, en el interior de la isla, empezando por la Serra de Santa Bárbara, donde se encuentra el pico más alto, un cono volcánico de 1.023 metros de altura encima de una meseta, también volcánica.

Viajando unos kilómetros hacia el interior, encontramos grandes llanuras de pastos que contrastan con las áridas tierras volcánicas, picos, lagos y cráteres extintos. Y siguiendo por la carretera se llega a la Gruta do Natal, una de las tres visitables de la isla. Con el casco como medida de seguridad imprescindible, se puede recorrer parte del tubo de lava de casi 700 metros de longitud y observar las diferentes estructuras geológicas: corrientes de diferentes tipos de lavas, estafilitos y pequeños volcanes laterales. Un recorrido didáctico que concluye con una exposición fotográfica.

De camino a la siguiente gruta visitable de la isla están las Furnas do Enxofre, unas fumarolas de sulfuro localizadas casi en el centro geográfico de la isla a 600 metros por encima del nivel del mar. Cuanto más temprano se visite, más místico resulta el espectáculo de las fumarolas despidiendo vapor rodeadas de terrenos rojizos que contrastan con el intenso verde de los musgos y la vegetación. Seguir leyendo en Eco-Viajes.com