#TEMP
miércoles 25/5/22

Zelaya pisa suelo hondureño

Las Manos, el puesto fronterizo entre Nicaragua y Honduras, ha sido finalmente el lugar elegido por el depuesto presidente para entrar ea su país, al que ha llegado rodeado de medios de comunicación y bajo cánticos de "viva Honduras".

Micheletti sella la frontera
El ejército de Honduras ha cerrado la frontera con Nicaragua para evitar la entrada de Manuel Zelaya y de sus cientos de partidarios, que se concentran en la ciudad de El Paraíso, a 10 kilómetros de la frontera.
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 24.7.2009

A su llegada a terreno fronterizo, Zelaya ha asegurado que su país vive bajo "un régimen represivo" y está en "estado de sitio", algo que "no se puede permitir". Además, el presidente depuesto ha dicho que no teme a los golpistas y ha asegurado que sus seguidores, que ha sido detenido en El Paraiso, a unos 15 kilómetros, "llegará hasta la frontera, porque el toque de queda es nulo, es un toque de queda de un gobierno ilegal".

En este sentido, Zelaya ha indicado que va a esperar en la frontera la llegada de su familia y de los cientos de seguidores porque tiene "tiempo". "A mi ya me dieron un golpe de Estado, ahora tengo tiempo para hacer las cosas con moderación".

En la frontera común, Zelaya ha mantenido conversaciones por teléfono celular con diversas personalidades internacionales y medios de comunicación. En persona, ha dialogado con la canciller Patricia Rodas y ha estrechado su mano con uno de los militares golpistas.

Por otra parte, la Agencia Bolivariana de Noticias (ABN), de Venezuela, asegura que dos personas han resultado heridas de bala este viernes en la localidad hondureña de El Paraíso. Manuel Arquímides Rodríguez habría sido herido en un hombro y Moisés Rivas en una oreja, ambos por presuntos disparos de miembros del Ejército de Honduras.

Horas antes de su llegada, en la localidad nicaragüense de Yalagüina, Zelaya anunció que disponía de medios aéreos y terrestres para entrar "inmediatamente" en su país "con banderas blancas de la paz".

El presidente depuesto declaró en una rueda de prensa ofrecida en un cruce de carretera de esa localidad del norte de Nicaragua que tiene varias opciones para regresar a su país. "Yo puedo ahora acercarme a las Manos, pero también me puedo dirigir a El Espino o Guasaule, pero en estos momentos me voy a dirigir a Las Manos (puestos fronterizos nicaragüenses)", ha afirmado Zelaya.

Ha manifestado que en Yalagüina, situado a 20 kilómetros del puesto fronterizo de Las Manos, está organizando el programa de su retorno a Honduras, pero ha denunciado que los militares de su país "están reprimiendo (a sus seguidores) que viajan a las fronteras con Honduras, El Salvador y Guatemala".

"Tenemos la opción de entrar por cualquiera de estos puestos fronterizos como Las Manos, y ni el ejército ni la policía deben restringir la libre circulación del pueblo hondureño que avanza hacia sectores fronterizos", pidió Zelaya. "Tenemos el derecho y deber moral de llegar hoy a Honduras y tengo diferentes aparatos aéreos y terrestres para entrar por cualquier de esas fronteras", ha añadido.

Mientras Zelaya ofrecía su rueda de prensa, varias personalidades, entre ellas los presidentes de Uruguay y Brasil, le llamaron por teléfono para expresarle apoyo para que sea restituido en su cargo. El destituido gobernante volvió a pedir a sus seguidores que no se rindan ante la represión, y a los soldados los llamó a que usen los fusiles para defender al pueblo y no contra él.

"Atiendan mis instrucciones porque sigo siendo el comandante en jefe del ejército", ha insistido Zelaya.

NUEVO TOQUE DE QUEDA

"Son unos bárbaros, son unos tiranos, pero estamos dispuestos a sentar un precedente para que este golpe no se repita", ha respondido Zelaya cuando le preguntaron qué opinaba de la orden de ampliar el toque de queda.

El nuevo Gobierno de Honduras ha puesto en vigor este viernes un nuevo toque de queda a partir de las 12.00 hora local (20.00 horas en España) en sus fronteras con Nicaragua y El Salvador ante la eventual llegada del depuesto presidente.

"No tengo temor (a ese toque de queda) porque el pueblo podrá pasar hacia la frontera ya que el pueblo tiene derecho a la insurrección", insistió Zelaya. "Si me están escuchando en Honduras por algún medio, ya que hay censura, les digo a todos que lo que hace el gobierno de facto es nulo y pueden llegar a la frontera", agregó Zelaya.

Zelaya pisa suelo hondureño
Comentarios